Focaliza la intención

hombre pescandoEl pescador lanza su red a la inmensidad del océano. Es la red la herramienta de pesca pero es la INTENCIÓN del pescador, al lanzar la red, la que crea la posibilidad de pescar.

Visualizo el deseo en mi corazón y lo lanzo al Universo: desde ésta dimensión hacia más altas esferas.
Mi INTENCIÓN es conectar con la Energía Superior del Amor Incondicional que da vida y forma a todas las cosas.
 
Puedo crear con ella la experiencia que mi corazón anhela.
Visualizar, diseñar  y crear.  Desde el Poder del chakra del Tercer Ojo. Pero desde el Poder de la Inocencia y la confianza absoluta. La Fe y la certeza, de que así será.
Me muevo a mi universo interior para sincronizar mi pulso vibratorio con el del Universo Infinito.
La Conciencia en mi  -mi espíritu-  ES en la inmensidad de la Conciencia Universal donde aguardan las mejores posibilidades para atraerlas hacia mi.
SENTIRLO como ya concedido el deseo; los sentimientos deben darlo por  hecho y ser de alegría … ya solo queda dar las gracias y esperar, porque el momento adecuado lo decide Dios.
Anuncios

Lo que llamamos casualidades

atardecer y pajarosA cómo funciona el Mundo de lo Invisible, le llamamos casualidades… y sin darle mayor importancia, seguimos nuestro camino. Esas casualidades, si les prestamos atención, si las observamos desde una perspectiva más amplia y libre de condicionamientos, es entonces, cuando vemos las maravillas que surgen del Mundo de lo Invisible y no de una mera casualidad.

Debemos hacernos conscientes que atraemos a las personas y situaciones que están en sintonía con nuestro propio estado y en sintonía con  nuestros propios pensamientos. Por eso tantas veces se reafirman en su mala suerte los pesimistas diciendo cosas como “ves, te lo dije que no iba a tener suerte” …

Cuando elegimos y ponemos nuestra intención en actuar desde la actitud correcta. Cuando nuestro hacer es impecable. Cuando estamos atentos y relajados, centrados en nuestro propósito. Cuando tenemos todos los asuntos saldados y vivimos enteramente en nuestro Presente. Entonces, estamos alineados con la Naturaleza y el Universo.

Entonces, es cuando el Mundo de lo Invisible  se abre y se pone a nuestro servicio y nuestros pensamientos -que son energía- conspiran para materializarse.