La voluntad propia

niño con botas“¡Niño estate quieto!” pretende ser una frase mágica pero no lo es.  Los niños no  están en estado de reposo  ni un minuto; es normal, son niños, tienen mucha vitalidad. Lo malo es cuando a la fuerza se les obliga a estarse quietos y tienen que REPRIMIR su energía -que no saben canalizar o almacenar- … porque la infancia es la etapa de la vida para descubrir, curiosear, experimentar y dar rienda suelta a la imaginación…

Nadie les ha enseñado a relajarse y estarse quietos por voluntad propia; en los momentos en que es bueno darle descanso al cuerpo y a la mente. Lo que han aprendido los niños, en su defensa, es a EVADIR LA MENTE.

Hay que dedicarles tiempo porque la queja generalizada por parte de los maestros de que “su niño tiene falta de concentración” no se arregla echándole un discurso de que debe estudiar más y prestar atención en clase. El niño tienen capacidad para la concentración; pero la han perdido por falta de estímulos. No tienen facilidad para fijar la atención en algo porque la mente se ha vuelto débil al no ser incentivada. El sistema educativo y el tipo de vida actual no inspira ni alienta a desarrollar la mente hacia el discernimiento superior.

Los adultos se sienten confundidos y eso es lo que están transmitiendo a las nuevas generaciones. Los adultos sufren de ansiedad y estrés y eso es lo que perciben los más jóvenes. Los adultos tienen miedos y  sus vidas están enfocadas a ganar  DINERO y esa es la perspectiva de vida que reciben los niños.

Podemos conseguir que los niños vivan su infancia sintiéndose seguros de que son guiados en sus primeros pasos de formación desde el Amor. Animándoles a que sean ellos mismos para que descubran su vocación. Animándoles a que tengan iniciativas.

Los niños crecen hoy en día asilvestrados y desvalidos. Tenemos que escucharles. Conocer sus miedos y responder con respeto a sus inquietudes. Deben recibir las herramientas y los códigos de conducta que les ayude a enfrentarse al mundo para que aprendan a relacionarse en la sociedad desde los valores que nos distinguen como humanos.

 

 

 

La Mente y el Mundo Imaginario

ser espacio luces‘Creemos’ que somos la Mente porque ella ya nos domina y gobierna de forma totalitaria.

No la cuestionamos. Nos hemos doblegado a ella sin poner resistencia. Esto es parte del Sistema educativo impuesto: no nos enseñan a pensar y discernir. Sencillamente, nos hemos rendido pasivamente a ser obedientes (creer lo que nos dicen),  al no ver o imaginar como posible  otras formas de ser.

La mente racional puede ser un freno para nuestro desarrollo y complitud del Ser. Porque más allá de la Mente y de la Lógica existen otras dimensiones de nuestro Ser que desconocemos. Existe y es parte de la ‘Realidad Absoluta‘, nuestro mundo Imaginario, al que podemos asistir ‘saliendo’ de la Mente racional. Yendo a él, nos sabemos poseedores de la Libertad, somos creativos, expansivos. Yendo a él, entramos en contacto con el CONOCIMIENTO INTUITIVO que tenemos como potencial para evolucionar…

Necesitamos ayuda externa para ¡desaprender¡ el programa mental en el que estamos atrapados ¡y que es tan limitado y gris!. El miedo, la inseguridad, la baja autoestima, las creencias impuestas, son los barrotes de nuestra  estrecha cárcel mental

¿De dónde puede venir la ayuda? – Las técnicas y disciplinas que enseñen a cómo desarrollar la Conciencia nos van a ser muy útiles en la primera etapa para conocernos a nosotros mismos. Por ejemplo, el Yoga, Reiki, Mindfulness, Meditación, algunas artes marciales, y otras prácticas que existen  para el cultivo y crecimiento personal.

Primero se trata de desaprender. Vaciarnos de creencias impuestas. Sanar heridas emocionales del pasado. Cerrar y concluir, a través del perdón hacia nosotros mismos y hacia los demás, situaciones e historias que arrastramos en el tiempo y cargamos sobre nuestros hombros o las tenemos fosilizadas en nuestro corazón, ocupando espacio, pudriéndose dentro … todo ello es necesario para situarnos -depurados- en el PRESENTE.

