Pureza

codigo la flor de vida oroNo nos gusta esta palabra “pureza” porque las religiones se adueñaron de ella hasta agotar su esencia. Pero la pureza va ligada a la Verdad; lo que no es puro corre el riesgo y peligro de corromperse, pervertirse.

Volvamos a conectar con ella porque donde hay pureza no hay conflicto. Su significado es muy profundo. Piensa que, tu motivación en la vida, estará acorde a tu grado de pureza física, mental, emocional y espiritual.

La pureza de pensamiento y de acción pertenecen a una mente y corazón en paz.

No es una cuestión moral. Y va más allá de un tipo de actitud o conducta. La pureza viene del alma. La pureza crea Luz en el corazón.

La pureza de los alimentos purifican el cuerpo y así se consigue una salud óptima. No olvidemos que somos lo que comemos. Una alimentación responsable y consciente refinará también nuestro cuerpo espiritual.

Las impurezas en la Conciencia impiden que la intuición se desarrolle. Si no hay intuición no percibiremos con claridad ni fluiremos con la Naturaleza.

Cuando la mente tiene resistencias y es negativa es debido a las impurezas en la Conciencia, que se corrompe, se degrada o estanca.

Es necesario purificar los cinco elementos de los que estamos compuestos o tendremos tan poca energía vital que sólo seremos capaces de sobrevivir.

Para que nuestra energía vital sea ascendente tenemos que refinarla -convertirla en Prana- para que sea tan ligera que nos una a las energías superiores que son las del Amor y la Compasión, la Paz …

¿Qué es lo que reprimes?

meditación 18El AMOR y el MIEDO están en todos nosotros. Son parte de nuestro carácter y temperamento, de nuestra naturaleza como humanos. No hay nada que conquistar o combatir.

Pero cuando el Miedo, que es oscuridad, eclipsa el Amor, entonces sí debemos prestar atención a nuestro Ser y actuar deshaciéndonos de todo pensamiento y creencia que nos estén bloqueando.

El reprimir crea desequilibrio y … combatir el miedo, ¿desde dónde? ¿Con qué armas? Sólo acrecentando su contrario, EL AMOR, seremos capaces de extender y ampliar todo lo bueno que hay en nosotros,trayendo LUZ a nuestro interior.

Mejor es reconocer nuestras debilidades y fortalecer nuestra autoestima desde la seguridad en nosotros mismos. Acrecentar nuestra naturaleza y talentos. Todos los remedios vienes del Amor. Vienen de la aceptación, la compasión.

Reconocer dónde están nuestras debilidades, no engañándonos más a nosotros mismos. Preguntándonos: Qué es lo que reprimo. Qué parte de mi cuerpo sufre tensión y no permito relajarse. Qué rabia estoy reprimiendo. Qué malestar no me atrevo a expresar. Qué quisiera decir a gritos y no me atrevo a manifestar.

¿En qué tribulaciones de la mente estamos atrapados? ¿Qué viejas emociones seguimos alimentando y no somos capaces de dejarlas atrás?

No tengamos miedo a cuestionarnos y enfrentarnos con nuestra realidad. Desde el Amor todo se hace más sencillo.

Dolor de cabeza y ansiedad

mujer dibujo cerebroLa densidad en el cerebro causada por almacenar demasiados pensamientos, problemas y conflictos,  originan presión en la mente  y dolor de cabeza.  Esa densidad es la causante de tener poca claridad mental y poca capacidad para encontrar soluciones y simplificar la vida.

Cuando el estado de ánimo domina el hacer y ser de una persona,  el carácter se hace imprevisible, según se presente el día a día. Y esa volubilidad acrecienta la inseguridad en sí misma y la desconfianza en su alrededor.

Dejarse gobernar por una mente débil o mejor dicho; no saberse imponer a la mente inferior que nos domina desde sus miedos e inseguridad, es lo peor que nos puede pasar.

¿Cómo fortalecer la mente y dejar de sufrir innecesariamente?

Tenemos que fortalecer la mente superior o Conciencia haciéndonos observadores del personaje que hay en nosotros. “Yo no soy mi mente”, “yo no soy mis emociones”, “yo no soy mis enfados”,  además de “yo no soy mis miedos”… es lo que nos podemos decir cada vez que nos hacemos conscientes de que nos estamos dejando llevar -estamos reaccionando- ante cualquier pequeño conflicto.

Entonces, quién soy yo …

Comenzar a darnos cuenta cómo somos arrastrados a una discusión o cómo la provocamos por un sentimiento de falso orgullo. Cómo nuestros miedos nos hacen tener una actitud defensiva al ver peligro donde no lo hay. Darnos cuenta de que lo que estamos reprimiendo nos hace daño y nos limita en nuestra relaciones con los demás.

En ese momento de ansiedad y miedo, respirar conscientemente tres o cuatro veces, lentamente. Relativizar la situación y salir de ella desde la tolerancia y la compasión, eso nos hará sentirnos bien con nosotros mismos.

Y cada vez será más fácil solucionar situaciones conflictivas y a mediano plazo ya ni siquiera sucederán y nuestra vida se volverá más amable en todos los sentidos.

