Registro emocional

Todo queda registrado en nuestro cuerpo emocional. Y si queremos mejorar nuestra calidad de vida y liberarnos de toda carga que nos está oprimiendo y limitando, debemos ir a la raíz de lo que nos perturba o enferma; las emociones reprimidas que están esperando ser resueltas.

Si no procesamos las emociones, éstas quedan grabadas en nuestros centros energéticos (Chakras) hasta fosilizarse, bloqueando así el fluir natural de las energías en nuestro cuerpo.

¿Qué emociones no procesadas (reprimidas o descontroladas) enferman nuestro cuerpo físico? La rabia, los miedos, la envidia, la culpa, reproches, sentimiento de abandono y desamor, vergüenza, traiciones, desilusión, frustración, …

Todo lo relacionado con acontecimientos vitales en nuestra vida que hemos reprimido emocionalmente, se enquistan y nos siguen afectando silenciosamente hasta que nos decidamos a hacerle frente y limpiar todo impacto doloroso producido en nuestra esencia.

Nuestro cuerpo energético emocional influye en el equilibrio del Alma, así como también en el equilibrio del cuerpo físico.

Nuestra historia vital queda registrada cada día de nuestra vida no sólo en la memoria. Nuestro cuerpo emocional se ve afectado si no hacemos un trabajo de extraer un aprendizaje de cada vivencia traumática o dolorosa y transformarla en comprensión y aceptación por el bien de nuestra paz interior.

Reconciliemonos con nosotros mismos. Una vez hayamos sanado la alteración energética, los otros síntomas de desequilibrio, sea físico o emocional, se resolverá por sí mismo. Seamos Observadores de nosotros mismos.

Las medicinas complementarias energéticas; como REIKI, Esencias Florales, homeopatía y otros sistemas naturales más, son de gran ayuda para conocernos a nosotros mismos.

Dejar atrás los miedos

hombre de rodillasEs necesario crear estabilidad en nuestra vida y dejar que las emociones fluyan; que entren y salgan, que ninguna de ellas quede estancada en nosotros y termine creando problemas. La mente que no es creativa es rígida, sin embargo desde la mente intuitiva fluimos.

Nuestra vida está controlada por nuestra mente subconsciente que es la mente de los hábitos/rutinas. La mente consciente, que ocupa normalmente sólo un 5% de nuestro cerebro, es la mente creativa que nos impulsa a evolucionar y responde a los estímulos. Las mentes débiles, repiten el mismo comportamiento una y otra vez, al no tener fuerza para cambiar los estímulos, por ejemplo, EL MIEDO.

Para salir de los miedos y la inseguridad, del estrés y la ansiedad tenemos que fortalecer la mente consciente. Desarrollando la mente -tomando el control de ella- nos volvemos intuitivos. Y siendo intuitivos nos identificamos y participamos con la vida desde una perspectiva mucho más amplia y clara.

A los miedos no los podemos tratar desde el razonamiento. Los miedos pueden tener mucho poder y se dedican a debilitar nuestro cuerpo emocional. Podemos y debemos sanar los conflictos mentales enseguida que aparezcan. No dejemos que crezcan en nuestro interior.

Existen trastornos hoy en día que incapacitan a las personas a llevar una vida normal. Sobre todo gente joven que padecen por ejemplo el “Trastorno Obsesivo Compulsivo” (TOC). Estos son casos extremos en donde los miedos se han hecho dueños de la persona. Hasta hace bien poco este trastorno no era considerado ni tratado con la seriedad y profundidad que precisan.

Lo importante es desarrollar la MENTE CREATIVA CONSCIENTE, y para ello existen técnicas y disciplinas como el Mindfulness, el Yoga, el Reiki, etc. que nos ayudan a cambiar malos hábitos y mejorar nuestra conducta, desarrollando la conciencia del Ser.

