La Conciencia Universal

“Todos los sistemas de pensamiento son guías, no son la verdad absoluta”. Thich Nhatr Hanh

La Conciencia nos facilita el conocimiento de nosotros mismos, y si está despierta y activa, experimentamos que el proceso del Saber es infinito. Los límites los marcamos nosotros mismos.

Existen dos tipos de Conciencia. La primera y básica es la CONCIENCIA DEL EGO, que pertenece al campo de la moralidad. Incluyendo los valores religiosos y éticos del bien y del mal, Las creencias culturales y educacionales, y todo tipo de condicionamientos, también delimitan y moldean la Conciencia básica de todo individuo .

La Conciencia desarrollada, nos encamina hacia la CONCIENCIA UNIVERSAL Cuando nos enfocamos más alto, nuestras miras estarán inspiradas por algo superior a nosotros. Experimentamos la fusión con nuestra Alma. Nuestra vida comienza a transformarse y nuestra perspectiva sobre las posibilidades de acción se expanden.

La Conciencia Universal nos lleva a trascender lo habitual y ordinario, inclusive la identidad personal. Comenzamos a sentir y comprender la dimensión espiritual en nosotros.

Toda esta comprensión de nosotros mismos y nuestra naturaleza, de forma gradual, nos lleva a la conformidad de quienes somos y por ende a la paz interior.

Meditemos.

No es cuestión de Tiempo

yo de espaldasSalimos de la idea de Tiempo porque no hay final, no hay meta, no hay más propósito que ser lo que ya se es…cuando se vive desde la Conciencia del Alma.

Ya eres. Ya estás dentro y formas parte del Todo que te da la energía vital necesaria para la existencia. La “forma” en la que existes no tiene la menor importancia.

… salgo de la idea de Tiempo y mi mente deja de tener ocupaciones inútiles y dispersas. Desaparece la ansiedad,  los miedos, la angustia.

… salgo del concepto Tiempo y mi mente se aquieta, se vacía, se libera, se aclara por si sola, en un instante sin medida …

No es cuestión de Tiempo. Cuando dejas de contabilizar el tiempo, el exterior se vuelve relativo y “sacarle provecho al tiempo” deja de tener sentido, en cuanto a valor material: rendir, producir, duplicar, … ganar tiempo …

Siempre que hayas conseguido vivir desde la Conciencia del Alma, nada de eso importa demasiado. Te sientes liberado de ese peso de conciencia material.

Desde la Conciencia del Ego, el Tiempo te marca, te controla, te exige. Inevitablemente, el paso del tiempo te consume, te agota… y mueres; con todo lo que implica el temor a la muerte.

Pero vivir desde la Conciencia del Alma es otra cosa. La perspectiva y entendimiento de la vida es mucho más amplia, profunda y generosa porque no hay Tiempo que se gaste o malgaste. Es un continuo fluir, fluir, fluir…. infinitamente, según tu naturaleza y esencia.

¿Es opcional o prioritario?

niña con globosPresta atención, cuida, atiende con amor a lo que es prioritario en tu vida y todo lo demás se ordenará por sí mismo.

¿Y qué es prioritario? Tú mismo/a.Tu salud. Tu alegría por la vida. Tu sueño reparador. Tu paz interior. Si algo de esto falta, lo externo -por muy logrado que esté- deja de tener verdadera importancia.  Ni el éxito material o reconocimiento profesional, pueden crear un estado de felicidad estable y verdadera. Una y otra vez caeremos en la desazón, el sentimiento de vacío, …

¿Qué es entonces lo que proporciona un estado interno de estabilidad emocional y contentamiento con nosotros mismos y por la vida?

Prestando atención a nuestra salud física, mental y emocional estamos desarrollando y purificando nuestra Conciencia. Creando una actitud firme de vivir en el Presente -conscientes de quiénes somos de forma completa-.

Vivimos fragmentados. Prestando atención a nuestro Ser esencial,  encontraremos el equilibrio y la armonía hasta alcanzar la excelencia de nosotros mismos.

Descubrir nuestros talentos naturales. Conectar nuevamente con nuestro “niño interior” que es nuestra INOCENCIA que quedó atrás… abandonada, perdida, humillada …

Dejar de culpar y culparnos. Trascender el Ego emocional y sus manifestaciones de posesividad, dependencia y apego, es  la primera tarea para salir de la Conciencia del Ego y adentrarnos en la Conciencia del Alma.

Es así como nos iremos transformando en seres humanos más perceptivos, intuitivos, conscientes, saludables y felices.