La transformación

Ante las nuevas experiencias que con seguridad todos estamos viviendo, muchas personas hayan despertado en sí las virtudes de la solidaridad y la compasión. Y sienten de forma intuitiva, que esta crisis colectiva, puede ser la causa que de pie a la transformación que todos necesitamos para mejorar nuestra calidad de vida.

Como terapeuta de esencias florales y también conocedora, a través del REIKI, sobre los chakras, estoy experimentando con curiosidad cómo encajan y se re-colocan las energías de las flores con las energías de los centros energéticos.

En estos momentos de cambios, se han elevado las vibraciones de nuestros chakras y también están cambiando de color. O al menos, debemos ayudarles a desbloquearse y subir de frecuencia.

Es tiempo de purificación.– Muchas sensaciones y sentimientos de irritabilidad, nerviosismo, congoja, miedos, etc., están emergiendo en nosotros sin aparente razón, y es que nuestros centros energéticos están moviendo o intentando mover energías y emociones que puede que hasta ahora teníamos bloqueadas.

Ahora, en la Conciencia del quinto nivel/dimensión, el centro energético SACRO pasa a ser de color violeta y es el que nos ayudará a la TRANSFORMACIÓN que se requiere en estos momentos.

¿Por qué el Sacro? El centro energético Sacro se encarga de proveernos del entusiasmo por la vida. Es el chakra de la creatividad. Y ahora se va a encargar de hacer la transformación en nosotros tanto de creencias como de hábitos, ideas… El color violeta deshará nuestras rigideces, nos ayudará a abandonar pensamientos y actitudes negativas y limitantes.

Viendo las flores de color violeta, en el sistema de FLORES DE BACH, tenemos dos muy significativas. que ayudan contra la rigidez mental y emocional.

VERBAIN, contra la rigidez dinámica (la exageración, la urgencia de hacer las cosas ya).

WATER VIOLET, contra la rigidez pasiva, que nos lleva al aislamiento.

Saldremos reforzados de este tiempo de retiro y aislamiento obligado. Habremos tenido la oportunidad de conocernos más a nosotros mismos, valorando y descubriendo nuestros talentos así como también dándonos cuenta de nuestras flaquezas y zonas en nosotros que podemos mejorar.

Las esencias florales son grandes portadoras energéticas que deshacen bloqueos emocionales, e impulsan y estimulan a la Conciencia en su expansión.

Quitémonos primero las rigideces mentales y emocionales para poder hacer la transformación de manera fácil y fluida.

¡Tenemos ayudas si anhelamos seguir avanzando en nuestra evolución!

La dimensión espiritual

Cada uno reacciona según su frecuencia vibratoria de Amor que está ligada a nuestra pureza de Conciencia. Ahora tenemos la oportunidad de saber en qué medida ponemos en práctica lo que en teoría sabemos sobre la tolerancia, la templanza y la solidaridad. Se nos está brindando la posibilidad de CAMBIO que todos estábamos hablando. Para ello tenemos que soltar todo lo inútil.

Sufrir el miedo es una forma de atraer la enfermedad. Llamar “encierro” a lo que tendríamos que vivir como un “retiro”. Experimentar como una “pesadilla” la posibilidad de recuperar la sensatez ante una vida desenfrenada y de sobre esfuerzo. Todo ello son síntomas de descontrol mental que se traduce en ansiedad y pánico.

¿Acaso no tenemos que prepararnos para nuestra siguiente etapa evolutiva? … Tendríamos ya que estar listos … yo llevo más de diez años dando un curso de “Entrenamiento para la Nueva Conciencia”. No era casualidad sino intuición. Nos estaban mandando señales de cómo prepararnos para los cambios que debían suceder. Y ahora ya estamos metidos de lleno, de forma global, en una crisis que nos desborda porque, como niños pequeños, tenemos miedo y no sabemos cómo gestionarla -en nosotros- y perdemos el tiempo echando culpas a los demás.

Entrar en la quietud de la Conciencia podría ser el estado ideal en estos momentos en los que todos los sistemas se tambalean. ¡Fuera todos los sistemas corruptos y caducos! Pero comencemos por nosotros mismos a hacer limpieza.

