Relativizar la vida

Lo que no acepto ni entiendo de mi mismo se convierte en tortura.

La auto-exigencia, es motivo de tortura mental porque el sentido de perfección jamás llega a satisfacerse. Todo lo que se piense o haga en exceso produce desequilibrio y desarmonía.

La frustración genera pensamientos densos que presionan el cerebro y limitan la capacidad de pensar correctamente. La frustración ahuyenta la alegría de ser.

La angustia es una preocupación magnificada, fuera de control, que nos causa tormento mental.

EJERCICIO PARA RELATIVIZAR Y DESTENSAR LA VIDA.- Imaginemos que somos una hormiga subiendo por el dedo gordo del pie de un humano… ¡gran aventura! pero cualquiera que sean sus conclusiones, -llegue hasta donde consiga llegar- serán falsas, aunque eso no tiene ninguna importancia ni relevancia para el humano …y ni siquiera para ella misma …

Lo mismo ocurre a nuestra escala ¡todo es tan relativo! …

Auto-exigencias

mujer-corriendoLa auto-exigencia,como exceso,  fácilmente   deriva en enfermedad  si no  detenemos a tiempo esas auto-imposiciones desmedidas y ese ritmo feroz que nos obligamos seguir.

Además de crear insatisfacción e infelicidad, finalmente puede crear crisis de ansiedad y otros  trastornos mentales como  miedos, obsesiones, depresión y fobias. ¡Y hasta los niños ya comienzan a padecerlas!

De ahí la importancia de conocerse a uno mismo. La importancia de ser Observadores del personaje en nosotros que, en este caso, exige más y más, pero no encuentra el límite para sentirse satisfecho consigo mismo y disfrutar de la vida.

Son patrones quizá heredados o característica del propio carácter y naturaleza, que pasan a un primer plano de forma inconsciente y exagerada. Querer destacar, necesitar reconocimiento, sentirse valorado … puede ser  un aliciente y nos ayuda a avanzar, pero cuando ya se convierte en un desafío más allá de nuestras limitaciones y una sobre-exigencia y sobre-esfuerzo, termina por repercutir desfavorablemente en nuestra salud física, mental y emocional.

El sistema educativo de competitividad no favorece en nada. El que los padres hagan comparaciones entre los hermanos o exijan a sus hijos más allá de sus capacidades, son el caldo de cultivo para tener adultos infelices.

Conócete a ti mismo. Acepta tus limitaciones y disfruta de tus talentos. Desarróllate al ritmo que tú te marques, de manera que te permita disfrutar  de la vida.

Valora las pequeñas cosas de la vida. Respira hondo.

 

 

La auto-exigencia y auto-crítica

mujer de papelEl Ego necesita reconocimiento y gobierna desde el miedo y la inseguridad. Nunca nada es suficiente para un Ego perfeccionista pero inseguro. Nunca nada parece perfecto o aceptable desde un Ego exigente y crítico. Siendo ésta nuestra realidad, la infelicidad está garantizada, aunque la persona sea exitosa y aparentemente lo haya conseguido todo en la vida. Porque nada le parece suficiente.

Teniendo estas cualidades y actitudes, de auto-exigencia y auto-crítica,  no se es capaz de amar enteramente  y uno siempre está en la duda de si es suficientemente querido. Siempre pondrá continuamente en la balanza lo que él ha dado por si el otro ha dado  menos …

La persona auto-exigente seguramente viene de una familia que ha cuestionado su valía o le ha exigido y recriminado sobre el perfeccionamiento de las cosas.  Si ya estaba en su naturaleza esta faceta que resulta muy admirable cuando uno desea superarse a sí mismo, en exceso, puede llevarle a  sentirse  desgraciado pues jamás consigue estar contento consigo mismo.

Nunca se es bastante bueno. Tomar conciencia de ello como raíz del propio conflicto interno, puede ser el punto de partida para lograr una transformación en sí mismo.

¿Cuál es el miedo debajo de nuestro impulso de juzgarnos tan duramente?

Tenemos que crear una nueva manera de vivirnos a nosotros mismos. Sin juzgarnos.

Ahora, cuando el miedo se muestra, lo reconocemos y nos enfrentamos a él. Vamos a ir al centro de nuestro corazón y desde ahí  vamos a observar nuestros actos, sin juzgarlos, aceptándolos. Prestando atención al lado positivo.

Sólo se está libre del miedo cuando la mente es capaz de observar el hecho sin interpretarlo y sin identificarlo o catalogarlo con nada. Simplemente vamos a ser Observadores del yo … que  sobre-actúa …

No podemos deshacernos del miedo reprimido o de un mal hábito como la auto-exigencia desde la mente misma. No vamos a crear un mayor conflicto batallando desde el ego.  Solo vamos a posicionarnos desde la Conciencia como Observadores de la mente … y es así como se ella se debilitará y nuestra Conciencia se fortalecerá.

Es así como, poco a poco, comenzaremos a actuar desde nuestra Conciencia -nuestra real naturaleza- en lugar de hacerlo desde el Ego.

 

(del curso “Entrenamiento para la Nueva Conciencia).

Dejar ir

mujer bailandovelosDejar ir todo lo que me inmoviliza y no me permite ser yo mismo. Eso significa liberarme.

Dejar de identificarme con el Ego: este es el momento de la transformación.

Dejar ir la inconsciencia y crear una nueva manera de vivir las situaciones, desde una perspectiva más amplia y real.

Dejar ir los miedos; miedo a no ser suficiente para los demás, miedo a no ser querido, a que pase algo malo, miedo a perder, miedo al futuro, miedo a la muerte …

Dejar ir  las resistencias que me impiden  ser yo mismo.

Dejar ir el pasado que me persigue y dejar ir el pasado que llevo sobre los hombros.

Dejar ir palabras como “malo”, estúpido”, “no puedo”, “es muy difícil” …

Dejar ir la auto-exigencia que me crea una ansiedad y frustración continua.

Ahora comienza la etapa de comprender y sanar las heridas internas desde la compasión y la aceptación. Acercarme a mi verdadera naturaleza..

Ahora sólo queda enfrentarme a la memoria y despojarla del dolor, aceptántome, comprendiendo sus orígenes y permitiéndome cerrar todos esos capítulos de mi vida que quedaron abiertos -y escondidos- para poder renacer y ser yo mismo.