Sin intereses

MANO LUZLa clave para no engañarnos a nosotros mismos, cuando tenemos un deseo profundo y sincero, es estar atentos a que nuestra mente no esconda ningún interés egoísta que mancille el propio deseo. Lo que se anhela debe estar libre de codicia, vanidad o que detrás del mismo deseo no haya la intención de obtener algún otro provecho.

Las cosas del corazón se hacen limpiamente. Para atraer lo que deseas no tiene que haber intereses ocultos.

Si el agua está turbia debemos esperar a que se asienten los posos para que se vuelva clara y cristalina. De igual manera, debemos dejar que los pensamientos se asienten para que toda idea de interés, más allá del propio deseo, no entre en el corazón.

¿Son nuestros deseos claros o están empañados por intereses? Deseamos amar pero más que nada para ser amados. Somos amables y bondadosos mientras nos reconozcan nuestros valores. Buscamos el amor pero por miedo a la soledad. Queremos tener hijos para que llenen nuestras carencias afectivas …

¿Tengo un deseo sincero o sólo es un pensamiento que persigue un interés? ¿Estoy buscando una ganancia o es un anhelo real?

Seamos sinceros con nosotros mismos a la hora de desear e indaguemos en nuestro corazón la razón verdadera que nos lleva a querer conseguir algo.

Anuncios

Desear con intensidad

meditacion-energiaHace unos años durante la meditación sentí que Swamiji me decía “tienes que desear que venga”. Mi maestro estaba en la India intentando venir a España desde hacía un mes pero tenía problemas con el visado. Me di cuenta en ese momento que realmente mis deseos de que él viniese no eran muy fuertes, al menos,  no tenían la intensidad suficiente para intervenir en el curso de los acontecimientos para favorecer su llegada a España.

Al DESEO tenemos que añadirle energía para darle vida. El deseo, como cualquier sentimiento, puede tener diferentes grados de intensidad y pureza. Pueden ser meras palabras o pensamientos sin fuerza.  O pueden estar mezclados con miedos, desconfianza, incredulidad o expectativas, todo eso debilita el que se pueda materializar.

Me acordé de algo que viví hace unos cuantos años y ejemplifica la fuerza de un deseo y su efectividad.

Mientras vivía en Irán, ayudé a muchas jóvenes en sus partos. Ellas eran estudiantes extranjeras, lejos de sus familias y al ser yo mayor y con muchos hijos, buscaban mi apoyo. Una de estas mujeres, canadiense, tenía que parir a principios de agosto y vino a casa a pedirme estuviese presente en su parto. Le dije que lo sentía mucho pero que ya tenía planeado ir a España durante el verano y que hasta finales de agosto no tenía pensado volver.

Insistió y me rogó que adelantase la fecha de vuelta pues ella tenía mucho miedo y me necesitaba. ¿Cómo voy a hacer eso? le dije, yo no soy imprescindible y tu bebé va a nacer muy bien y estoy segura de que todo irá estupendamente aunque yo no esté, dije intentando tranquilizarla.

Pero ella siguió insistiendo y sentenció: “No daré a luz hasta que tu estés de vuelta”. Yo reí su ocurrencia y me despedí de ella dándole ánimo.

El caso es que yo me marché de vacaciones y por supuesto no volví a acordarme de ella para nada. Pero mis planes se torcieron y tuve que regresar a Irán dos semanas antes de lo previsto. Ya acomodada de nuevo en mi casa y dentro de mi rutina diaria, me acordé de esa mujer y pregunté qué tal había ido el parto y para mi sorpresa me informaron de que todavía no había parido.

De un salto me puse en camino a visitarla, pues de pronto me vino su frase a la mente y me di cuenta que lo había dicho muy en serio. Entré en su casa y sólo verme me dijo con alivio “te estaba esperando”. La hice vestir y coger lo necesario y nos fuimos sin pérdida de tiempo a una comadrona, a la que yo llevaba las parturientas y que era una excelente profesional.

