Mutación

Mientras estemos ignorando nuestra realidad y naturaleza, habrá conflicto en nuestro interior. Las personas se resignan a “hacerse mayores”, cuando la actitud correcta sería CONVERTIRNOS en mayores. A medida que el cuerpo físico hace esta mudanza, el Alma puede lucir su Luz.

Toda resistencia a convertirnos en seres de Luz- genera sufrimiento y dolor.

La mente inferior es el gran obstáculo para conseguir realizarnos como seres humanos. Nos cuesta mucho ver e identificar a nuestro Yo-personaje, que funciona desde lo ilusorio y relativo.

Desarrollar la Mente -ponerla a nuestro servicio- es crear Luz para que ilumine nuestro Camino.

El Ego está asentado en la mente inferior, junto con los instintos básicos de supervivencia. Es la mente de las pasiones viscerales; codicia, lujuria, cólera, soberbia … todas estas energías oscurecen y bloquean el Amor en nosotros.

Pero una vez comenzamos a percibir y comprender que somos algo más que eso… cuando se van afinando nuestros gustos y ahondamos en las sutilezas del Alma y profundizamos en el sentimiento del Amor, la Mente se amplía, -se purifica- y se iluminan otras partes de ella que nos eran desconocidas hasta ahora.

Entonces comprendes que todo lo que te ha sucedido hasta ahora, ha sido para tu más alto bien; ha sido, es y seguirán siendo, sucesos para tu aprendizaje y mutación,

El corazón señala el Camino

Se amable contigo mismo

Mantente motivado. Sobre todo, párate para descansar pero no te rindas.

Apuntala y reafirma todo lo que has conseguido. Alégrate por ello. Celébralo. Y lo que falta por hacer, dosifícalo. No te sobre exijas. Disfruta del Camino y de lo andado.

Ni el sentimiento de culpa ni el arrepentimiento sirven para nada bueno. La vida es una escuela de aprendizaje.

Cuestiona tu día a día para mejorarlo pero sin culpas ni castigo. Enfrenta tus responsabilidades desde el corazón y de acuerdo a tu Conciencia. Así podrás dormir tranquilo.

La vida nos ha sido entregada como un regalo. Nos envuelve el Amor. Nos adorna la Inteligencia Suprema. En el interior, el Alma que es eterna.

Sigue sólo un Camino en su totalidad.

reiki manosComo todo lo que concierne al ser humano en el plano mental, también la enseñanza y valoración del REIKI, tuvo su momento de gran acogimiento a nivel mundial para luego florecer cien sistemas más muy parecidos, como sistemas de sanación a través del Prana o por imposición de manos a través de la canalización de energías superiores… en realidad todas ellas se inspiraron en las sanaciones “milagrosas” de Jesucristo que tenía la maestría de todos los sistemas y códigos de sanación.

El que REIKI haya pasado a un “segundo plano” y ya no reciba ese reconocimiento total es debido a que los practicantes e iniciados en él, no profundizan en su conocimiento ni dedican el tiempo suficiente a su práctica para experimentar por sí mismos sus efectos que van más allá de la lógica. Hoy en día se quieren y esperan resultados rápidos…

Si no hay constancia y dedicación para conseguir la maestría de “algo”, no importa qué, sólo conseguiremos frustrarnos, desilusionarnos y pasaremos a otra cosa nueva que nos llame nuevamente la atención. Perder el interés por algo es muy fácil si no nos comprometemos con nosotros mismos llegar hasta el final.

Y conseguir la maestría REIKI no es el final. Cuando te conviertes en maestrx, es cuando realmente comienza el verdadero Camino y entiendes que no tiene final. Desde la sinceridad, honestidad y Amor, comienzas a desarrollar las demás virtudes.

No es necesario en absoluto ir a buscar nuevos sistemas. Cualquiera de ellos, desde su dominio, abarcan todos los cuerpos y niveles del Ser.

El ejercicio para equilibrar y desbloquear los centros energéticos y apaciguar la mente que se enseña en REIKI es tan válido y efectivo como sentarse a meditar.

Alinear y armonizar los centros energéticos, conectando con la energía de la Madre Tierra desde el chakra Raíz y conectar desde el chakra Coronilla con la energía cósmica (ejercicio REIKI) magnetiza la médula espinal, despierta el Tercer Ojo y activa la glándula pineal, y este ejercicio es tan efectivo como cualquier otra práctica espiritual dentro de la Ciencia del Yoga, que es la más antigua, reconocida, y acreditada para alcanzar la iluminación.

