Claves para conectar con uno mismo

arbol de la vida yang-yinAhora es el mejor momento. Ahora es el tiempo perfecto para disfrutarlo.  Ahora comienzo a amarme a mi mismo y a la vida completamente.

Estas son las primeras diez claves que pueden determinar un CAMBIO positivo en nosotros:

  1. Partiremos de la creencia de  que lo que  buscamos ya lo poseemos. Vamos ahora a descubrirlo.
  2. Cada persona tiene un grado evolutivo diferente y no hemos venido a una competición sino a participar y compartir.
  3. O sobrevives de forma automática o despiertas la Conciencia y te haces dueño de tu vida.
  4. Sentir y percibir son las dos acciones más importantes para conocerte a ti mismo.
  5. Ámate a ti mismo y atraerás a las personas adecuadas a tu alrededor.
  6. Comparte todo lo bueno que hay en ti, sin miedo.
  7. Cierra los ojos, lleva tus cinco sentidos hacia tu interior, pon la atención en tu corazón, permite que la mente entre en quietud, respira consciente y lentamente… conectarás con tu Ser esencial.
  8. Escucha tu corazón; tu maestro interior, tu intuición.
  9. Fluye con la vida. Vuelca tu creatividad y talento en algo que te haga sentir entusiasmo. No importa el resultado. No importa la opinión de los demás. Sé tu mismo.
  10. Equilibra en ti las energías femenina y masculina. Siéntete parte de la Naturaleza y del espíritu universal.

 

 

Anuncios

Así es. Ahora.

manos abiertas al solLa Vida sólo puede conjugarse en presente si la estamos viviendo conscientemente.
“Todo llegará” es una frase de falso consuelo para los que disimulan su impaciencia, su inconformismo con su vida o su excitación ilusoria por lo que puede venir después.
Hablan en futuro  los que pretenden confiar en la suerte fortuita, para que mejore su vida,  y así  suavizar su desesperanza. No se sienten capaces de elegir y crear su propia suerte.
También dejar para mañana las cosas por hacer, suele ser una forma de quitarse responsabilidades o escurrir compromisos;  el miedo al fracaso…
Viviendo el AHORA como única realidad, desaparecen los velos de lo que son meras expectativas que llevan tarde o temprano a la frustración y decepción.
Viviendo en el AHORA como única realidad,i desaparecen los velos de la intranquilidad y las expectativas.
La vida ocurre ahora. La vida sólo tiene Presente. La vida es un continuo desafío. 

¿Cómo te sientes?

mujer con mochilaDesde mi posición como terapeuta tengo la oportunidad de ver y reflexionar sobre cómo los humanos podemos llegar a estar tan ‘incompletos’ -sintiéndonos vacíos- debido a que no hemos tomado consciencia de quién somos.

Las dos preguntas más importantes al comenzar la consulta son: ¿Cuál es el motivo que te ha traído aquí? y ¿Cómo te sientes?

Normalmente, la respuesta a la primera pregunta, es poco clara,  demasiado vaga y llena de justificaciones (usando la coletilla de ‘por culpa de’). Pero lo más sorprendente es que al hacer la segunda pregunta muchas personas responden ‘no sé’ y les cuesta mucho expresarse o  son incapaces de saber la causa de lo  que les pasa  …

Y esto es debido a que viven alejadas de sí mismas, de su sentir y de sus emociones. Mejor no saber para no sufrir. Mejor mentirse a sí mismos y no tocar los temas que pudiesen hacer daño.

El presente está tan entrelazado al pasado o mejor dicho, su pasado está tan vivo en su presente que al  preguntar cómo se sienten tienes que hacer hincapié y repetirles varias veces AHORA . Y te miran perplejas, sin entender muy bien a qué te refieres, porque su sufrimiento es actual aunque su sentir haya quedado  perdido en el tiempo.

Entonces, por decir algo,  achacamos la amargura o depresión a que la pareja no le entiende y no la hace feliz… por ejemplo. O que la madre le destrozó la vida  … mil posibilidades.

Sin más  justificaciones, AHORA es lo que importa. ¿Cómo te sientes ahora?. ¿Y qué realmente te hace sentir así? Y si te sientes mal por algo que sucedió ya hace tiempo, tendrás que enfrentarte a ello y comenzar a madurar, sanando emocionalmente, asumiendo el pasado preguntándote, “¿qué enseñanza tiene para mi lo sucedido?” Y es así como podrás volver a situarte en tu presente.

AHORA es lo que importa. ¿Cómo te sientes ahora? Y si dices ‘NO SÉ’. Párate a averiguarlo, porque no es bueno que no te sientas, no es normal ni saludable que te hayas abandonado y te seas indiferente a ti misma ….

AHORA qué hacer o cómo deshacer tanta maraña que no te deja ver tu presente.

Paso a paso.. Pide a alguien que te ayude. Alguien que te escuche y sepa orientarte para sanar tus emociones del pasado y ordenar tu presente. Que puedas contar tu historia sin que te afecte, perdonándote y perdonando a los demás. Con gran amor hacia ti mismo y los demás. Mirando de frente la vida.

Sé Observadora de ti misma. Escúchate. Préstate atención. Permítete realizar tus sueños. Permítete venir a tu presente.

