REIKI y el sexto sentido

REIKI, la energía del Cosmos en nosotros.

La Intuición es el sexto sentido que te pone en contacto con tu Ser. Quien eres. Tu naturaleza esencial.

Desde esa conexión, comienzas a ocuparte de ti mismo, a responsabilizarte por tu bienestar, a desechar todo lo inútil.

En REIKI le llamamos a eso AUTO-SANACIÓN. Iniciarse en REIKI es recibir esa energía cósmica que te impulsa en el Camino de la auto-realización.

Tu sentido de la percepción se agudiza y el conocimiento y saber sobre ti mismo se abre ante ti; va dejándose ver sin esfuerzo.

Los siete CENTROS ENERGÉTICOS que dirigen tu cuerpo emocional, ligados a la vez a tu cuerpo mental y cuerpo físico, se hacen presentes y puedes hacerte Observador de sus mecanismos de manera cada vez más imparcial y determinante. “Tengo un cuerpo físico. Tengo una Mente”.

Te haces consciente de la importancia de tenerlos a tu servicio y aprendes a mantenerlos en equilibrio y armonía.

El REIKI ha abierto las puertas hacia tu mundo interior y todas sus dimensiones para tu disfrute.

Sólo desde el conocimiento de uno mismo es que conseguimos una salud y bienestar estable. Por el Poder de la Intención. Por el poder del conocimiento de uno mismo que nos permite ser libres de todo condicionamiento. Somos energía vital y tenemos la capacidad de transformar esa energía en PRANA; almacenarla, redirigirla y utilizarla para nuestro Bien y el de los demás.

A medida que vamos tomando Conciencia de nuestra realidad y nos vamos deshaciendo de todo pensamiento y creencia inútil, nos iremos sintiendo más libres para que nuestra naturaleza se exprese.

Nos quitaremos la rigidez física y mental, habrá cada vez menos tensiones: y esto se traduce en salud.

El REIKI te convierte en Canal receptivo de frecuencias cada vez más elevadas que te llevarán a profundizar en ti hasta conectar con tu Alma y Espíritu.

REIKI es un instrumento más y un Camino más para alcanzar la auto-realización a través de la auto-sanación. Todo está ligado.

El cuerpo energético

Existen las medicinas naturales, antiquísimas como la china y otras más, que actúan sobre los desequilibrios energéticos a través de la estimulación intensa de los meridianos y chakras. Son remedios y técnicas vibracionales reguladoras del sistema energético. Junto a la acupuntura, la homeopatía, el REIKI, las esencias florales (Bach y otros sistemas más resientes) son todos ellos muy eficaces para la sanación, ahondando en el cuerpo energético.

La medicina oficial se centra en los síntomas del cuerpo físico y actúa para suprimirlos. Los sistemas del salud que solamente atienden el cuerpo físico, basándose en las causas, tienden a hacer crónicas las enfermedades.

Sin embargo, todas las medicinas naturales saben que la enfermedad se manifiesta primeramente en el cuerpo astral/emocional antes que en el cuerpo físico. Y éste se ve afectado desde las emociones no resueltas.

Los órganos de nuestro cuerpo están relacionados con las diferentes emociones. Muy resumidamente es así:

MIEDOS / elemento Agua / RIÑONES.

Cuando la energía de los riñones es débil la persona es miedosa.

RABIA / elemento Madera / HÍGADO.

La rabia debilita la energía vital lo que nos expone a enfermedades.

INSEGURIDAD / elemento Tierra / BAZO, ESTÓMAGO.

Preocuparse por todo afecta al Bazo y al sistema digestivo.

DEPRESIÓN / / INTESTINOS.

La falta de entusiasmo por la vida se ve afectada en los intestinos.

TRISTEZA / elemento Metal / PULMONES.

Una energía débil en los pulmones causa tristeza y ésta daña los pulmones

RIGIDEZ y EXCESOS / elemento Fuego / CORAZÓN.

Toda emoción y sentimiento desproporcionado se debe al exceso de Fuego.

Con esto quiero decir que, siendo Observadores de nosotros mismos, y prestándole atención a nuestro cuerpo emocional y mental, podremos mejorar nuestra salud antes de que las enfermedades o molestias aparezcan en el cuerpo físico.

Somos energía. Disponemos de cuatro fuentes de energía:

ENERGÍA HEREDADA / ENERGÍA que nos llega a través de la ALIMENTACIÓN / ENERGÍA que recibimos a través de la RESPIRACIÓN consciente / ENERGÍA SEXUAL.

Los CHAKRAS o centros energéticos guardan relación con nuestras dolencias físicas, mentales y emocionales. Que sepamos que, a través de ellos podemos aplicar la sanación.

Todo es más sencillo de lo que parece.