Las viejas formas

puerta inmensaLa crisis, sea global o individual, surge cuando las formas y las normas se vuelven viejas, inútiles  e insostenibles, pero se perpetúan ante el miedo al cambio.

Una parte de la mente se niega a hacer cambios mientras otra parte empuja y se remueve intentando expandirse. Así nace el CONFLICTO y la ANSIEDAD, desde la resistencia y la debilidad de una  mente dual.

Los viejos patrones, las viejas creencias y tradiciones  frenan el avance. Las viejas formas de pensar inmovilizan la creatividad y limitan el desarrollo … todo ello hace que la mente no  desarrollada, impida a sí misma, la libertad de acción.

Una mente débil domina desde el miedo y la inseguridad. Mientras que una mente desarrollada, centrada en sí misma y con capacidad de concentración, tiene claridad suficiente para vislumbrar y visionar  intuitivamente la verdad y dirigir sus pasos hacia esa Luz de Conciencia.

Si no hacemos nada por salir de esa mente débil, nos veremos envueltos cada vez más  en la brutalidad, la agresividad, la codicia y demás acciones características de seres alejados de su espíritu.

Estar atentos a lo que nos dicta nuestra Conciencia, estimula  el anhelo de superación. Nos impulsa a un continuo aprendizaje que nos hace reaccionar para dar lo mejor de nosotros.

Tomar el hábito de ir hacia adentro, llevando nuestros cinco sentidos: ESCUCHAR nuestra voz interior. VISIONAR con nuestro Tercer Ojo.  SENTIR la fragancia del espíritu. PERCIBIR cómo vibra nuestro Ser. Todo ello nos ayuda a crecer y expandirnos.

Nada es fortuito. El Universo está ligado a nuestra esencia y nuestra esencia está ligada al Universo. Soltemos las anclas de toda creencia, dejémonos fluir dentro de la Conciencia Universal.

 

 

 

 

Los 5 sentidos y la intuición

ser de luz 3Funcionamos por debajo de nuestras facultades naturales y nos hemos acomodado a ello sin tener aspiración a más.  Todo ello por culpa de tener reprimidos nuestros cinco sentidos: Nos falta visión. La escucha es débil. El sentido del tacto poco utilizado. Perdido el del gusto y el olfato dañado o atrofiado.

Este panorama desolador sobre nuestros sentidos significa que la percepción de nosotros mismos y del mundo exterior es limitada y parcial. Que nuestra capacidad receptiva de la Realidad  es incompleta y distorsionada.

Debemos saber que la finalidad del desarrollo de  la percepción total de los cinco sentidos es despertar nuestra facultad intuitiva la que, sin necesidad del proceso de razonamiento, nos llevará directamente al Saber y la Verdad.

La INTUICIÓN nos amplificará sin límites todos nuestros sentidos además de abrirnos las puertas hacia los portales dimensionales de nuestro Ser.

La práctica de la Meditación, el REIKI y otras técnicas parecidas son recomendables y tienen beneficio si se practican con regularidad.

 

 

 

Dos naturalezas: instintiva e intuitiva

meditarNuestra naturaleza intuitiva nos ayuda a purificar nuestros pensamientos y emociones. Nos nutre espiritualmente y expande nuestra Conciencia.

Poseemos un sexto sentido: la intuición.  Esta facultad imaginativa  se desarrolla en el Tercer Ojo y tiene voz propia; la del Alma.

El  visionar se abre desde el centro energético del entrecejo.  La práctica de la meditación hace posible la visión interior de nuestras múltiples dimensiones y nuestra conexión con el cosmos.

Otra facultad que podemos desarrollar es la de la escucha interior. Se hace preciso ESCUCHAR lo que nos dice el corazón para mantener el equilibrio y armonía entre la Mente y el corazón espiritual . Saber que la raíz de la acción es la Quietud. Que es en el Silencio donde ‘escuchamos’ y nos mantenemos despiertos y atentos.

Nuestra naturaleza instintiva,  nos conecta con la vida y con la muerte. Crea y mantiene las correspondencias entre nuestro interior y el universo entero. Nuestro instinto está ligado al Yo profundo y a la espontaneidad creativa. Tiene la Fuerza para que protejamos nuestro espacio y nuestro cuerpo físico.

Los deseos de renovación y de evolución personal mantienen vivas nuestra naturaleza intuitiva e instintiva,  que es lo que nos da capacidad de gozar de las cosas tal cual son.

 

 

Las casualidades

mujer trenza blancaPara mi nada es casualidad. Hace ya tiempo que vivo desde esa perspectiva en la que absolutamente nada ocurre sin que tenga una razón de ser aunque yo en ese momento no sepa verlo o entenderlo. Confío absolutamente en que, desde el actuar correcto, sólo puedo atraer hacia mi lo bueno. No lo que desea mi yo sino lo que beneficia a mi alma.

Visionar, es el lenguaje que nos permite comunicarnos con la Intuición y la Conciencia Superior. Se trata de percibir  las indicaciones de las Leyes de la Naturaleza a las que pertenecemos. Vivir conscientemente. Sin entrar en interpretaciones, más allá del razonamiento y la lógica. Simplemente siendo Observador de las señales que el Universo me manda, que es el Hacedor, no ‘yo’.

Esto quiere decir, que primero debo reconocer que no estoy ni soy algo aparte del Todo. Debo reconocer que lo que yo hago y pienso influye en el resto al que pertenezco. Debo entender y aceptar que existe una Ley de Causa y Efecto que me afecta inevitablemente. Y que mi forma de acción y mi actitud ante la vida, son las mismas energías que me serán devueltas y son las que  voy a atraer.

Entreveo la Realidad apartando los velos de ilusión  que mi propia mente crea; prefiriendo ella la justificación y el no querer ver la Realidad. Y vislumbro lo que es evidente -más allá de la mente inquisidora y manipuladora-.

Ahora es desde el conocimiento intuitivo que es claro, transparente, fundamental, indudable… el  que ahora permito que emerja en mi y sea, esta facultad, la que me guíe.

Cuando nos movemos por la vida, siendo dueños de ella, es decir no dejándola en manos de las casualidades, entonces la vida se vuelve maravillosa. No importa cuán dura y difícil es externamente en el plano material. La vida se vuelve maravillosa cuando nuestra alma y espíritu la contemplan como un juego, sin implicarse seriamente en ella… ¡es tan corta! …