Esto es sólo el comienzo …   las tensiones acumuladas en el cuerpo físico desaparecerán.

El desgaste de la queja

mujer joven namasteTodos, en mayor o menor medida,  tenemos un apartado de ‘QUEJAS’ dentro de nuestro carácter. Es una actitud automática para llamar la atención. Y a veces está tan arraigada que no nos damos cuenta que justamente conseguimos lo contrario: nadie está dispuesto a soportar los lamentos de otros.

Ir de víctima por la vida no tiene ningún beneficio. Resulta ser un desgaste tremendo de energía que, por cansancio mental,  sientes que no avanzas… y no sabes por qué.

Esa confusión que te envuelve y te paraliza, sólo es posible deshacerte de ella, cuando digas bien alto ‘BASTA‘.

Termina con la queja. Sal victorioso del enfrentamiento con tu mente. Termina de sentir lástima por ti mismo. Sé capaz de cambiar tus hábitos.  Termina de utilizar esa imagen de víctima. Agradece tu día a día.

Ahora, sé Observador de ti mismo. Sé Observador del ‘personaje’ que te está condicionando y limitando.

Ahora, siéntate tranquilamente y ve hacia tu interior para encontrarte con tu SER esencial y real que eres. Y abrázalo. Acéptalo. Agradece.

Así cada día. Hasta que consigas amarte enteramente como ser de Luz que eres.

No más quejas. Sé agradecido.

Dedicarnos a conocernos

mujer meditacionLa dedicación a reconocer nuestro ser -quien somos en esencia-no tiene fin y lo que en un principio es un entrenamiento para crear esa disciplina de reconocimiento y conexión con nuestra naturaleza , en la segunda etapa se convierte en un fluir armonioso, al sentirnos dueños/as de nuestra vida.

Partimos de la base de que para no ser manipulados por todo lo externo a nosotros mismos es necesario desarrollar y fortalecer el cuerpo físico y  la mente,  tomando consciencia de quién somos, adónde nos dirigimos y qué sentido le queremos dar a nuestra vida. Con ello conseguimos bastantes cosas beneficiosas:

Deshacernos de viejos hábitos y condicionamientos  que nos impiden avanzar.

Crear en nosotros una actitud positiva, conectando mente y corazón.

Vivir plenamente cada momento, de forma consciente y agradecida.

Reconocer nuestras limitaciones y aceptarlas.

Reconocer nuestras cualidades y potenciarlas.

Aumentar la energía vital de forma armoniosa y beneficiosa.

Hacernos responsables de nuestra salud y vida enteramente y decidir vivir en armonía con nosotros mismos y con nuestro entorno.

¿Cómo? En primer lugar:

 

 Soy Observador/a de mi mismo/a.  Tomo Conciencia de mi cuerpo físico.

Cada semana  trabaja una cualidad con la intención de afianzarla como parte de tu carácter y personalidad. No se trata de cambiar la naturaleza de tu ser sino de conocerla y desarrollar aún más tus cualidades. Recupera la esencia de ser tu mismo/a, espontaneo/a,  con la confianza de que lo mejor que tienes para dar es a ti mismo/a y no lo que esperan los demás de ti.

Nuestro carácter está ligado e interrelacionado con nuestros órganos. Si hemos acumulado mucha rabia y frustración  eso afectará a nuestro hígado. La tristeza y las penas presionan nuestros pulmones. Y así un largo etcétera que iremos aprendiendo y tomando conciencia de que nuestra Salud debe ser integral; cuidando  el cuerpo físico, el cuerpo mental, el cuerpo emocional y el cuerpo espiritual por igual.

LA ATENCIÓN EN TÍ MISMO/A.- No se trata de aprender algo nuevo sino de prestar atención para reconocer  y contactar con tu propia naturaleza.

En primer lugar, vamos a aprender a ser OBSERVADORES/AS y lo conseguiremos a través de la respiración consciente.  Soy observador/a de mi cuerpo, de mi mente, con el fin de conocerlos; saber cómo trabajan, conocer sus necesidades. Aprendo a escuchar mi cuerpo.

LA ACTITUD ADECUADA.-  Sinceridad, libertad de expresión, autenticidad.

Soy observador/a  de mí SER; no soy mi cuerpo, tengo un cuerpo. No soy mi mente, tengo una mente.

SIN CULPAS, SIN VERGÜENZA,  SIN MIEDOS.

 

Pequeño test sobre la actitud.

hombre y caballoTenemos una opinión incompleta y hasta distorsionada o  desvalorizada sobre nosotros mismos.

Han ido pasando los  años  y nos hemos ido cargando de ideas y creencias que normalmente son de otros. Hemos adoptado una personalidad, de forma inconsciente, nos hemos ido adaptando a nuestro entorno.

Y han ido sucediendo cosas en la vida, inesperadas, para las que no estábamos preparados pero  que nos han afectado y obligado a reaccionar y solucionar, más o menos, mejor o peor, para poder seguir adelante.

