Tres grandes etapas

luz 15Comienzas el camino espiritual como “buscador“.
Al  no saber qué es lo que buscas exactamente, confías aparezca y se presente a tí. 
Sientes, intuyes, percibes, que tu anhelo abrirá la puerta a un nuevo devenir.
Paso a paso descubres que tu eres el protagonista de tu vida y te afanas a vivir como “observador” de ti mismo para crear Conciencia del ser que eres.
Y es a través de la experiencia -la experimentación de la Realidad- la que hace que se expanda tu Conciencia hacia otras dimensiones de tu ser.
Una vez te has deshecho de todo lo inútil en ti, entonces te conviertes en  “testigo“.
Tu mismo,  -tu esencia-, eres  lo que buscabas y observabas.
Integrado en el Todo, testificas la Unicidad.
Esto quiere decir, que tu individualidad ha desaparecido …
La Realidad es otra. Por fin aparece la paz interior.
La paz interior significa la ACEPTACIÓN.

¿Dónde buscarme. Dónde encontrarme?

mujer ante solMuchos dicen ser “un buscador…” . Yo también hubo un tiempo en que lo decía,  me sentía así: buscaba, mi estado era el de buscar, desde la intranquilidad, la insatisfacción -que yo creía era contra el mundo y los demás y era en realidad conmigo misma-.

La cuestión es que no sabía qué buscaba ni qué creaba ese impulso que me obligaba, más allá de mi voluntad mental, a BUSCAR, a moverme, a cuestionarme, a rebelarme …

Mi sentimiento; físico, mental y emocional era que estaba perdida, hastiada y confundida, sin encontrar sentido alguno a la vida. Tenía necesidad de buscar  “algo”pero no sabía qué ni dónde o cómo.

Como se vive afuera de uno mismo lo normal es seguir buscando fuera. Y hacemos kilómetros en busca del maestro o nos dedicamos a aprender  nuevas técnicas, a conocer nueva gente, … Cambiamos de pareja, de ciudad o país, de trabajo … siempre con la idea fija de BUSCAR y encontrar “ese algo” -que no sabemos qué es- pero a lo que nos sentimos empujados  a descubrir,  para calmar nuestro vacío e infelicidad.

Y ese es el punto de partida; reconocer que es nuestro espíritu quien está pidiendo expandirse en Conciencia para seguir su evolución y aprendizaje. Estamos atrapados en el exterior y nuestra Alma y Espíritu nos piden vayamos a BUSCAR en nuestro interior; que es ahí donde está la Fuente del Saber y del Amor.

Si quieres hacer de verdad algo por ti, ve a tu interior. Descúbrete. Ámate.  Dale un sentido real a tu vida.

 

 

Atraer la buena suerte

hombre corazonEl ser humano completo es aquel que pone a la suerte de su lado, conscientemente.

Desde una actitud completa de atención y relajación. Un estar en el mundo desde la integridad y la confianza absoluta de conocer al ser que uno es.

En primer lugar, uno pone la intención de actuar desde la impecabilidad.  Entonces,  la Conciencia despierta y comienza a expandir su Luz.  La Conciencia te hace responsable de tus actos de forma natural porque la visión de ti mismo y del mundo ya no está distorsionada. Ya no hay más esfuerzo y puedes ver cada vez con mayor claridad la Realidad.

Siguiendo este proceso de desarrollo de la Conciencia dejas de ser un buscador, dejas de planificar y preocuparte por el futuro, dejas de desear. Surge de forma natural el entendimiento y la comprensión directa. Te estás  abriendo a todo el poder que te aporta esa actitud.

A partir de ahí, como humano completo, es tu Yo Superior quien está actuando para ti. Y me explico; llamamos yo inferior o mente inferior al Ego que está apegado al mundo material y su energía es densa y lenta. Es el yo que sufre y vive dominado por una mente torturadora  egoísta. El Yo Superior lo alcanzamos cuando tomamos consciencia de esta dominación y nos liberamos de ella; sanamos nuestro pasado, nos deshacemos de toda creencia y condicionamiento y comienza el despertar de nuestra Conciencia: Quién soy.

La mente superior es pensante y sabe discernir e inclusive utiliza la intuición como herramienta segura a la hora de elegir y decidir. Sabe prever y tiene una visión muy amplia y clara inclusive de las oportunidades que le brinda el futuro.

Atraer la buena suerte se refiere a esto; El Yo Superior ya está situado en este momento en tu mejor futuro. Conecta con él. Llegado a este punto no tienes necesidad de planear nada; tu Yo Superior tiene toda la información … es lo que llamamos intuición. Tu Yo Superior te protege y guía.

Conectando a nuestro Yo Superior con la esencia de nuestro Ser se irá despejando nuestro Camino hasta llegar a la comprensión de que sólo existe un deseo y una opción; volver a unificarnos con el Uno, volver a nuestro origen… somos Luz.

 

(parte del curso “Entrenamiento para la Nueva Conciencia”)