El enemigo interior

He descubierto en mi Mente un intruso. Hacía tiempo que me estaba quejando de que algo me estaba impidiendo lanzarme a hacer más cosas y no lograba sentirme contenta conmigo misma, sin saber porqué.

Comencé a asistir a clases de canto y el primer mes he disfrutado muchísimo de escuchar mi voz y poder expresarme. Pero, para mi sorpresa, en la última clase, no fui capaz de entonar correctamente y me sentí tensa e insegura.

Meditando sobre ello, capté en mi Mente el Miedo. Me estaba saboteando, haciéndome dudar de mi misma.

Cuando esa parte oscura de la mente percibe algo nuevo, lo bloquea desde el miedo a fallar.

Esta “sombra” que planea vigilante para que nada nuevo ocurra y poder así seguir con los parámetros conocidos, actúa desde la rigidez de un orden que está muy lejos de ser la libertad del Ser.

El Miedo, cuando se vuelve dominante, es el mayor enemigo del Alma. Nos debilita, quedamos a su merced, sumergidos en la inseguridad.

Siendo Observadores de nosotros mismos quedará al descubierto y podremos enfrentarlo. Sucederá de forma natural un cambio de percepción y el miedo desaparecerá. Pues el Miedo -sea el que sea- no es real, es una ilusión que se instala en nuestra Mente y que sin darnos cuenta vamos alimentando….

Debemos entonces volver a tomar el control de la Mente. Situarnos en nuestro centro; Mente/Corazón. Es necesario hacer una limpieza de todo pensamiento tóxico. Sin distracciones inútiles para que nuestro estado de Conciencia esté despierto.

Tres Emociones negativas

mujer azul esferaEl sufrimiento psíquico nos inmoviliza y nos condena a no poder alcanzar nuestros deseos más profundos. Todos, en algún momento, sentimos alguna emoción negativa que nos perjudica, alterando nuestra tranquilidad mental y emocional. Pero existen TRES de ellas que quizás sean las más frecuentes y que nos hacen reaccionar sin poder controlarlas debidamente. Pero estas emociones nos dan lecciones de vida:

MIEDOS.- Vamos a reconocerlos y ocuparnos de ellos, desde la Conciencia . Los vamos a observar de manera neutra -como si no fuese con nosotros las emociones que crean-. Y vamos a hacernos conscientes de que podemos enfrentarlos pues están en nuestra mente como una idea más.  Nos decimos: “Yo no soy mi mente. Tengo una mente. Yo no soy mis miedos…YO SOY AMOR”

RABIA.–  La rabia se instala en el chakra del Plexo Solar. La cólera, la violencia, la agresividad, el enfado, la irritabilidad, todo ello tiene que ver con el hígado y un exceso de energía de elemento Fuego en este centro energético. Lo contrario sería la COMPLACENCIA. Respirar conscientemente y llevar calma al chakra del Plexo Solar. El contentamiento es un estado del Alma que nos proporcionará tolerancia y ACEPTACIÓN. Así podremos desbloquear este importante chakra y nuestro hígado podrá cumplir con su función perfectamente. Nos decimos: “Asimilo (la rabia) y la transformo en aceptación para mi Bien y el Bien de los demás. Yo Soy Amor”.

INSEGURIDAD.- La inseguridad crea ansiedad por ello debemos fortalecer la confianza en nosotros mismos si queremos deshacernos de la angustia que se crea ante la duda sobre nuestras capacidades. Nos decimos: “La vida es un desafío  y una experiencia. Para poder aprender acepto el  equivocarme. Yo Soy Amor”.

Este aprendizaje de desidentificación nos ayudará a deshacernos de las emociones negativas. Así es como fortalecemos nuestra mente al enfocarla de forma positiva.

Con constancia, todo lo negativo desaparece a la luz de lo positivo.