La paz interior

La paz interior es la base de la espiritualidad. Es tu espíritu, sin equívocos, bendiciéndote. Se trata de un estado de unión con la Conciencia superior que mantiene serena tu Alma, suceda lo que suceda en el exterior.

Para conseguir esa paz hay que hacer un trabajo de limpieza y purificación en nuestro cuerpo mental y emocional.

Es el Amor el que purifica y sana. Es el Amor el que transforma las emociones negativas en compasión y las energías densas las hace livianas para que fluyan con ligereza, simplificando las cosas hasta hacerlas bellas.

Allí donde había sufrimiento, la paz interior, lo transforma en aceptación y templanza.

Es así, convertido en Amor, como puedes amarte a ti mismo de forma absoluta para poder amar a los demás de igual manera.

Y para que ese Amor no se estanque y siga creciendo, pones un poco de tu Amor en cada ser vivo para volverte UNO con toda la humanidad y con la Madre Tierra.

Siente el calor y la Luz que emana de tu corazón.

Conserva la paz y el Amor en tu corazón haciendo el bien, a ti mismo y a los demás. Conserva la paz y el Amor en tu corazón, como una nueva forma de vida llena de Luz.

No se trata de creencias sino de sentir a tu Ser.

El Mundo de las Apariencias

seres azulEl Mundo de las Apariencias está en nuestra mente inferior. Trascenderlo, cruzarlo y salir de él, significa haber alcanzado la Intuición para comenzar una nueva etapa desde la Conciencia, como Observadora de sí misma y de la Realidad.

Es entonces cuando podemos entrar en una dimensión superior en nosotros mismos, donde las Almas son puro amor y compasión. Porque el Amor y la Compasión no nacen en la Mente, son estados profundos del corazón y se hallan en el Ser esencial que somos.

Si conectamos con el corazón, nos llegará la INSPIRACIÓN que precisamos para llevar a cabo este viaje hacia nuestro interior y poder salir del mundo de las apariencias, donde todo es incierto, ilusorio e inconstante.

Es preciso estabilizar nuestra dimensión espiritual, para ello y según la invocación REIKI del Amor Incondicional:

Te envío LUZ que te recuerde que eres LUZ.
Te envío LUZ para que tu cuerpo físico queme toda impureza del Ego.
Te envío LUZ para que tu cuerpo mental y emocional se vacíen y puedan entrar ligeros en el Silencio reparador.
Te envío LUZ para que tu cuerpo espiritual se inspire y fortalezca. Y con tu propia LUZ encuentres tu Camino.

Que así sea. Así es.

Estar preparado para el segundo nivel de REIKI

usuiREIKI nos lleva a entender que el poder de sanación y felicidad está dentro de nosotros. Una vez sentimos esta certeza  todo se hace más fácil. Después de tres meses de haber recibido la primera iniciación al REIKI y haber dedicado todo este tiempo, cada día, a practicar el ejercicio de auto-sanación y alineación de los siete chakras principales, es cuando uno siente el deseo de ahondar en el Camino de auto-conocimiento que brinda la enseñanza revelada a Mikao Usui.

Si hemos dedicado estos  meses a observar nuestro cuerpo físico a través de las manos, a equilibrar y armonizar nuestros centros energéticos y sentir la energía que somos  capaces de transmitir a través de la imposición de manos, ahora, en el segundo nivel de REIKI,  se nos dará tres de los símbolos sagrados para así poder canalizar, potenciar y dirigir las energías cósmicas sanadoras, con mayor precisión y fuerza.

Este segundo nivel va dirigido principalmente a equilibrar el cuerpo mental y emocional. Y además, ahora tenemos la oportunidad de sanar a distancia. Es imposible comprender su funcionamiento desde la mente porque tratar con las energías y el mundo Invisible está fuera de toda lógica. Por el poder de una intención pura y la conexión con las energías superiores del Amor Incondicional es que se logra la alineación de los chakras que se sentirá como una sensación de mejoría, relajación, más energía , ya desde  una primera sesión.

REIKI produce calor, vibración, frescura, relajación, sensación de mayor energía, visión de colores y figuras geométricas. En realidad, lo que están haciendo las energías cósmicas que transmite la persona que da REIKI, es desbloquear los chakras, activarlos, equilibrarlos y sanar desde el campo astral de la persona.

Con REIKI se puede liberar todo tipo de energías negativas. E incluso puede que le sirva de ayuda al receptor para tener un nuevo entendimiento de sus problemas y su actitud frente a ellos. REIKI penetra en los niveles más sutiles de la conciencia y del inconsciente para remover viejas energías agotadas y armonizar las nuevas energías.

REIKI, como enseñanza de la auto-sanación integral, nos permite ser canales de las potentes energías cósmicas.

REIKI nos lleva a la transformación de uno mismo hasta quedar desvelado nuestro ser original y esencial.