Amor Puro

El Amor no se tiene, se ES.

El Amor como sentimiento es algo que se vive a nivel físico y en el Plano terrenal y carnal. El Amor que conocemos es la capa superficial o corteza de nuestra Esencia.

Y ese amor lo poseemos y le exigimos creyendo somos sus amos. Lo gozamos o lo sufrimos desde nuestras expectativas y apegos mentales.

Ese amor que conocemos, está distorsionado por nuestra ignorancia y soberbia. Está posiblemente contaminado por los celos, la inseguridad, los miedos, el ansia, la falta de respeto por el otro …

Pero el AMOR es mucho más que pasión. Es mucho más que enternecerse. El Amor ES quien somos.

No tiene razones de ser, ES, porque es el principio vital que nos anima a vivir.

Fluye. Envuelve. Penetra. Abarca. Emana. Inspira … El Amor no necesita de explicaciones; se SIENTE, se EXPERIMENTA, se VIVENCIA.

El Amor lo es todo desde su pureza e incondicionalidad.

Si se corrompe, se apaga.

Si se constriñe se seca.

Pero la simiente siempre queda y en cualquier momento resurge, explosiona, se expande.

Porque simplemente ES y siempre ES, en Presente, el reflejo del Absoluto.

Anuncios

Sanación Emocional

hombre-angel1¿De qué estamos hablando cuando decimos “sanación emocional”?

Vamos a partir del convencimiento de que estamos formados por varios cuerpos que si funcionan por separado -sin armonía y conexión entre ellos- nos enfermamos,  a nivel físico, a nivel mental o a nivel emocional. Esto es un hecho.

Si igualmente partimos de la base de que somos ENERGÍA, de que es la energía vital la que nos sostiene y mantiene vivos, el hecho de que tengamos poca energía o de que se encuentre bloqueada en algún punto, nos llevará a la enfermedad física o depresión, etc. Nuevamente estamos diferenciando los cuerpos de nuestro Ser: físico, mental, emocional, … espiritual.

El cuerpo  emocional está ligado a nuestro plano o mundo astral que es una dimensión de nuestro Ser más allá de nuestro intelecto. Podríamos decir que es yendo a nuestro  cuerpo astral donde podremos sanar nuestra memoria. Toda memoria se acumula en el campo astral. Consciente o inconscientemente, lo  que nos perturba, limita  y condiciona, puede ser sanado a través de una técnica muy sencilla.

Este trabajo de “recapitulación y limpieza”, es necesario e imprescindible si se quiere avanzar en el crecimiento personal. Todas las energías tóxicas como puede ser la rabia, envidia, celos, miedos, venganza, inseguridad, etc.,  quedan almacenadas, reprimidas y  retenidas, creando un pozo turbio venenoso. Debemos hacer un trabajo de purificación para terminar con el sufrimiento que crean. Deben ser transformadas en  energía elevada de Amor y Compasión.

Sólo así encontraremos la paz en nosotros mismos. Sólo así nos vaciaremos de toda energía densa conflictiva y encontraremos el Camino para llegar a nuestro Maestro interior, a nuestro Yo Superior y ángeles guías.

Podemos. Sólo es necesario compromiso con nosotros mismos, anhelo, voluntad y disciplina.

 

 

Amor. Odio.Miedo.

corazon verdeEl amor tiende a formar un triángulo emocional que lo que hace es empobrecer y bloquear las relaciones.

El Amor, Odio y Miedo, forman un triángulo. A un lado del triángulo, abajo a la derecha, se encuentra el odio, el cual sabe muy bien disfrazarse y adoptar diferentes formas que lo hacen irreconocible. Y entonces decimos muy convencidos: “yo no odio a nadie. Yo no siento odio“… pero, que sepas, cuando tu corazón se está moviendo en un espacio muy pequeño, limitado y bajo siete cerraduas. Cuando tu corazón rechaza y excluye a este u al otro, justificándose; estás odiando…. aunque no le desees el mal abiertamente pero no hay el más mínimo sentimiento de compasión o comprensión hacia el otro; estás odiando…

Al otro lado, abajo a la izquierda, está el Miedo. Nuestros sentimientos se mueven  en línea recta de un lado al otro. Sintiendo rabia, celos, envidia, ligados a los miedos a ser rechazados, heridos, humillados… Tenemos que comenzar a ascender para ir hacia el Amor de verdad.

Cuando el Amor está enmarañado entre sentimientos de miedos y resentimientos, nuestra vida no es plena ni feliz enteramente.

El miedo y el odio se contraponen al Amor. Ya ahí, el Amor con mayúsculas, desaparece para convertirse en otra cosa, seguramente en algo miserable; un amor posesivo, interesado, controlador, manipulador, egoísta…

Aprisionado el “yo” en el temor a ser herido, humillado, despreciado, a no ser correspondido, a no ser merecedor…. desconoce el resplandor del Amor Puro. Eso que llamamos amor hace sufrir; no sentirse satisfecho consigo mismo y nos resignamos …

El Amor Puro es incondicional. Es aceptar al otro tal cual es.  Es respetar -no sólo tolerar- sino respetar enteramente al otro; su espacio, sus creencias, su forma de ser. Es tener presente que nuestro Ser esencial es  AMOR.