Cuando ya tienes y sientes que tu Camino está trazado y te sientes firme y seguro en él, no sientes necesidad de buscar o probar nuevos senderos. Es más, ni siquiera es aconsejable mezclar varios sistemas. Si acaso, al final creas el tuyo propio, en cuanto has asimilado e integrado la Verdad, que es una.

Prácticas espirituales

mujer rendicionA través de la disciplina y la práctica que voluntariamente uno  se impone  con el objetivo de sentirse mejor con uno mismo o para directamente desear iluminarse,  hace que esos pequeños logros, finalmente alimenten la Conciencia y la expanda.

Pero también está la posibilidad -dependiendo de nuestra real intención- de que esa práctica pase a alimentar al Ego-espiritual y sea la Vanidad la única beneficiada.

Por eso es tan importante que seamos Observadores del personaje -nuestro yo- para no permitirle se posicione en primera persona y sea él quien se abastezca de toda la energía que estamos acrecentando con la práctica; sea con el yoga,  meditación, la oración devocional o cualquier otra práctica religiosa.

Es mejor experimentar por nosotros mismos y desde la introspección más neutra posible, seguir nuestra intuición como la mejor guía. Para llegar a este punto, antes tendremos que purificar nuestro cuerpo emocional y mental de todo lo ilusorio que nos impide ver el Camino.

Y es que la INTUICIÓN es la que desvela la Verdad pero ¿estamos preparados para escucharla y seguirla?

Mi Bosque

bosque de oroMe reúno con mi Ser. Me permite adentrarme en él como quien se adentra en un bosque.

El Silencio en él es indescriptiblemente irreal, más allá de todo  lo imaginable. El aire que respiro, al entrar en las profundidades de mi Ser, explosiona en Amor.

Yo Soy Amor. El sentimiento de gratitud, por lo que estoy experimentando, se convierte en Dicha. Este sentimiento es como un manantial que he hallado en mi Bosque y brota incesantemente.

Mi mente quedó atrás y mi espíritu se eleva, … se hace difícil traducirlo en palabras.

Yo Soy todo lo que mi vista alcanza a ver.

Yo Soy todo lo que mi corazón logra percibir.

La LUZ es tan poderosa que me postro ante ella, por su magnificencia y liberalidad.

En ella se manifiesta el Espíritu del Creador Supremo, que Jesucristo llamó Padre.

Al respirar, inhalo su energía sutil y mi canal intuitivo se abre y se convierte en Camino.

Yo Soy UNO con mi Creador.

 

 

 

 

Un poco de mi sentir

yo.fran espaldasHan pasado muchísimos años desde que elegí entrar en el Camino de la espiritualidad y el crecimiento personal. Son muchas también las experiencias vividas que me han ido confirmando y afirmándome que ese es el verdadero Camino… por el que se puede transitar de muchas formas pero donde el propósito y la intención es una: evolucionar como ser humano. O sea, salir de la mediocridad.

Comencé siendo muy joven, desde la confusión total. Desde la frustración y también desde la rabia, el desánimo y hasta desde la desesperación … porque este mundo -esta sociedad- me parecía absurda y extraña a mi sentir y no lograba encontrar mi lugar ni conseguía encontrar un sentido a mi vida.

Pero todo eso ya quedó muy lejos. Ahora mismo, que ya llevo más de  tres cuartas partes de mi vida vividas, estoy en la posición de ayudar a otros facilitándoles ese comienzo. Es curioso, porque cada persona llega explicando su problemática personal, los sufrimientos que padecen y todas las circunstancias particulares de su vida…

Les escucho pero la respuesta y consejo siempre es el mismo, de alguna manera no hay diferencias. No hay distinto consejo ni siquiera para los distintos conflictos y enfermedades porque sólo hay una única raíz a todas las infelicidades del ser humano.

