Cerrar círculos

circulo 2Para re-encontrarnos a nosotros mismos, primero tenemos que vivir la experiencia de sentirnos perdidos o hacernos conscientes de que nos hemos alejado y no sabemos volver … ¡queremos retomar la vida desde nuestro Ser!

Por eso la vida se ajusta en forma  de círculos o etapas; trazamos el comienzo, vivimos girando sobre ideas y pensamientos, hasta encontrarnos con su origen para entonces cerrarlo.

No es correcto dejar círculos sin cerrar (sin haber aprendido la enseñanza que llevaban en sí) o se repetirán los mismos errores indefinidamente, sin entender qué pasa.

Para comprender, primero nos hemos de sentir confundidos o reconocer nuestra ignorancia,  solo entonces aparece el entendimiento. (Pedir ayuda es muy bueno)

Para sabernos personajes en el teatro de la vida,  tendremos que descubrir  que existe un guionista y un director de la obra… y observarnos desde fuera de ese papel adquirido … para relativizar su importancia, quitarle rigidez y para desprendernos del apego a él.

La vida, son diferentes etapas formando círculos, puede ser una superficie plana contenida dentro de varias circunferencias. Algunos la viven de forma repetitiva, sintiéndose “cercados”, girando siempre sobre sí mismos … y otros aprovechan para viajar a su centro,  convirtiéndolo en una “esfera celeste” que utilizan para elevarse … y expandirse …

 

 

El cuerpo emocional

abrazo
 Nuestro cuerpo emocional nos envía señales pero le ignoramos… no queremos escuchar lo que no queremos saber… ‘algo anda mal en mi’, ‘no soy feliz’, ‘me he equivocado’ … vivir en la inconsciencia y echarle la culpa al otro parece más fácil y posponemos una y otra vez, el encuentro con nosotros …
Somos los causantes de nuestros estados negativos emocionales. De nosotros depende y es nuestra responsabilidad generar salud y paz interior, trabajando en nosotros la moderación y la armonía a través de tener buenos hábitos y una actitud sincera y positiva.
¿Qué estoy haciendo mal -yo-, en qué me estoy equivocando  que no consigo relacionarme con los demás con facilidad? ¿En qué estoy fallando que siempre termino enfadado y decepcionado? ¿Estoy teniendo demasiadas expectativas, estoy exigiendo a mi pareja se comporte como yo quiero sin dejarle espacio para ser él/ella  mismo/a? … etc.
Dejar de echarle la culpa al otro. Dejar de justificarnos. Reconocer nuestras debilidades y limitaciones y enfrentarnos a nosotros mismos necesita de valentía y sinceridad.  ¡Que alivio cuando damos este paso! De pronto las tensiones de nuestro cuerpo desaparecen. Sentimos como si nos hubiesen quitado un gran peso de encima. Respiramos con desahogo.
Podemos trascender el ego emocional y sus manifestaciones de manipulación, posesividad, dependencia y apego. Si queremos vivir en paz con nosotros mismos y los que nos rodean debemos armonizar y sanar nuestro cuerpo emocional.
Transformándonos en seres humanos más perceptivos, intuitivos, conscientes y sinceros con nosotros mismos, conseguiremos conectar nuestro cuerpo emocional con el corazón y poder así reconciliarnos con nosotros mismos…
… Y hagas lo que hagas, hazlo desde tu corazón…