Reposemos y reflexionemos en nuestras casas. Para entrar en la calma hemos de soltar la neurótica necesidad de hacer. No nos dejemos absorber por la ansiedad, aprendamos a calmar la mente.

Conectemos con nuestro Yo Superior y tendremos la sabiduría y guía necesaria. ¿Cómo conectar con nuestro Yo Superior? A través de la respiración consciente y rítmica.

Estos días de retiro y calma, volvamos a recuperar la INOCENCIA de nuestro Ser, la sencillez, la naturalidad espontanea. La confianza en el Amor Absoluto Universal al que llamamos Dios.

Oleadas de Luz

seres y mundoParece como que hubiese más maldad en la Tierra, sin embargo lo que pasa es que hay más Luz para verla y hacernos conscientes de ella y combatirla desde la Paz en nosotros.

No perdamos la fe ni la esperanza, aunque padezcamos los síntomas del declive de unos sistemas corruptos que son insostenibles y que haremos desaparecer desde el trabajo interior individual. ¡Toda una revolución!

Las crisis empujan al cambio y si nos sostenemos firmes en el Amor y la Verdad, estos ajustes, nos traerán una nueva Conciencia que nos hará renacer para crear un mundo mejor.

Purificamos el ego personal y hacemos expandir la Luz. Conectamos con nuestro Ser Superior para recuperar nuestra Inocencia e integridad.

Démosle sentido a la vida personal y se hará solidariamente colectiva. Nos convertimos en “co-creadores” cuando el personaje muere a la Luz de la percepción infinita del Ser divino que también somos.

La Madre Tierra

corazon rojo y amarilloLa Madre Tierra sufre en sus entrañas tanto o más que los humanos en su superficie.
Nuestro alejamiento del Espíritu creador y la degradación que ese alejamiento de nuestra esencia nos ha ocasionado, ella lo sufre.
En ella repercute nuestra falta de respeto y mesura. 
Nuestro egoísmo y codicia, la han herido en lo más profundo.
Nuestra irresponsabilidad, nuestras guerras, nuestra soberbia e ignorancia, todo eso han desestabilizado grandemente la Naturaleza que nos rige.
Son momentos de grandes crisis.
La Madre Tierra nos sacude a ver si reaccionamos ya.
No se trata de ningún castigo divino, tenemos el mundo que hemos creado.
No es momento de lamentos, es momento de despertar y actuar desde el corazón.

Las Leyes y Principios Universales

mujer,mar y pajaroA veces se gestiona la vida desde una perspectiva tan errónea que, cuando uno se topa con las consecuencias -que ha producido la inconsciencia y el egoísmo-, uno no sabe cómo afrontarlas. Ignorar las Leyes Universales inevitablemente tiene desagradables y dolorosos  resultados.
La vida está basada y regida por siete Leyes y Principios Universales, que  nos brindan una enseñanza primordial si queremos vivir en armonía con la Naturaleza y  sentirnos parte del Todo:
1) Reconocer y experimentar que el Universo es Inteligencia Pura.
2) Tomar consciencia del Sistema de Correspondencia; “como es arriba es abajo”.
3)  Somos Energía. Actuamos acorde a una Vibración y Frecuencia.
4) Todo tiene dos polos. Vivimos en el mundo de la Dualidad y la Polaridad.
5)  Todo tiene un Ritmo y una compensación. No poner resistencia al fluir de la vida.
6)  Causa y Efecto.  Lo que siembras es lo que recoges.
7)  Encontrar el equilibrio entre la  Energía Masculina y Femenina que está en todos.
Si queremos avanzar, salir de crisis y enfermedades, tenemos que cambiar la vibración e ir hacia niveles superiores. Tenemos que desbloquear y sanar energías emocionales.
Entender que somos energía y que nuestros pensamientos y actitud nos afecta en todos los aspectos de nuestra existencia. Cada pensamiento tiene una frecuencia y vibración, tengamos pues pensamientos positivos, amorosos.
En primer lugar, deshacernos de toda rabia, resentimiento, frustración, miedos, … Y comenzar a AMARNOS A NOSOTROS MISMOS.
Sólo a través del Amor Puro, del Perdón, de la Aceptación, es que podremos sanar nuestro pasado y lograr atraer la Felicidad y la Paz interior que todos deseamos.
.

