Vivir sin pasión de vivir

Hay que corregir con urgencia el vivir sin pasión de vivir. Y es cuando la desesperanza ha llegado al Alma.

Existen diferentes tipos de pasiones pero aquí nos centramos en LA PASIÓN DEL ALMA. La PASIÓN, como estado del Alma, es el ánimo por la vida en sí misma, en todo su potencial.

Cuando la pasión del Alma está despierta, todos los sentidos parecen multiplicar sus efectos. Y así es; la belleza,la fragancia, el placer, pero sobretodo el AMOR se desborda por todos los poros de la piel, de forma neutra y pura, por el simple hecho de sentir la vida.

El Amor se desgrana en alegría, esperanza, dicha, gozo…y parece todo lo mismo pero no lo es, porque todas estas emociones vienen de muy adentro; de la fuerza y poder de un Alma sana.

La persona de Alma apasionada no tiene miedos, no se cuestiona las cosas, no duda,no juzga … vive desde la corrección, confianza y certeza de su Conciencia.

La persona de Alma apasionada es altamente sensible, pacífica. En su sentido del Amor no tiene cabida el”yo” como objetivo. Este tipo de persona es espiritual sin proponerselo ni hacer esfuerzo por ello porque de forma natural ama a todos y a todo.

Voluntad y superación

hombre y caminoNuestra libertad está hecha de voluntad y nuestra alma está hecha de compasión. Necesitamos de voluntad para superarnos y necesitamos de compasión para rendirnos al Amor.
Si no estoy espiritualmente enraizado a la Madre Tierra, consciente de mi ser,  y si no está mi mente entrelazada a mi alma…y si no está conectada mi esencia al Universo… la vida no tendría sentido alguno al no poder reconocer la razón de ser.

Si no me abro a comprender la inteligencia viva creadora que existe en la Naturaleza, si me resisto a aceptar que hay una Fuerza y un orden superior… y si me niego a entrar en el flujo de las energías cósmicas que mueven el Universo… la vida se convierte en un campo de batallas totalmente absurdo y cruel …

El sentido de superación está inscrito en el ser humano gracias a la nobleza del espíritu. Lo superior debe dominar lo inferior y este es el aprendizaje que hemos venido a cumplir.

Si el alma  se viese amenazada por las pasiones y los vicios,  la Inteligencia y la Conciencia están ahí para fortalecer la Voluntad e impulsarnos  a superarnos.