El Ego gana

chakras 7Comenzamos a tener consciencia de que necesitamos guía, “algo” que nos saque del estrés y la ansiedad. Demasiada actividad cerebral que no sabemos ni podemos parar. ¿Qué hacer? Porque ya nos está afectando en nuestro hacer diario.

Luego viene la idea de apuntarnos a algún curso sobre crecimiento personal  y hacemos prácticas espirituales como el yoga, la meditación, etc. Muy útil para comenzar a aquietar la mente.

Asistimos a charlas y vamos aquí y allá llenándonos de información muy válida que nos ayuda a encontrar nuestro centro de estabilidad emocional. Este momento es el más peligroso pues el Ego en lugar de ponerse en su sitio, ante el peligro de perder su poder,  busca la mejor estrategia para que desistamos.

Hace que flojee nuestra voluntad y hace que  nos rebelemos contra la disciplina y el esfuerzo de la perseverancia que requieren estas prácticas. Encuentra las justificaciones ideales para que dejemos de ocuparnos de esas otras partes de nosotros que requieren atención. Nos cansamos, buscamos otra cosa, lo dejamos, …  para todo queremos resultados rápidos. El Ego ha ganado; volvemos a nuestras rutinas.

Pero puede ser que si esa estrategia no funciona busque una más sutil. Y nuestro Ego nos vuelve a jugar una mala pasada; creernos que nosotros estamos a un paso de la iluminación. Creernos que somos seres elegidos y ya no necesitamos de un guía o cualquier otra ayuda para desarrollarnos enteramente.

El Ego apuesta fuerte siempre por salirse con la suya. …

Energía Reiki

Cuando yo me inicié en Reiki hace ya muchos años, gracias a la invitación de una amiga, no entendí nada… nunca había oído hablar sobre que somos energía ni de que podíamos percibirlas ni mucho menos de que se podía sanar a través de la imposición de manos.  Así que me olvidé de eso como una anécdota más pero debió suceder que esa energía transmitida comenzó a trabajar en mí por su cuenta. Al cabo de algún tiempo volvieron a invitarme y ya sí presté más atención e interés. Repetí el curso de  primer nivel y comencé a practicar en mí el ejercicio de auto-sanación. Y ahí sí que resultó ser un punto de partida hacia lo que supondría un cambio radical en mi vida.

Reiki es una herramienta de transformación y su comprensión no pasa por la mente; no puede razonarse pues va mucho más allá la magnitud de su alcance y poder. Por un lado, el maestro de Reiki te brinda el método y la disciplina necesarios para hacer el camino de desarrollo personal. Por otro lado, son las energías que ha transmitido el maestro/a -como Canal de las energías cósmicas- las que van a hacer de impulsoras del despertar de la Conciencia. Y en la medida  en que tú estés abierto a ello y fluyas en ellas, en esa medida avanzarás.

Es así como nos vamos a liberar de conductas rígidas. Se hará más fácil crear vínculos nuevos más saludables. Va a ser posible eliminar antiguas impurezas y sanar viejas heridas emocionales. Se van a desarrollar nuestras facultades perceptivas e intuitivas. Vamos a comenzar a poner orden en nuestra vida a todos los niveles de forma fácil.

A lo largo de este proceso, hechos los tres niveles de aprendizaje que te llevan a la conexión con tu maestro interior y de la Fuente de la Verdad Única, consigues un dominio completo de las energías para aplicarlas, dirigirlas y multiplicarlas, siempre con la intención pura de servicio desinteresado para el beneficio de tu Ser y el bien de los demás.