La angustia y la ansiedad que nos somete

La capacidad de pensar por uno mismo; aunque suponga un enfrentamiento con el dolor de la realidad. Aunque signifique tener que reconocer nuestras limitaciones y debilidades, admitir nuestros errores y fracasos … que en verdad nos fortalecen para mejorar.

Pensar por sí mismo para que las creencias de otros no nos confundan. Para poder hacernos cargo de las responsabilidades que nos corresponden pero no más.

Reconsiderar y popner orden en nuestras prioridades y en nuestro mundo interno.

Para poder fortalecer nuestra soberanía personal sin caer en la soberbia, desde la humildad, porque una cosa no está reñida con la otra.

Alinear las nuevas visiones de nuestra Conciencia con el Saber innato y perenne de nuestro espíritu.

Saquemos fuera toda la ansiedad y la angustia reprimida porque son sólo trampas mentales para mantenernos sometidos.

No nos sintamos obligados a actuar de forma distinta a como desea nuestra Alma.

No estés ausente

hombre alto cimaNo dejes pasar la vida sin vivirla plenamente.

Respira conscientemente.

Pon atención en las fosas nasales mientras respiras y sitúate en este momento.

Ahora deshazte de las tensiones que hay en tu cuerpo para dejar espacio a lo nuevo.

Lleva tus cinco sentidos hacia tu interior y siente: estás vivx.

Cambia el sentimiento de opresión y limitación por ESPACIO … expande la Conciencia de Ser. Sal de la mente y siente.

Permítete ser quien eres.

Ve al centro de ti mismx.

Agradece.

Tu eres el dueñx de tu destino. De tu felicidad.

Desde la aceptación de lo que no puedes cambiar.

Sé feliz.

 

Las trampas de la mente

mujer lluvia paraguas3Resulta que los días que llueve o amenaza lluvia no sales de la casa. Te dan miedo los días encapotados, de nubes negras y el mojarte. Supongamos que vives en la inconsciencia y no sabes que existen los paraguas ni los chubasqueros, las botas de agua … así que, los días de lluvia, son días  en los que te encierras en casa y te lamentas de la desgracia de no poder salir y hacer todo lo que tienes que hacer …

Lo mismo ocurre para cualquier cosa que sentimos y creemos nos impide hacer o ser. Sin tomar consciencia de que existen herramientas, nuevos caminos o formas, para solucionar o mejorar lo que sea.

La mente, mientras no la pongamos a nuestro servicio, será nuestra peor enemiga creando siempre conflictos y fantasmas… no dejándonos la oportunidad al cambio. Impidiéndonos ver nuevas opciones. Justificando los miedos y las limitaciones que nosotros mismos nos creamos …

No nos quedemos detrás de los cristales viendo la lluvia. Vamos a salir fuera con un paraguas o inclusive vamos a salir fuera a sentir la lluvia y que nadie nos tenga que explicar de qué  se trata … esta es la mayor libertad y gesto de valentía que podemos hacer.