 

Recapitulación

yo.fran espaldasAhora que los planetas me son favorables, que todo está en orden, que se ha despejado el Camino, que me siento ligera y capaz de hacer, que -por fin- soy yo y me reconozco, me acepto y puedo ver mis sombras y ,mis luces con desapego y humor…

Ahora, que los años vividos, -con todos sus amaneceres y puestas de sol de  todos los colores habidos y por haber-,  ya han sido integrados y desde la serenidad aceptados … ahora que prefiero reír  y elijo la sencillez y el silencio…

Ahora, que no busco nada, ni deseo gran cosa, ni espero nada de nadie y me dejo fluir y sorprender…

Ahora, que valoro el momento, la sonrisa, el gesto amable, la mirada cómplice, el abrazo espontáneo, la calidez del amor en todas sus manifestaciones de todos los seres vivos…

Ahora, me siento agradecida infinitamente, en paz y en armonía con el Universo y la Naturaleza.

Gracias a todos los que han pasado por mi vida y a todos los que siguen cerca, gracias.

 

 

Después o mañana

hombre en bicicleta al cielo

Creemos que nos movemos hacia el futuro pero siempre estamos en el ahora.

Creemos que es más adelante donde nos espera lo bueno de la vida …

Hoy está el frescor de lo nuevo por descubrir.

No acumulemos experiencias y creencias como rígidos referentes. No nos apalanquemos en la memoria del pasado o en recetas de otros sobre la felicidad a construir en un futuro;  nuestro presente ya está aquí y no espera.

Pensamos que la felicidad que soñamos llegará más adelante y que la podremos encontrar en algún lugar o en alguna persona. Nuestra mente nos tranquiliza diciendo que lo bueno,  sucederá después. Pero ¿para cuándo dejamos el comenzar a vivir? Ahora, sería lo más inteligente pero nos reservamos … día a día nos volvemos más exigentes o más escépticos.

La vida nos dirige y nos encauza dentro de nuestro destino tarde o temprano. ¿Podemos mejorarla? Sí, desde la conexión mente-corazón, desde la toma de conciencia y una actitud abierta y correcta.

Es desde la inseguridad y los miedos,  que nos debilitan, que no tenemos  la fuerza y la energía necesarias para ser dueños de nuestra vida…  entonces la impaciencia crece y la mente siempre está ya pensando en mañana, sin tener los pies en el suelo para ver la realidad de hoy.

Cuando se vive solo desde la mente, el ser humano tiene un campo de percepción limitado y centrado en sí mismo;  es egoísta y ambicioso. Lo contrario a la persona que vive desde su corazón y en armonía con su mente para valorar el ‘presente’; lo que la vida le brinda y mostrarse agradecido.

 

 

Perdona que insista

mujer gemaNuestra actitud es la que da valor e importancia a nuestra vida (no la actitud del otro sobre nosotros). Tenemos que sentir que es así. Para comprobarlo tenemos un desafío: salir fuera del personaje.

Cada momento de nuestra vida es importante… y su importancia y su valor, depende de nuestra actitud (no de la actitud del otro sobre nosotros). Depende de cuán presentes y vivos estamos y somos, en nuestra propia realidad. Nuestra Conciencia debe despertar y expandirse.

Tenemos que arriesgarnos a descubrir esa verdad. Tenemos que arriesgarnos a salir a la vida por nosotros mismos y HACERLA NUESTRA.

Sé Observador del personaje en ti y deshazte de él poco a poco hasta que descubras al Ser original que eres. Piensa que ese personaje sigue el rol de los patrones adquiridos de tu madre, de tu padre, de todo lo circunstancial que a lo largo de tu vida te ha ido formando; has sido formado con ideas y creencias de cómo tiene que ser la vida y cuál es el papel a IMITAR de la mujer/hombre en la pareja, en la familia, en la sociedad, etc.

… perdóname si insisto . Tu eres un ser especial, valioso. La vida nos empuja para que avancemos , para que no nos acomodemos , para que nos cuestionemos continuamente y trascendamos la mente que nos limita … no hay fracasos, hay nuevas oportunidades.

Y ahora qué

mujer iluminadaEl pasado -lo que fue y lo que fui- perpetuándose en sí mismo. La memoria, las creencias, los pensamientos siguen atados a ese tiempo que ya no existe pero se aferran a él mediante los miedos a perder…

Así que hay un esfuerzo mental y emocional por crear un espacio formal por situarme en el presente. Tomo consciencia de que tengo en contra la inquietud, la preocupación  y la inseguridad por mi futuro … que  están infiltrándose en el ahora, cuando se supone yo debería estar viviendo este momento …

Vivimos dentro de la prisa por tener. Nos empujan, nos exigen y manipulan por todos  lados. Existimos dentro de un tiempo ilusorio, engañoso y frustrante.

Es el Tiempo, quien domina nuestra mente,  quien gobierna nuestras vidas. Todo debe estar dentro de unos márgenes de tiempo material y eso ha anulado completamente la espontaneidad. Existimos dentro de un mundo cuadriculado y nuestra libertad de ser se ha quedado reducida a un  tiempo y espacio cronometrado por los intereses mundanos. Se ha quedado fuera de esa cuadrícula  la magia del instante, la creatividad y el mismo Amor.

Por un momento, deja de identificarte con la mente. Sitúate en el ahora. En este preciso momento, párate. Siente cómo te sostienen tus piernas y cómo tus pies están en contacto con el suelo; la Madre Tierra. Cierra los ojos, permítete el pararte y sentir que estás vivo. Ahora, pregúntate “quién soy”. Ahora. ¿qué problema tengo?. Ahora. ¿qué echo a faltar?. Ahora. ¿de qué tengo que dar gracias?

Ahora, no dentro de una hora. Ahora mismo, qué problema tengo y qué cosas tengo por solucionar, qué me preocupa.

Este momento, ahora, es el único que tenemos.