REIKI, gran diagnosticador.

reiki manos imposicionEngañarnos a nosotros mismos es muy normal. La Mente se encarga de disfrazar o tapar lo que no queremos ver. También por nuestra gran ignorancia sobre nosotros mismos, que tenemos dormidos nuestros sentidos internos.

Una de las cosas buenas del REIKI es que descubre y enfoca el problema, a través de la imposición de manos. La raíz del problema siempre está en lo que reprimimos, en las emociones no digeridas y que causan un BLOQUEO  en nuestro cerebro o en algún chakra, no permitiendo que fluya como es debido  la energía vital en nuestro cuerpo físico.

Si yo no me permito ponerme enferma ni ser débil, no me haré consciente de mi dolor de cabeza, por ejemplo. Pero la tensión está ahí y quizás se derive a percibirla como  ansiedad o problemas digestivos …

¿Qué origina la enfermedad? Sobre todo hablemos de lo que padece hoy en día tantísimas personas: LA ANSIEDAD, el INSOMNIO, La DEPRESIÓN .. Todas dolencias mentales que se vuelven crónicas y degradan la vida de quienes las sufren.

El origen está en las emociones que nos desbordan y vamos postergando la solución o nos invaden sorpresivamente y no sabemos cómo enfrentarnos a ellas o por el contrario es un goteo de insatisfacciones y frustración durante años que, sin darnos cuenta,  termina por anularnos.

REIKI resulta ser una herramienta fantástica para detectar la raíz de cualquier problema. Son necesarias tres sesiones mínimas para ir “limpiando” emocionalmente los cuerpos físico, mental y emocional … con un maestro de Reiki,  que tiene la capacidad de llegar al cuerpo astral de la persona, que es donde se hace la sanación.

 

Salir de la confusión

mujer ante universoNuestro cuerpo emocional necesita estabilidad afectiva y firmeza de identidad y propósito. Si no es así,  confundimos los sentimientos y los expresamos  desde  un sentimentalismo exagerado y distorsionado.

El SENTIR muestra en primer lugar nuestro  estado de ánimo pero también la sensibilidad de nuestra alma.

El AMOR, que es tan inmenso e inagotable, lo reducimos al enamoramiento ilusorio o a un afecto práctico e interesado. No somos capaces de adentrarnos en él,  descubrir su pureza y experimentar su grandiosidad y esencia  incondicional.

El AMOR queda rebajado y reducido por la energía avasalladora de los miedos y un Ego dominante.

La pureza del Amor es dada cuando la mente no interviene, no duda, no juzga, no presupone, no exige, no manipula … sólo el corazón,entonces, se entrega.

Desde la inocencia del Ser, el Amor muestra su esencia.

Pero cuando la mente no está desarrollada -centrada- confundimos la Inocencia con la Ingenuidad. Y desde la Ingenuidad somos engañados (nos dejamos engañar).

Nos dejamos engañar porque una mente débil prefiere vivir en el mundo de la ilusión... le resulta más cómodo, aparentemente. … uno se parapeta tras sus miedos.

Desde el mundo ilusorio que crea la mente débil se prefiere no ver ni oír la Verdad ni la Realidad… uno no se siente capaz de afrontarla, se infravalora y por eso ni lo intenta ….

La ilusión es vanidad y orgullo del Ego y nos ciega; nos vuelve ilusos e ingenuos. Debilita la voluntad y la energía vital.

Todo lo contrario que la INOCENCIA que nos mantiene en la pureza de nuestra esencia. Conectados con nuestra Alma.

Conocernos a nosotros mismos es el gran primer paso.

 

 

Liberar emociones

mujer arqueraPodemos imaginar -y sentir- que tomamos un arco y una flecha que queremos lanzar. Vemos que no es tan fácil como pensábamos. Tenemos que colocar la flecha en el centro, agarrarla suavemente entre dos dedos junto con la cuerda del arco y llevarla el máximo que podamos HACIA ATRÁS, tensándola, para que el impulso sea mayor y más efectivo.

