Entrenamiento de vida

hombre circulo de oroEl entrenamiento que obligatoriamente hacemos para aprender a vivir es arduo y nos lleva toda la vida, sobre todo si somos soberbios e ignorantes.

Las inseguridades y los miedos nos inmovilizan muchas veces y nos sentimos bloqueados, literalmente, sin capacidad para poder avanzar.

La vida te desafía para que te fortalezcas y no decaiga tu ánimo y energía.

La vida te reta cada vez de forma más sutil o de forma directa para que no te acomodes dando sólo lo mínimo de ti. Te lleva a situaciones que te inmovilizan o te empuja a la fuerza provocando nuevos cambios.

La vida te sacude para que no te conformes, para que no te quedes en el papel de víctima y no elijas el camino de ser deshonesto contigo mismo. Toda resistencia traerá más conflicto y sufrimiento.

Si sientes que la vida te trata mal, toma Conciencia de ti mismo. Obsérvate y procura mejorar tu actitud y tus hábitos.

Si crees que la vida ha sido injusta contigo. Sé justo ahora contigo mismo y date una oportunidad más. Nunca es tarde.

Equilibra tu mente y tu corazón; tu pensar y tu sentir,para que haya armonía y paz en tu vida.

Si los centros energéticos están abiertos y libres de impurezas emocionales, tu energía se refinará y expandirá tu Conciencia.

Entonces dirás que habrá valido la pena vivir porque habrás encontrado la`Dicha y la Plenitud en ti.

Vivir sin pasión de vivir

Hay que corregir con urgencia el vivir sin pasión de vivir. Y es cuando la desesperanza ha llegado al Alma.

Existen diferentes tipos de pasiones pero aquí nos centramos en LA PASIÓN DEL ALMA. La PASIÓN, como estado del Alma, es el ánimo por la vida en sí misma, en todo su potencial.

Cuando la pasión del Alma está despierta, todos los sentidos parecen multiplicar sus efectos. Y así es; la belleza,la fragancia, el placer, pero sobretodo el AMOR se desborda por todos los poros de la piel, de forma neutra y pura, por el simple hecho de sentir la vida.

El Amor se desgrana en alegría, esperanza, dicha, gozo…y parece todo lo mismo pero no lo es, porque todas estas emociones vienen de muy adentro; de la fuerza y poder de un Alma sana.

La persona de Alma apasionada no tiene miedos, no se cuestiona las cosas, no duda,no juzga … vive desde la corrección, confianza y certeza de su Conciencia.

La persona de Alma apasionada es altamente sensible, pacífica. En su sentido del Amor no tiene cabida el”yo” como objetivo. Este tipo de persona es espiritual sin proponerselo ni hacer esfuerzo por ello porque de forma natural ama a todos y a todo.

El cuerpo energético

hombre equilibrio yogaNuestro cuerpo energético nos impulsa e incita a actuar. La energía vital  estimula  la expansión de nuestra Conciencia.

La energía se estanca y obstaculiza el movimiento si no la usamos. Si tenemos poca energía nos volvemos perezosos.  La pereza es flojedad, falta de energía vital.  Nos dicen que hay que vencer la pereza pero si no hay energía vital resulta imposible tener  voluntad para actuar. No es una cuestión de imposición o razonamiento. si no hay energía vital una persona se siente incapaz de tener ánimo y fuerza para moverse.

A muchos jóvenes los tildan de perezosos y no es que no tengan energía, la tienen, pero les falta MOTIVACIÓN. Son lentos o pesados para moverse en las obligaciones impuestas. Se pasarían el día durmiendo porque nada les motiva, en un mundo material donde se aplasta la creatividad y no existen referentes más allá de los futbolistas y cantantes famosos …

El vago es una persona que no termina por decidirse, le falta determinación. Y al no saber en qué dedicar su vida se vuelve ocioso. Las personas que no encuentran su sitio para estar y ser, se vuelven “vagas”; sin objetivo ni espacio propio.

Para crecer como seres humanos necesitamos  CONCIENCIA ; “energía evolutiva”.

El tiempo nos ayuda y se encarga de desperezarnos. El sufrimiento es una prueba evolutiva que, aunque no necesario (el sufrimiento) para muchos es la única manera de aprender, debido a las resistencias que ponemos para deshacernos del egoísmo de forma voluntaria.

El aprovechamiento de nuestras facultades y nuestra realización personal serían los dos objetivos a tener en cuenta para sentirnos bien con nosotros mismos.

La pereza mental o física es una cuestión energética. Hay que comer alimentos frescos, descansar apropiadamente y hacer ejercicio. Hay que subir el ánimo creando energía vital y controlando la mente. Sintonizar con la Naturaleza y con la Madre Tierra. Prestar atención a nuestra respiración y hacerla consciente.

No te conformes en ser menos de lo que eres. Ten ambición en crecer y avanzar como ser humano.