Aquí y Ahora. Preparados para adentrarnos en nuestro corazón.

 

 

Esclavos acomodados

niña pintandose uñas piesLos sistemas educativos en todo el mundo, sean religiosos o laicos, sean en las sociedades modernas o las tradicionales, sea en colegios públicos o privados, todos ellos asfixian la creatividad  natural con la que nace cada ser humano, reformándolos en seres temerosos, volcados al mundo externo consumista y superficial  y obedientes a la autoridad.

Los niños comienzan a ir a la escuela con entusiasmo, abiertos a aprender, llenos de curiosidad.  A los pocos años de haber entrado en el sistema, sus ojos ya han perdido el brillo que encendía su  pasión por la vida. Se ha desvanecido la admiración por el maestro y todo adulto vendido al sistema … ¿creéis que los niños no lo perciben? No sabrán ponerle nombre, no se pararán a poner etiquetas; pero perciben la realidad: algo falla; la mentira, la falsedad, el engaño, la codicia, el desinterés, … eso es lo que perciben.

Se ha  inculcado  el miedo, la desconfianza, la inseguridad. Resulta evidente que estos métodos educativos son nefastos.  Su propósito, de no enseñar a pensar,   ya es hora de que desaparezca. Aunque no lo quieran, un nuevo ser humano consciente y con Conciencia está emergiendo.

Tenemos que ser capaces de construir una vía libre que nos lleve a experimentar todo nuestro potencial como seres originales que somos. Que renazca en nosotros la aspiración de ser libres y el anhelo de ser seres completos, viviendo en paz y armonía.

 

 

 

 

Sé co-creador de tu vida

mujer pintandoCrear es producir algo de la nada. En general el ser humano ha dejado de ser creativo desde el momento en que se ha ido  limitando a sí mismo al  IMITAR y  MEMORIZAR lo de otros.

No habiendo desarrollado una mente creadora ni  abierto las puertas a las facultades creativas, no se siente  capaz  de tener por sí mismo  ideas más elevadas e inspiradoras.

Cuando la realidad es que el ser humano es y podría llegar a ser el co-creador de la Belleza y la Felicidad de su vida.

La mediocridad se instala en las personas que actúan según las ideas de otros, habiendo renunciado -de forma inconsciente- a ser ellos mismos. Éstas personas poco a poco van perdiendo su brillo. Esta pérdida de Luz propia puede comenzar en la niñez debido a una educación severa y dominante o también sobreprotectora.

Si en la segunda etapa de la vida,   a lo largo de la educación escolar, entran en  un  sistema educativo donde el modelo a seguir es restrictivo y mecánico y  sobre todo donde no se les enseña a pensar por sí mismos, esto dará como resultado, por un lado,  jóvenes rebeldes pero sin dirección ni modelos a seguir  que sean válidos para sus propios intereses.  Buscarán por inercia lo fácil, hastiados y desilucionados de una vida sin alicientes y poco atractiva. Por otro lado, habrá  jóvenes sumisos, resignados en su docilidad a llevar una vida  gris sin sentido, dependientes de la aprobación de los demás.

Este panorama, que es con el que nos encontramos hoy en día, tiene un reverso y es el de la Creatividad. Y la encontramos en esos niños y jóvenes que han crecido dentro de un ambiente en el que se les ha animado a seguir sus impulsos creativos y se les ha respetado su inclinación vocacional.

Su naturaleza al sentirse libre se va expandiendo para poder dar expresión al ser. La creatividad es eso, la necesidad de expresión de lo que no tiene forma y necesita materializarse.

Todas las energías internas que nacen en el corazón y en el Alma de una persona creativa son  materializadas en  forma de sentimientos armónicos y liberadores.  Cuanto más refinadas estas energías más sublimes son y la vida misma se convierte en una explosión de creatividad, entusiasmo y curiosidad por todo.