Necesitamos en ese momento total concentración, plena atención, determinación pero también relajación al SOLTAR la cuerda suavemente. DEJAR LA FLECHA IR.

De igual manera para LIBERAR EMOCIONES se  TENSA nuestra “cuerda” (cuerpo emocional) la llevamos hacia atrás conscientemente (hacia atrás en la memoria y concretando el objetivo).  Con determinación, al SOLTARla nos sentimos liberados.

El ARQUERO es tu Ser. El arco es tu Yo. La flecha es la forma que utilizas para desprenderte de todo lo que ya no quieres más en ti.

La intención cuenta. La habilidad y destreza del arquero cuenta. El arco es sólo el vehículo que utilizamos; su calidad depende del arquero y su grado de anhelo de depuración para alcanzar la maestría en el arte de vencerse a sí mismo.

 

La agresividad

hombre encerradoEl miedo. La inseguridad. La desconfianza. El sentirse acorralado. Todo eso puede volver a uno agresivo.

Cuando el Amor está ausente, la educación es agresiva. Cuando no hay vocación ni ética, la Medicina se vuelve  agresiva.  La justicia es agresiva cuando aplica la ley de forma implacable (sin compasión).

La agresividad es atacar con rabia y odio. Es agresivo quien hace explosionar violentamente  su cólera,  mediante la palabra o el maltrato corporal. No hay nada que justifique esa actitud que siempre va dirigida contra el más débil.

Hay una agresividad simulada en las relaciones amorosas cuando la persona  es posesiva, manipuladora,  celosa, …

Todo lo que implique dominar al otro , anular al otro, esclavizar al otro, humillar al otro,  -sea en el grado que sea- es agresividad.

Muchas personas son coléricas de forma incontrolada y después de sus reacciones  hirientes se sienten culpables. Estas manifestaciones de irritabilidad incontrolable es debido a un exceso de ‘fuego’ en su hígado. Deberían cuidar su dieta y hacer por equilibrar la energía en sus chakras, sobre todo el del Plexo Solar.

Todo tiene una razón de ser, también cuando hay un carácter colérico o irritable uno se debería preguntar ¿qué me pasa?, ¿dónde me afecta? ¿cómo puedo mejorar mi carácter? ¿cómo sanar mi corazón herido, mis emociones pasadas?

Es posible cambiar nuestra actitud, mejorar nuestro ánimo. Y es de agradecer.

 

Dedicarnos a conocernos

mujer meditacionLa dedicación a reconocer nuestro ser -quien somos en esencia-no tiene fin y lo que en un principio es un entrenamiento para crear esa disciplina de reconocimiento y conexión con nuestra naturaleza , en la segunda etapa se convierte en un fluir armonioso, al sentirnos dueños/as de nuestra vida.

Partimos de la base de que para no ser manipulados por todo lo externo a nosotros mismos es necesario desarrollar y fortalecer el cuerpo físico y  la mente,  tomando consciencia de quién somos, adónde nos dirigimos y qué sentido le queremos dar a nuestra vida. Con ello conseguimos bastantes cosas beneficiosas:

Deshacernos de viejos hábitos y condicionamientos  que nos impiden avanzar.

Crear en nosotros una actitud positiva, conectando mente y corazón.

Vivir plenamente cada momento, de forma consciente y agradecida.

Reconocer nuestras limitaciones y aceptarlas.

Reconocer nuestras cualidades y potenciarlas.

Aumentar la energía vital de forma armoniosa y beneficiosa.

Hacernos responsables de nuestra salud y vida enteramente y decidir vivir en armonía con nosotros mismos y con nuestro entorno.

¿Cómo? En primer lugar:

 

 Soy Observador/a de mi mismo/a.  Tomo Conciencia de mi cuerpo físico.

