El Alma

corazon rojo y amarilloEl conflicto y el sufrimiento se crean a nivel mental. El dolor puede ser a nivel físico pero también se filtra emocionalmente en el corazón. Más profundo está el tormento del Alma, cuando queda desconectada de lo divino en su Ser o queda interrumpido el flujo del Alma de la persona que ama o de la Divinidad misma.

Mientras se vive en la inconsciencia del Ser, el Alma está dormida y la existencia se limita al mundo exterior. Siendo así, no somos conscientes ni actuamos desde nuestro potencial divino que radica en el Amor Puro y la Compasión… éstos son los estados superiores del espíritu.

Pero cuando la Conciencia y el Alma despiertan, se expande nuestra visión del mundo y se descorren los velos que nos velaban de la Realidad. A partir de ahí, es nuestra Alma la que nos alumbra el Camino.

Cuando el corazón está cerrado asfixia el Alma. Y esto ocurre cuando sólo se vive hacia lo externo y material. El sentimiento de vacío y abandono invaden la mente y el corazón.

Abramos el corazón al Amor y el Alma dejará salir su Luz por las ventanas de nuestros ojos, a través de la voz irradiará dulzura y se abrirá nuestra capacidad de escucha e intuición.

La vida se transforma y nace la felicidad y la paz interior.

Cuando la conciencia se hace Luz

meditacion circulo preciosoQue tu mente y tu corazón se vacíen y formen un espacio amplio, transparente, diáfano … sin expectativas ni deseos.

Que tu mente y corazón, unidos, se conviertan en una plataforma luminosa,  casi infinita, para recibir el Silencio, la dicha de Ser y la Serenidad.

Que tu mente y corazón, por su propia liviandad, se eleven a otras dimensiones  …

Entonces se producirá el desprendimiento y   entrega de todo lo denso .

Nueva etapa realmente. Un paso más hacia la confianza absoluta al misterio de la vida en uno mismo. Y podríamos llamarlo humildad, al reconocer nuestra ignorancia sobre los estados superiores, a los que ya no vamos a poner resistencia.

Hacemos camino al andar, como dijo el poeta. Lo que veo en este momento; la dimensión y perspectiva de la vida, es nueva. El estado de inocencia reaparece. No surge algo pensado o ideado sino que se da por sí mismo; surge ante la mirada de sorpresa.

Es la evidencia de lo que ES, que está “fuera” de la mente. Lo que se hace innegable  lo manifiesta la Conciencia al expandirse. Son los velos de la ignorancia que se descorren, para asombro y maravilla de nuestra inteligencia.