La importancia personal

Terminó el tiempo de ser pasivos, de ser sólo observadores críticos, de los demás. La vida ha dejado de ser un juego impersonal y gratuito a ser un juego responsable.

La vida sigue siendo un juego -y se pasa fatal si no se conocen las reglas-. Y sigue siendo un juego porque tiene que fluir desde la inocencia. Y la inocencia está ligada a la Gracia Divina, se entienda esto o no.

Es la Gracia Divina la que le da a la vida el carácter sagrado.

La vida, si no le damos un fundamento sagrado, es vana; no tiene sentido ni profundidad.

Si a la vida la despojamos de su manto sagrado, se vuelve miserable. Si el ser humano deja a un lado su aspecto sagrado se vuelve cruel, déspota.

Es entonces cuando la Naturaleza le da la espalda, la Madre Tierra le ignora y deja de protegerle.

Tu decides. Cada uno decide. Y aunque venimos marcados por un karma; con un bagaje que nos condiciona y posiciona, somos libres para resistirnos a cumplir con nuestro destino o acelerar nuestro aprendizaje (desde la rendición de nuestro Ser) o quedarnos impasibles en el propio infierno que nos hayamos creado.

La vida es un juego, si nos tomamos a nosotros mismos demasiado en serio, estamos alimentando el Ego y nuestra importancia personal no nos dejará disfrutar, agradecer y valorar nuestra existencia …

Anuncios

Seguir a un Maestro

DSC01715Siempre pedí fervorosamente a Dios poder sentir Su Presencia. He tenido que morir y renacer en esta vida para que Él me concediese esa Gracia.

De forma aparentemente fortuita el Maestro apareció en mi vida mucho después de que yo le estuviese buscando infructuosamente, inclusive en un viaje muy absurdo que hice yendo a Sudamérica, convencida que allí le encontraría.

Sin embargo, tiempo después, desde el primer momento en que le vi supe desde mi corazón que él era el maestro. Su energía de amor puro llegó a mi alma. Esto sucedió en noviembre de 2007. Mi relación con él ha sido siempre totalmente intuitiva. Más allá de los cinco sentidos mi corazón sintonizó con su energía espiritual.

Ya entonces yo era maestra de Reiki y trabajaba en la sanación energética. Mi experiencia en el campo de las energías me ayudó a entender de lo que él intentaba transmitirnos. Su discurso desde entonces se ha vuelto más accesible y él mismo nos ha llegado a confesar no hace mucho que cuando llegó a Occidente creía que en cuestión de tres a cinco años podría -por su conocimiento- llevarnos a un alto nivel de Conciencia pero al ir percatándose  de nuestra resistencia y rigidez mental, ahora nos habla de que necesitaremos por lo menos dieciocho años para conseguirlo si hacemos la práctica espiritual de forma regular.

Estoy hablando de Sri Swami Purohit, que ya es conocido por muchos en España. Gracias a él, mi camino se ha despejado y mi Conciencia se ha fortalecido. Swamiji es la imagen viva del padre amoroso y paciente que enseña desde el amor incondicional.

Todo lo que pertenece al mundo abstracto e invisible, él lo hace concreto y palpable. La energía cósmica que Swamiji transmite es totalmente real y benéfica al instante. Después de sus charlas, siempre aleccionadoras, él nos conecta con nuestro corazón.

Ha sabido adaptar sus tradiciones hindús y su mentalidad india a nuestra naturaleza occidental, introduciéndonos en el Yoga y la Meditación de forma magistral.  Escucharle recitar Mantras arrulla y aquieta nuestros sentidos y es un bálsamo para nuestra alma.

Seguir las enseñanzas de un Maestro acelera el despertar de la Conciencia. España y particularmente Granada, nos sentimos privilegiados de tenerle con nosotros.

 

 

 

 

Desde el esfuerzo consciente y moderado

chakras2Somos Seres de Luz en potencia. Creemos que es por nuestro esfuerzo mental y disciplina física que estamos  consiguiendo un crecimiento espiritual . Uno cree que es uno mismo quien decide, hace y consigue desde la idea del “yo” y desde la mente.

Pero no es así. Y quien persiga alcanzar la “iluminación” desde su mente quedará atrapado en su propia vanidad y orgullo. Así que, la evolución como humanos no sucede por impulso desde abajo sino por de ATRACCIÓN desde arriba,   desarrollando nuestra Conciencia, a través de generar,  almacenar  y canalizar la energía.

¿Cómo generar y almacenar energía vital?

  1. El ejercicio físico moderado dirigido de forma consciente para crear energía nos va asegurar un equilibrio correcto entre cuerpo-mente-corazón.
  2. Debemos hacernos responsables de consumir alimentos frescos y de calidad. Hacernos conscientes de elegir productos de la tierra porque ellos son los que nos alimentarán energéticamente  de luz solar procesada.
  3. Ejercicio de limpieza de nuestros centros energéticos (chakras) para reducir las energías negativas que nos bloquean y forman resistencias.
  4.  Convertirnos en Observadores del ‘personaje’ para que cada vez tomemos más Conciencia de quién somos en realidad y lograr desapegarnos del ego.

El trabajo de crecimiento interior y evolución   es un proceso largo que dura hasta el final de nuestra vida. La primera etapa se realiza a través de un esfuerzo y disciplina, innegablemente, pero la energía espiritual y la evolución no se produce en virtud de nuestro trabajo físico y mental  sino por la Fuerza y Poder de la Gracia Divina.

Los siguientes etapas serán desde la facilidad, fuera de los conflictos y el sufrimiento.

La energía de la Gracia Divina entra en la naturaleza del ser humano y lo despierta en su realidad divina, como Ser de Luz en potencia y esa energía es la que nos da fuerza para avanzar. El Yo, sólo puede entregarse, rendirse, es entonces  cuando se transforma, se eleva y evoluciona.

Las tres Gracias

mujer meditando luzSegún dejó dicho Séneca, tres son las Gracias de la Generosidad: Dar, Aceptar y Devolver.

La Gracia puede ser un don natural.  Pero también es una concesión divina que nos ha sido dada antes de venir a este mundo, seguramente por merecimiento propio de otras vidas …

Algunas personas tienen miedo a DAR por temor a perder. No se han dado a sí mismas la oportunidad de experimentar de que al dar estamos abriendo las puertas a la Abundancia y nos viene devuelto y multiplicado lo que hayamos ofrecido de corazón.

ACEPTAR es una acción y efecto,  con  una profundidad casi sin límites. Y es que cuando comenzamos a practicar  la aceptación de forma consciente vemos que esta forma de actuar  ensancha nuestro estado de alegría y satisfacción con nosotros mismos. La aceptación nos da una recompensa casi simultanea  y es que la Naturaleza está atenta a nuestro actuar.

Y a esto se refiere cuando aparece la Gracia de DEVOLVER. La Naturaleza y el Universo nos corresponden con Amor, facilitándonos la vida.