Efectivamente, en ese mismo momento, le provocó el parto porque ya estaba muy pasada de cuentas y nació una niña preciosa, gracias a Dios, sin ningún problema.

Para mí ese fue un ejemplo claro de cómo un fuerte deseo puede mover los hilos en el mundo de lo Oculto para que se materialise. ¿Qué sabemos nosotros del mundo de lo Oculto?

Al DESEO hay que sumarle CONFIANZA ABSOLUTA de que se dará. Y lanzarlo al Universo sin más. Con alegría.

Deseos y anhelos

arbol de oroYo quise vivir la vida como si de una gran aventura se tratase y me dejé la piel en conseguirlo.

Luego aprendí que mi equivocación fue el no haberle dado el enfoque correcto -que por su sutileza no había captado- y es que el deseo lleva consigo la decepción.

El deseo siempre es por algo externo y todo lo externo es efímero y todo lo efímero… termina … es ilusión.

Sin embargo, ahora descubro el anhelo y su profundo significado. El anhelo nace en el espíritu y una vez aparece queda prendido como una llama sagrada. El anhelo siempre es por algo sublime, vivaz y perenne.

Cuál es mi anhelo ahora que se han esfumado los deseos…

El anhelo va más allá del sentimiento individual… si habla de amor está nombrando el Amor. El espíritu, cuando roza el anhelo, crea un estado de armonía y compasión que envuelve todo y a todos.

El anhelo es aspiración e inspiración profunda en el Bien común.

 

La sanación por la Fe

chakras 4Nuestros pensamientos son energía y tienen  la fuerza de materializarse. En Reiki utilizamos  el Poder de la intención, para centrarnos como Canal de la Energía Universal del Amor Incondicional. Para ello debemos salir de la mente; para que el pensamiento sea puro y esté cargado de una determinación y voluntad clara,  libre de deseos propios.

Encasillar Reiki como terapia es limitar sus beneficios al nivel físico, cumpliendo el objetivo de  relajar y equilibrar los centros energéticos. Pero Reiki es mucho más … Reiki es  un término para nombrar una Energía cósmica sanadora que funciona por encima de toda lógica y se escapa a la comprensión de la Ciencia médica.

Llamamos Reiki  al Sistema por el que nos convertimos en Canal de la Energía del Amor Incondicional. Pero esa Energía Superior sanadora es la misma que utilizan todos los demás Sistemas sanadores naturales, le llamemos como le llamemos al método. Estamos hablando de la misma Energía que utilizaba Jesucristo para sanar y que se manifestaba a través de la Fe.

Desde la FE hay sanación; la FE es  confianza absoluta. Se consigue la sanación a través de la FE porque ella disuelve toda resistencia y hace posible deshacer todo nudo o bloqueo energético que creaba la enfermedad; el desequilibrio energético.

Mezclado sutilmente a nuestro deseo por ayudar a los demás,  también está el afán de nuestro ego por sentirse útil y protagonista. Cuidado con utilizar la sanación para reforzar nuestra  importancia; adoptando  un papel de protagonista cuando sólo debíamos ser ‘canal’ de la energía sanadora universal.

Es desde la FE que se produce la sanación. Desde la transmisión de una energía de Amor Puro capaz de impulsar la auto-sanación y de la que el ‘dador de Reiki’ es sólo un instrumento.

 

Muchas personas tienen un gran deseo de ayudar a los demás. Sienten que ‘deben’ ayudar a los demás. Pero el DESEO es una mezcla de sentimientos y energías, donde se proyectan  también el miedo, la ansiedad y la inseguridad.

Cuando queriendo hacer el bien, damos Reiki a una persona enferma, si dirigimos la energía desde la mente, estamos mandando nuestros pensamientos cargados de ‘buenos deseos’: pero estamos dando de nuestra propia energía vital.

Focaliza la intención

hombre pescandoEl pescador lanza su red a la inmensidad del océano. Es la red la herramienta de pesca pero es la INTENCIÓN del pescador, al lanzar la red, la que crea la posibilidad de pescar.