Está en nuestras manos

manos el mapa mundiNuestras vidas están en crisis. Nuestras sociedades y nuestro planeta están en crisis. Nos hemos ido fragmentando de tal manera que ya nos resulta difícil saber quiénes somos y qué estamos haciendo aquí. Muchos se sienten confundidos y asustados en este despertar a una realidad incierta donde el Mal se ha posicionado con fuerza y nos envía señales continuas de peligro y miedo generalizado para mantener sumidos en la mezquindad codiciosa e individualista a ese por ciento de humanidad que todavía no ha despertado.

Tenemos la sensación que todo se ha ido degradando en nuestra sociedad y en nuestro planeta. No nos sentimos satisfechos con nosotros mismos y estamos tomando conciencia de esa necesidad de modificar nuestra percepción de la Realidad. Bendita crisis pues, si nos trae el resurgir de nuestro corazón espiritual.

 

Así y todo, los que vamos despertando, nos resistimos a los cambios, todavía estando amordazados y a la vez acomodados a una mente racional capaz de encontrar justificaciones para lo injustificable. Y todo ello por no querer VER  y aceptar nuestra realidad de sentirnos incapaces de luchar contra esas fuerzas negativas de miedos e inseguridades que nos condicionan e inmovilizan.

Pero este es el momento de hacer cambios de forma individual y colectiva. Somos impulsados -desde nuestro interior- a transformar nuestras vidas haciendo que emerja todo nuestro potencial y capacidades. Tomemos como un desafío los obstáculos que se nos presentan y no nos rindamos.

Es nuestra Conciencia quien nos pide acción para que corrijamos y mejoremos nuestra visión de nosotros mismos y de la vida. Para que nos hagamos responsables de nuestra felicidad desde el sentimiento del Amor universal. Sintiéndonos parte creadora del Bien común.

 

Alma y Espíritu

ser completo

Para entender la diferencia entre Alma y Espíritu, podríamos decir que los sentimientos y las emociones revisten el alma que vibra al nivel del corazón. Pero el alma a su vez, cubre al espíritu  -nuestra esencia- que contiene el código sagrado de nuestro Ser eterno  y  está conectado con la Conciencia Suprema.

El espíritu es nuestra esencia, que es eterna, por lo tanto está libre de dolor y  sufrimiento. No se ve afectada por nada del “yo-personaje”. El espíritu nutre  nuestra energía vital con la energía del Universo; es el que mantiene el vínculo de conexión con el Ser Primordial y Absoluto.

La Conciencia es la puerta de entrada para conectar con el Espíritu.

Él guarda todo lo que por la memoria no puede ser recordado. Él sabe todo lo que por la razón no puede ser sabido.

Los conflictos y crisis que padece el ser humano no son más que la falta de adaptación que tiene el alma, cuando es débil, y se siente comprimida entre las exigencias de la Mente-Razón y la nostalgia de lo espiritual -aunque también la crisis se forma por la resistencia a abandonar lo conocido de su individualidad y trascender hacia la vivencia de unidad- .

La evolución del alma es el fruto de la capacidad que tiene el ser humano  para desarrollar lo que nos hace uno con la Naturaleza. Y desarrollar la percepción para sentirnos uno con el Todo.

Para todos  los que  anhelamos conectar con el alma y el espíritu, tenemos que profundizar en nosotros y hacernos  realmente conscientes de quiénes somos y qué sentido tiene nuestra vida. Para ello tenemos que llevar la mente más allá de toda  lógica.