Conócete a ti mismo, les digo, empieza por ahí. Ve al encuentro de tu ser esencial. Conecta con tu corazón y sé tu mismo. Escúchate. Ámate. Dedícate tiempo, en silencio, encuentra la paz y la felicidad en tu interior…

No hay otra Verdad. No hay otra respuesta ni otro camino. Hazte responsable de tu felicidad. Ve hacia adentro …

Relativiza todo lo que viene del exterior que es todo ilusorio. Porque nada -nada real- puede ser una amenaza; en esto radica la paz interior que nos acerca a nuestro Yo superior, a nuestra esencia divina …

Aprendizaje y Maestría

niño fusion con e.divinaLa vida misma es un largo aprendizaje… en infinito, como todo proceso. Las dificultades  y complicaciones aparecen cuando perdemos la consciencia de nuestra finalidad como seres humanos y divinos, y nos acomodamos en la mediocridad.

El sufrimiento y el sentimiento de frustración vienen del conflicto interior entre la Mente-Ego que se mueve superficialmente en el Plano material  y su lucha por dominar y amaniatar el Alma que busca expandir al Ser que hay dentro de nosotros.

Cuando nos mantenemos inconscientes y vivimos mecánicamente,  sin sentido, fraccionados y alejados de nuestra esencia y naturaleza, es cuando comenzamos a quejarnos y lamentarnos de nuestra suerte e infelicidad. Se invierten las prioridades y en lugar de enfocarnos en SER quien somos, nos lanzamos en perseguir el TENER …

La primera etapa en este proceso, de descubrir  quiénes somos,   nos lleva al despertar de la Conciencia:  Ser Observadores de nosotros mismos y entender cómo funciona la mente-ego para así ir deshaciéndonos de todos los condicionantes y  patrones heredados que coartan nuestra naturaleza.

Aprender algo hasta tener el dominio de ello  se llama maestría y requiere de práctica, disciplina, obediencia, confianza, voluntad, paciencia, … para luego conseguir, una vez hemos forjado todos estos valores en nosotros,  que haga su aparición el propio maestro que hay en nuestro interior.

Mientras somos aprendices, corremos el peligro de quedarnos a mitad del Camino y creer que ya es suficiente, acomodados en el pensamiento de que ya se sabe bastante, cuando se podría hacer más y maravillarnos de todas nuestras capacidades y potencialidad.

Desarrollar la Conciencia, siguiendo una práctica espiritual,  nos dará la oportunidad de trascender la mente y alcanzar la apertura del  CONOCIMIENTO INTUITIVO: lo que llamamos nuestro maestro interior.

Si has perdido el contacto con tu Alma, anímate a encontrarla; ve hacia dentro.

 

 

 

 

 

Los distintos Caminos de vida

hombre bicicleta amanecerCada persona tiene su particular naturaleza que le impulsa a seguir en la vida un Camino u otro, teniendo en cuenta que no existe un Camino mejor que los demás y que, lo único válido a perseguir en la vida,  es realizarse como ser humano . Nada más que eso.

El conflicto aparece en nosotros cuando hemos sigo empujados o convencidos por otros a que sigamos un Camino en particular pero  que no es el nuestro y eso nos hace sentir -silenciosa e inconscientemente-  frustrados, resignados e  infelices-. Habrá que volver a empezar y no quedarse atascado en el lamento.

También es equivocado, el que hayamos elegido un Camino llevados por razonamientos meramente gananciales; económicos, fama, etc., sin tener en cuenta nuestra naturaleza y vocación innata. Habrá que rectificar, no pasa nada.

Igualmente vamos a vivir en conflicto con nosotros mismos cuando no encontramos nuestro Camino y probamos uno y otro hasta que nos rendimos por miedo a fracasar una vez más. La vida es un continuo desafío y no hay que rendirse.

Nuestro Camino de vida es mucho más que nuestra profesión o vocación. Nuestro Camino de vida es el que nos llevará de vuelta a nuestro Origen, el que nos llevará a reencontrarnos con nuestro ser esencial. Así que es la suma de todas las partes que conforman nuestra vida y existencia; nuestro carácter, personalidad, gustos, talentos, inteligencia emocional y sobre todo nuestro espíritu.

Andar nuestro Camino de vida es lo que dará un sentido sagrado a nuestra vida cotidiana. Nos hará ser agradecidos y valorar cada pequeña cosa.