La actitud que tenemos ante la vida, se ha formado por el cúmulo de todo eso. Y decimos “yo soy así” pensando que no hay posibilidad de cambios.  La actitud es la que decide si veo que la vida es bella y vale la pena vivirla o siento que es mi enemigo y vivo a la defensiva, aislándome de los demás. La actitud mía ante la vida es la que me hace ser una persona agradecida y alegre o hace que me convierta en una persona amargada y negativa.

Me hago consciente de que la actitud es clave para crecer y ser feliz. Elijo mi actitud y aumento mi capacidad de decisión. Y me hago responsable de tener un buen carácter. Yo Soy el creador de mi estado de ánimo.

Así que soy Observador de mi mismo y respondo con toda sinceridad:

¿Cómo definiría mi carácter?

¿Qué me gusta más y qué me gusta menos de mi carácter?

¿Cómo me siento en este momento?

¿Qué hábito de mi debería ir cambiando porque no me beneficia?

¿Qué puedo agradecerle a la vida?

¿Me siento seguro y sin miedos?

¿Puedo tomar la decisión de mejorar?

 

 

Cómo me vivo en el día a día?

mujer arbol inclinado por Cristiana Ceppas¿Me vivo sintiéndome entusiasta por la vida? ¿Me vivo desde una actitud de víctima?  ¿Vivo mi vida de manera inconsciente, sin valorarla? ¿Me vivo de forma responsable y consciente?

Convirtiéndome en Observador de mi mismo voy a sorprenderme de cuán fácil es para la mente el engañarme con respecto a la idea que tengo de mi mismo. También, siendo Observador de mi mismo, me daré cuenta de los patrones adquiridos que rigen mi personalidad, de los hábitos heredados y conductas rígidas que han anquilosado al ser que soy.

Este ser esencial -nuestra esencia- ha quedado envuelto y escondido bajo todas esas capas que se han ido adhiriendo desde el día que llegamos al mundo y que han ido conformando nuestro carácter, nuestras creencias y nuestra personalidad. Pero nuestro ser ha quedado asfixiado en el fondo de todas estas ideas ajenas y en realidad actuamos en la vida desde ese personaje  que creemos ser.

¿Cómo me vivo en el día a día? Es la pregunta primera para convertirnos en Observadores de nosotros mismos.  Es el primer paso para descubrir nuestra realidad y reconocernos.

Hasta qué punto nuestras decisiones son tomadas genuinamente, sin el peso del “DEBERÍA” que anula nuestros deseos más profundos. Sin el peso de lo que es RAZONABLE que limita y coarta  nuestra espontaneidad y libertad.

¿Cuándo y dónde se perdió y quedó atrás nuestro niño interior – la inocencia y pureza de nuestro ser-?

Te sugiero te hagas Observador de ti mismo. Primero observando tu cuerpo físico. Conociendo sus necesidades. Escuchar sus avisos. Aprender el lenguaje de nuestro cuerpo es esencial para prevenir enfermedades. Tenemos que responsabilizarnos por nuestra salud. Por nuestra felicidad.

El cuerpo físico es nuestra vestimenta. Y de la misma manera que nos importa nuestra imagen y nos gusta vestir bien, con ropa y colores que nos favorezcan, con tejidos limpios que nos resulten agradables, de igual manera debemos atender a nuestro cuerpo físico.

Luego vendrá el ser Observadores de nuestro cuerpo mental,  nuestro cuerpo emocional, nuestro cuerpo espiritual  … tenemos mucho que aprender sobre nosotros mismos. Este puede ser un buen momento.

 

(este escrito es parte del curso de “Entrenamiento para la Nueva Conciencia”)

 

No dejarnos sorprender

mujer anciana preciosaLa vida nos presenta sorpresas continuamente, de todos los tamaños y colores, agradables y desagradables, pero la vejez -y la muerte- son cosas naturales que irremediablemente van a llegar un día. Podemos hacer mucho ahora en beneficio de ese mañana.

No dejarnos sorprender por ella es una buena inversión. Preparándonos para esa etapa, podemos aprender ya a ser más FLEXIBLES, tener buen humor  y una estabilidad emocional equilibrada y fuerte.

Todo lo que nos  trabajemos ahora en mejorar y fortalecer nuestro carácter para hacerlo acomodaticio y condescendiente, mejor será luego nuestra vejez.

Es más, igualmente a nivel físico, la persona que ha practicado y dedicado tiempo al deporte (natación, Tai-Chi, Yoga, etc) durante largo tiempo, eso habrá sido la mejor siembra para conservar una buena salud en la tercera edad. Repercutiendo, como decimos, en conservar también una flexibilidad a nivel mental, pues todo va interconectado.

Para los que ya somos mayores y observamos en  nuestros padres su calidad de vida; su humor, su filosofía de vida, su grado de lucidez,  su disposición ante la vida y ante la muerte… todo ello es importante y nos hace ver cuán necesario  es prepararnos en crear un buen cimiento para que nuestra propia tercera edad sea gratificante y digna.

Esto sí que no nos tiene que coger por sorpresa; a todos nos llega la vejez y el final de un ciclo de vida.

¡Que sea con alegría y aceptación!