Visualizo el deseo en mi corazón y lo lanzo al Universo: desde ésta dimensión hacia más altas esferas.
Mi INTENCIÓN es conectar con la Energía Superior del Amor Incondicional que da vida y forma a todas las cosas.
 
Puedo crear con ella la experiencia que mi corazón anhela.
Visualizar, diseñar  y crear.  Desde el Poder del chakra del Tercer Ojo. Pero desde el Poder de la Inocencia y la confianza absoluta. La Fe y la certeza, de que así será.
Me muevo a mi universo interior para sincronizar mi pulso vibratorio con el del Universo Infinito.
La Conciencia en mi  -mi espíritu-  ES en la inmensidad de la Conciencia Universal donde aguardan las mejores posibilidades para atraerlas hacia mi.
SENTIRLO como ya concedido el deseo; los sentimientos deben darlo por  hecho y ser de alegría … ya solo queda dar las gracias y esperar, porque el momento adecuado lo decide Dios.

Deseos y anhelos

mujer bellaLos deseos pertenecen al mundo material. Tener deseos no es nada malo pero seamos conscientes de que el deseo atrae también la decepción, la frustración y la infelicidad, cuando no se ven cumplidos.

Los deseos son ilusiones a las que damos forma.  Abrirles la puerta,  puede convertir en insaciable una mente superficial; nunca serán bastantes los deseos logrados, porque a continuación aparecerá otro nuevo. Y todo debido a un sentimiento profundo de vacío e insatisfacción que identificamos con cosas externas que nos faltan.

Después de haber sufrido todo tipo de desengaños por no haber podido llenar ese vacío en nuestro interior. Entonces, nos rendimos, y es cuando aparece el anhelo. Nuestra alma herida pide desde lo más profundo del ser, acabar con ese sentimiento de infelicidad  y abandono.

Ese es el momento para experimentar otros planos de Realidad y VER en sí mismo los potenciales de vida. El anhelo surge del alma y del corazón, aspirando expandir la Conciencia y hacerse Luz. Aspirando convertirse en Amor Puro.

El anhelo pertenece a las dimensiones elevadas de nuestro Ser.

 

La gran invocación

energia de luz¡Qué coincidencia! ¡Qué casualidad! … qué sincronía, todo nuestro ser y las energías cósmicas atrayéndose hacia el mismo lugar … confabulándose para que se manifieste lo que está destinado a suceder. Qué dicha poderme sentir parte del Todo.

Existen  técnicas de alineamiento de nuestro ser con la Naturaleza y el Universo.  De forma intuitiva lo hacemos; es una llamada desde el corazón a las energías superiores pidiendo un deseo. Para ello ponemos en marcha el Poder de la Intención.

Cuando tu voluntad está alineada con la Voluntad Divina, te conviertes en un instrumento divino. Siempre y cuando tu fe no tenga ninguna fisura… y eso no es fácil de conseguir. Porque debe nacer en el corazón, no ser un producto de  la mente.

La mente produce ilusiones que terminan esfumándose.  Sólo cuando se haya disuelto el velo de la ilusión que nos mantiene en este plano más denso y material es cuando podremos ascender  y se desplegará para nosotros el significado del Plan Divino y nos sincronizaremos con él.

Mientras tanto nos movemos con esfuerzo en la infelicidad y tenemos la sensación de que vamos contra corriente; todo representa una lucha y nuestro sentimiento es de frustración sin saber bien por qué. Inconscientemente hemos forjado unas resistencias y no estamos siguiendo el plan divino creado para nosotros. Nos desgastamos en nuestra testarudez de mantenernos separados de las Fuerzas Superiores. Somos energía y pertenecemos a la Energía Universal del Amor Puro, que puedes llamar Dios o el Uno. 

Si quieres salir de ese callejón sin salida donde te mueves solo y sin encontrarle sentido a la vida puedes llamar desde el corazón a las energías superiores pidiendo ayuda:

La gran invocación es: Que la Luz, el Amor y el Poder Divino restablezcan la Presencia Divina en mi corazón y me conecten con la Voluntad Divina.