Calidad de vida desde el Amor

mujer abundanciaPodemos salir de la esclavitud de tener una mente rígida y manipuladora. Podemos trascender el ego emocional que nos mantiene atados al sufrimiento de lo que fue y lo que pudo haber sido. Podemos deshacernos de patrones de dependencias y apegos que nos limitan.

Los problemas emocionales aparecen cuando creamos hábitos de control del otro. Puede ser de forma inconsciente y puede que hasta estén cargados de buenas intensiones -por ayudar-, pero en realidad lo que estamos haciendo es MANIPULAR al otro.

Desde la creencia de que sabemos más y mejor lo que es conveniente para el otro nos comportamos desde patrones de: castigo, queja, culpa, amenaza, chantaje emocional, crítica, soborno…

Ser Observadores de nosotros mismos. Reconocer nuestras limitaciones. Tomar Conciencia de cuáles son nuestros excesos y deficiencias.  Rectificar. Estos son los pasos a dar para ser capaces de liberarnos de todo lo que obstaculiza nuestro crecimiento,  para bien de nuestra salud mental y emocional.

Todos los bloqueos energéticos se producen por estas energías emocionales negativas. Todas ellas van en contra de nuestro ser interno divino. Estar atentos a nuestro actuar y ser más tolerantes y amorosos con los demás.

Ahora comenzaremos a trabajar en nosotros los hábitos de  AMOR: apoyar, estimular, escuchar, aceptar, confiar, respetar, negociar las diferencias …

 

(Curso “Entrenamiento para la Nueva Conciencia”)

 

 

Anuncios

Somos humanos ordinarios aparentando todo está bien

mujer mayor digna

 

Somos humanos “ordinarios” mientras nuestro estado de  humanidad no sea completo, es decir, mientras no vivamos y nos expresemos desde un  corazón compasivo y puro.

Una cosa es tomar una POSTURA aparentemente positiva, una imagen de que todo está bien, sonreir de forma forzada, tener una amabilidad calculada … pero todo eso crea tensión,  agotamiento mental y frustración emocional. ¿Por cuánto tiempo se puede sostener sin que dañe seriamente nuestra salud?

Otra cosa es tener una ACTITUD positiva desde el convencimiento y la aceptación de la realidad que no podemos cambiar. Desde el corazón ser amable, paciente, desde el corazón sonreir y pedir ayuda si lo necesitamos. Declarar abiertamente que solos no podemos llevar la carga y pedir apoyo y asistencia… Eso aliviará nuestro corazón; reconocer que no somos tan fuertes ni tan valientes ni tan perfectos como desearíamos, sencillamente  somos humanos.

Somos humanos “ordinarios” porque existimos de forma fragmentada y hemos dejado muy atrás nuestra originalidad divina y eterna. Hemos perdido el sentido  sagrado que tiene la vida misma. Hemos profanado -desde la arrogancia- cada acto de nuestra vida que debería ser  entusiasta, devocional y de agradecimiento.

Desde el reconocimiento de nuestros errores y deficiencias, ahora toca tomar conciencia de la Realidad y la Verdad sin que nadie se sienta herido en su amor propio. Ahora toca salir de la ordinariez  que nos ha llevado hasta el grado de deshumanización  para recuperar nuestra condición humana de compasión y amor.