Yo Soy

Me hago consciente de que yo soy Energía. En mí están todos los elementos que estructuran el universo.

Tengo un cuerpo físico pero Yo Soy conciencia y Luz.

Siento pero Yo Soy mucho más que mis cinco sentidos.

Pienso pero Yo Soy al trascender mi mente.

Me reafirmo en mi Ser centrándome en mi Yo Soy que es mi Alma.

Al centrarme en mi chakra del corazón espiritual me conecto con la energía de Amor Puro que sostiene mi Ser y a todos los seres vivos. Somos UNO.

Somos receptores de la energía cósmica que nos nutre y purifica para que podamos cumplir con nuestro anhelo de auto-realización.

Nos preparamos para hacer un Camino de vida desde dentro; teniendo la Mente y el Corazón en perfecta sincronicidad.

Anuncios

Reconocerse a sí mismo/a

yo.fran vistaPrimero necesité treinta y cinco años para reconocer y nombrar mi Yo. Once años más para considerar fehacientemente de que los milagros existen y que por alguna razón o ninguna, yo estaba protegida de mis propios actos inconscientes.

Diez años más y con cincuenta y seis, se abre la tierra bajo mis pies, me hundo en ella dolorosamente, pero termino renaciendo. Me adentro en las energías del REIKI.

En noviembre de 2007, mucho después de haber viajado por Sudamérica buscando un maestro, lo encuentro en Granada, viviendo cerca de mi casa. Swami Purohit es desde entonces mi paciente y amoroso maestro que a través de la “diksha” sigo su aprendizaje en KRIYA YOGA, Mantra y Meditación.

He necesitado diez años más, para tomar plena conciencia de mi ser y de la gran ayuda del Universo que recibo continuamente. Los Caminos para llegar a la unidad con El Absoluto son insondables.

Sé que sólo desde la experiencia es que se avanza en entendimiento sobre lo que significa la vida para reconocerse dentro de ella y participar con pleno derecho y obligaciones.

No tener miedo a experimentar es imprescindible. La vida es un continuo desafío.

Hoy por hoy me siento enteramente agradecida. Profundamente agradecida.

Proceso de transformación

reiki manos luzComo repite mi madre una y otra vez “nada se nos regala, debes ganártelo”. Esta frase que en mi juventud me fastidiaba como si fuese el ruido de un taladro, ahora, cada día más, voy llegando a la profundidad de su mensaje.

Este largo proceso de transformación que dura toda la vida conlleva un esfuerzo que en muchos tramos resulta doloroso.  El Ego es el causante. La Mente, donde se refugia el Ego, le apoya susurrándole frases bonitas al oído para que se envanezca y permanezca en la superficie de la vida: en su nivel más bajo, denso y gris.

El proceso de transformación comienza justamente cuando tomamos conciencia de que queremos hacer un reajuste en nuestra vida: dejar de estar anclados en el pasado, temer el futuro, vivir desde el miedo, la inseguridad y la ansiedad, dependientes de otros o de fármacos … tantas cosas que nos mantienen inmovilizados …

Sanar las relaciones, liberarnos del sufrimiento y cargas inútiles, despertar la Conciencia y evolucionar como ser humano es lo que nos brinda un sistema tan sencillo y antiguo como es el REIKI.

REIKI es la energía sanadora del Amor Incondicional Universal. Nos ayuda e impulsa a la reconexión con nuestro ser esencial.

REIKI equilibra los centros energéticos, los purifica, los alinea y los abre para que absorban la energía cósmica que nos proporciona energía vital refinada de vida.

Necesitamos, en un principio, de esa ayuda superior para nuestro despertar de Conciencia. REIKI es un Camino de Vida para los que se sienten en esta sintonía y se dejan fluir en ella.

Reiki para una mejor salud

Cuando la ENERGÍA VITAL se absorbe y distribuye adecuadamente por todo nuestro cuerpo podemos decir que estamos SANOS.

REIKI es una herramienta que nos prepara para hacer un Camino de vida desde dentro; teniendo la Mente y Corazón en perfecta sincronicidad.

REIKI es altamente efectivo si lo incorporamos en nuestra vida cotidiana porque nos permite utilizar la energía vital en los procesos de recuperación de nuestro cuerpo físico, mental-emocional y en el desarrollo de nuestra alma.

Utilizando las manos como instrumentos para percibir, desbloquear, limpiar, equilibrar y proyectar energía superior para sanar y potenciar.

Siguiendo las leyes naturales de la auto-sanación podremos trabajar con nosotros mismos en la limpieza de energía estancada y enferma. Podremos energetizar zonas debilitadas. Podremos revitalizar el sistema inmunológico. Podremos sanar en nosotros traumas pasados y todas las heridas emocionales y estados de miedos, ansiedad, angustia, rabia, etc. que nos afectan y bloquean.

Cuando escuchamos en nuestro interior una fuerza que nos pide un CAMBIO en nuestras vidas ES EL MOMENTO.

REIKI es un valioso regalo y nunca es casualidad cuando llega a nosotros. Aprovéchalo