Cada semana  trabaja una cualidad con la intención de afianzarla como parte de tu carácter y personalidad. No se trata de cambiar la naturaleza de tu ser sino de conocerla y desarrollar aún más tus cualidades. Recupera la esencia de ser tu mismo/a, espontaneo/a,  con la confianza de que lo mejor que tienes para dar es a ti mismo/a y no lo que esperan los demás de ti.

Nuestro carácter está ligado e interrelacionado con nuestros órganos. Si hemos acumulado mucha rabia y frustración  eso afectará a nuestro hígado. La tristeza y las penas presionan nuestros pulmones. Y así un largo etcétera que iremos aprendiendo y tomando conciencia de que nuestra Salud debe ser integral; cuidando  el cuerpo físico, el cuerpo mental, el cuerpo emocional y el cuerpo espiritual por igual.

LA ATENCIÓN EN TÍ MISMO/A.- No se trata de aprender algo nuevo sino de prestar atención para reconocer  y contactar con tu propia naturaleza.

En primer lugar, vamos a aprender a ser OBSERVADORES/AS y lo conseguiremos a través de la respiración consciente.  Soy observador/a de mi cuerpo, de mi mente, con el fin de conocerlos; saber cómo trabajan, conocer sus necesidades. Aprendo a escuchar mi cuerpo.

LA ACTITUD ADECUADA.-  Sinceridad, libertad de expresión, autenticidad.

Soy observador/a  de mí SER; no soy mi cuerpo, tengo un cuerpo. No soy mi mente, tengo una mente.

SIN CULPAS, SIN VERGÜENZA,  SIN MIEDOS.

 

El cuerpo Emocional

chakras serEl ser humano normal se mueve en dos Planos : material y  mental. En estos dos Planos uno mismo representa a todos los personajes de su historia personal: el guionista, el espectador y el actor. O también es el acusado, el testigo y el juez al mismo tiempo.  Viviendo  limitado en estos dos Planos de baja frecuencia se crea sufrimiento, conflicto y desgaste emocional.
Existe un tercer Plano fuera de la Mente: El Plano astral, en donde se es únicamente el Observador. Aprender a ser el Observador neutro de nuestras emociones y reacciones conseguiremos  purificar las diferentes energías que afectan y alteran  nuestros órganos y cerebro.
Por ejemplo: las obsesiones bloquean las energías creando angustia. El miedo disminuye la energía vital llegando por momentos a sentirnos paralizados por la ansiedad. La tristeza dispersa nuestra capacidad de concentración y atención y nos mantiene en la oscuridad del desaliento. El sentimiento de culpa nos ata al pasado  no dejando sanar las heridas y renovarnos.
La señal de que la energía vital está fluyendo correctamente en nosotros, es el sentimiento de amor y alegría que ésta produce   a nivel físico y mental,  simplemente por el hecho de sentirnos emocionalmente en paz y armonía.
¿Cómo liberarnos de las emociones negativas como el  miedo y la culpabilidad? Todos los días dedicarnos media hora a armonizar los siete centros energéticos principales de nuestro cuerpo etéreo, desde la respiración consciente rítmica.
Llevando hacia el interior los cinco sentidos para entrar en un estado de quietud y meditación. Poniendo la atención en el interior del entrecejo -tercer ojo- donde se encuentra el cuerpo astral.
La meditación irá creando poco a poco  armonía en tu interior y en tu entorno. Con la respiración rítmica -5 minutos- desarrollarás la fuerza de voluntad y purificarás tu cuerpo emocional.

El despertar de la Conciencia

hombre sincronicidadLo que los Mayas llamaron “el fin de los tiempos” se referiría al estado de supervivencia en el que ha estado sometido el ser humano, desde su actitud de limitación y miedo. Separado y olvidado de su parte divina.