¿Cómo saber cuál es nuestro Camino de vida? Cuando tenemos certeza en nuestro corazón de que estamos haciendo lo  correcto para nosotros mismos y no daña a los demás.  Cuando nos resulta fácil comprometernos con la vida y sentimos entusiasmo por el sentido que le hemos dado a nuestra existencia. O simplemente cuando sentimos paz y conformidad en nuestro interior con lo que estamos haciendo y con quien somos. Nadie nos tiene que recompensar ni necesitamos el reconocimiento tampoco.

Podríamos preguntarnos cuánto tiempo dedicamos al día a realizar cosas que nos gustan de verdad. Si estamos haciendo lo que realmente nos llena -sea lo que sea- que perdemos la noción del tiempo mientras estamos en ello; eso es que estamos en nuestro Camino. Y puede ser un Camino de servicio a los demás, un Camino de acción, de enseñanza, de contemplación, … no importa, lo importante es que nos haga sentir bien con nosotros mismos.

 

 

Vaciar y llenar espacios

mujer tocando violinEl desengaño o sentimiento de fracaso  nos puede llevar a la depresión si nuestra mente es débil y  dependiente. Si nos abandonamos a la tristeza, y nos recreamos en ella, alimentándola desde el victimismo “¡ay, que desgraciado soy!”,estaremos llenando un espacio vital, negándonos a nosotros mismos que llegue algo mejor a nuestras vidas.

Perder el entusiasmo por la vida, -adentrarnos en la inseguridad- hace que las emociones negativas nos hagan caer en el  profundo pozo de la cerrazón, obstaculizando nuestra capacidad para ver la Verdad.

Vamos a cambiar la visión y a poner Luz en nuestro alrededor. Para los que se han ido de nuestras vidas, en lugar de ver el vacío que han dejado, vamos a habilitar  con alegría  los nuevos espacios …

Vamos a pararnos para ver qué llevamos en nuestra mochila de la vida. Deshaciéndonos  de las  cosas que no nos pertenecen,  de las cosas que ya nos resultan inútiles e innecesarias. Vamos a descargarnos de los sentimientos de culpa que ocupan tanto espacio…

Es en el vacío y la sencillez donde se produce la música y el Amor. Siempre que estemos en resonancia con el Universo, él nos facilitará el Camino.

 

 

¿Libre albedrio, karma, destino?

hombre y universoMe preguntan sobre la contradicción y la confusión entre el libre albedrio, karma y destino… En mi caso, según mi carta astral, donde están marcados los seis hijos que he tenido, al mismo tiempo está señalado la misión del alma como monje y maestra espiritual.

Así que podriamos pensar que el haberme casado y haber tenido hijos ha sido un error que me ha impedido hacer lo que he venido a hacer. Pero no es así, porque finalmente, por muchos atajos que tomemos o nos desviemos por caminos secundarios durante años, al final, llegas a donde tienes que llegar y cumples con tu cometido.

Lo circunstancial de nuestra vida nos puede llegar a confundir y hacer que nuestra inconsciencia e inercia nos aleje de nuestra naturaleza esencial.

Puedo dar el ejemplo de muchas mujeres que traté en una cárcel a la que fui durante un tiempo  de voluntaria. Las personas que no luchan por cambiar su “suerte”, las que se resignan y aceptan su sino de haber nacido en una familia y ambiente adverso y no hacen nada por salir de esa condición y cambiar su destino, se refugian en la creencia de un mal karma o mala suerte. Sienten que la vida les ha tratado mal e injustamente. Pierden su oportunidad.

Mientras nos justifiquemos y nos sintamos víctimas, estamos  maniatados y desarmados mentalmente, pues la resignación es la peor de las actitudes. Es no saber ni creer que  existe la Fuerza de Voluntad y nuestra capacidad y poder para cambiarnos y para cambiar nuestro alrededor. En el libre albedrío que nos ha sido dado  está la oportunidad de cambiar todo lo circunstancial desfavorable de nuestra vida.

La quiromancia  señala que “con las líneas de la mano izquierda se nace y las de la mano derecha se hacen”

En la naturaleza de cada uno hay toda una serie de cualidades, capacidades y oportunidades pero depende de cada uno que las utilice o no. Es verdad que unos lo tienen más fácil que otros pero también es verdad que muchos de los que lo tenían fácil no lo supieron aprovechar y otros en cambio que lo tenían en principio muy difícil lograron llegar muy lejos, utilizando la adversidad como combustible para crecer.