No fallar

niño entre muñecosBajo la presión de no fallar. Bajo el tremendo peso del sentimiento de culpa. Bajo la voz interna que te recuerda que “tienes la OBLIGACIÓN Y EL DEBER de hacer esto y aquello. Bajo las etiquetas, bajo las creencias, bajo las leyes y los titulares, bajo las medallas y las cruces, bajo la amenaza de los infiernos y de  oír machaconamente  “¡te lo advertí!” …

Debajo de toda esa carga y gravedad, vivimos crispados, angustiados, algunos hasta atormentados, muchos maniatados bajo todas estas creencias  impuestas y manipulaciones conscientes e inconscientes. Bajo el desamor, pasando inadvertido entre peluches amigos.

Las personas que vienen a mi consultorio  de Sanación energética llegan bloqueados emocionalmente. Cuanto más tiempo demores en solucionar todo eso que te impide ser tu mismo; expresarte, relacionarte, ser tu mismo, etc. más difícil se hace luego desenmarañar todos esos cables de sentimientos y emociones que te han creado tantos miedos y limitaciones.

Una muchacha joven tiene problemas desde niña para relacionarse con los demás, es muy tímida y tiene baja autoestima. Este problema  ha ido a más hasta el punto de no querer salir de casa y sentirse amenazada por los demás. Padece crisis de ansiedad y el médico de cabecera la ha derivado al psiquiatra y le ha puesto una etiqueta “trastorno límite de personalidad”. Inteligentemente ella ha buscado una forma alternativa y natural para solucionar su problema.

Estamos trabajando en ello y hace grandes avances pero, qué pasa, su entorno más cercano es muy hostil. Ella está gorda y su padre se lo recuerda de forma sarcástica e hiriente “No te sientes en mi sillón que lo vas a desfondar”. Y su madre otro tanto “para qué vas a ir a clases de inglés si no sabes expresarte ni en español” …

No debemos fallar a nuestros mayores.  No decepcionar a nuestras personas queridas. ¡Qué tremendo y angustioso es el desamor y la falta de compasión! ¡Qué horror ser pisoteados por el egoísmo y la crueldad de los demás! Esos comentarios te hacen desaparecer, te anulan. ¿Arreglará eso unas pastillas, algún fármaco?

Cuando hoy, desde la Medicina del Alma y las medicinas naturales energéticas, decimos con total convicción de que sólo el Amor es la mejor de las medicinas no estamos exagerando.

 

Sumisos y dependientes

hombres fuerza voluntadHemos delegado nuestra vida enteramente y nos hemos convertido en seres frágiles y dependientes. Tenemos que recuperar a nuestro Ser, nuestra autenticidad, nuestra originalidad, nuestra dignidad y nuestra vida. 

Hoy en día se ha hecho evidente que nos tenemos que cuestionar todos los sistemas que nos rigen pues desde el primero al último nos están llevando a la desgracia personal y colectiva planetaria. El fracaso de esta humanidad viene de la codicia de los que se han hecho con el Poder y que impunemente han corrompido  y asfixiado el más mínimo impulso humanitario… y lo seguimos permitiendo…

En el caso de los sistemas que se encargan de la Salud igualmente, la poderosa industria farmaceutica,  ha conseguido exitosamente hacer crónicas muchas enfermedades además de crear muchas nuevas. Lo sabemos pero no pasa nada, todo sigue igual.

Pero ha llegado el momento en que  tomemos conciencia de todo ello. Hemos permitido que ocurriese por la simple razón de que hemos delegado nuestra vida  en otros. Hemos puesto enteramente en manos de otros nuestra salud, nuestra educación, nuestra dignidad, nuestras creencias … es por esta simple razón que todo ello ha podido suceder y ahora nos vemos hundidos en esta inmensa crisis  externa e interna, que nos afecta a todos.

Nos hicieron sumisos y dependientes. Somos sumisos y dependientes, no sabemos pensar. Somos inmaduros para ello. Y los que tienen el Poder se sienten a salvo.

La solución efectiva es un cambio desde las raíces y eso significa que, cada uno de nosotros despierte y haga el cambio en sí mismo. Cada uno de nosotros  responsabilice de hacer el cambio en sí mismo. Terminar con frases como “pero eso es muy difícil”, “ufff, eso es imposible” …

¡Se puede! y sobran ya las palabras, todos estamos viviendo el caos. Las respuestas están dentro.