La nueva Era que se abre para la humanidad es un tiempo en el que, gracias al despertar de la Conciencia, nos facilita alcanzar la comprensión y vivencia de los planos superiores. Y todo ello, no es más que un cambio cualitativo y sustancial que tiene que ver con una elevación de vibración de lo denso a lo sutil, o sea de lo material hacia lo espiritual, de la limitación a lo ilimitado.

Se dice que, el poder energético solar proveniente de la Galaxia, está intensificando la fuerza de la intención, por lo que toda persona con deseos de evolucionar y mejorar su calidad humana, se está sintiendo con mayor fuerza de voluntad, mayor intuición y mayores deseos de armonizarse con la divinidad (el Amor Puro)… aunque sea de forma inconsciente, aunque esa persona no le ponga nombre a sus elevados sentimientos, es igual, se sentirá fluir y crecer.

Se trata de expandir nuestra Conciencia para que restaure los patrones de salud e integrar nuestra estructura física a la nueva vibración solar y planetaria.

El cambio ya está sucediendo, y está en nuestra Conciencia que suceda en armonía y nos beneficiemos de esta nueva frecuencia que expresa las cualidades superiores de nuestro espíritu.

Hazte responsable de tu salud y bienestar físico; cuida tu alimentación, tu descanso. Atiende tu cuerpo emocional y espiritual; aprecia el silencio y la quietud. Únete a la Conciencia Divina desde tu corazón,  para que te sientas capaz de irradiar  serenidad, Paz y Amor a toda la humanidad.

Cómo me vivo en el día a día?

mujer arbol inclinado por Cristiana Ceppas¿Me vivo sintiéndome entusiasta por la vida? ¿Me vivo desde una actitud de víctima?  ¿Vivo mi vida de manera inconsciente, sin valorarla? ¿Me vivo de forma responsable y consciente?

Convirtiéndome en Observador de mi mismo voy a sorprenderme de cuán fácil es para la mente el engañarme con respecto a la idea que tengo de mi mismo. También, siendo Observador de mi mismo, me daré cuenta de los patrones adquiridos que rigen mi personalidad, de los hábitos heredados y conductas rígidas que han anquilosado al ser que soy.

Este ser esencial -nuestra esencia- ha quedado envuelto y escondido bajo todas esas capas que se han ido adhiriendo desde el día que llegamos al mundo y que han ido conformando nuestro carácter, nuestras creencias y nuestra personalidad. Pero nuestro ser ha quedado asfixiado en el fondo de todas estas ideas ajenas y en realidad actuamos en la vida desde ese personaje  que creemos ser.

¿Cómo me vivo en el día a día? Es la pregunta primera para convertirnos en Observadores de nosotros mismos.  Es el primer paso para descubrir nuestra realidad y reconocernos.

Hasta qué punto nuestras decisiones son tomadas genuinamente, sin el peso del “DEBERÍA” que anula nuestros deseos más profundos. Sin el peso de lo que es RAZONABLE que limita y coarta  nuestra espontaneidad y libertad.

¿Cuándo y dónde se perdió y quedó atrás nuestro niño interior – la inocencia y pureza de nuestro ser-?

Te sugiero te hagas Observador de ti mismo. Primero observando tu cuerpo físico. Conociendo sus necesidades. Escuchar sus avisos. Aprender el lenguaje de nuestro cuerpo es esencial para prevenir enfermedades. Tenemos que responsabilizarnos por nuestra salud. Por nuestra felicidad.

El cuerpo físico es nuestra vestimenta. Y de la misma manera que nos importa nuestra imagen y nos gusta vestir bien, con ropa y colores que nos favorezcan, con tejidos limpios que nos resulten agradables, de igual manera debemos atender a nuestro cuerpo físico.

Luego vendrá el ser Observadores de nuestro cuerpo mental,  nuestro cuerpo emocional, nuestro cuerpo espiritual  … tenemos mucho que aprender sobre nosotros mismos. Este puede ser un buen momento.

 

(este escrito es parte del curso de “Entrenamiento para la Nueva Conciencia”)