LAS ESTACIONES DE FRECUENCIAS

Nuestro cuerpo energético nos sostiene. Desde nuestro cuerpo energético nos sanamos, -desde nuestra Alma. En nuestro cuerpo Astral- primero emocionalmente, luego físicamente.

La vibración nos da la fuerza y nos indica el comienzo del despertar; a través de la experiencia constatamos de que somos energía. Damos paso a la acción desde la Voluntad. Y desde la palabra correcta y conscientemente dirigida utilizamos el Poder la lnvocación, Yo Soy.

La radiación brinda luz y calor en todas direcciones, también color. Primeramente desde el intelecto después desde la sabiduría innata. Por el Poder de la Intención y del pensamiento positivo, crecemos.

La emanación representa aquí lo que fluye desde el corazón y envuelve a todo el ser. Desde el Poder Creativo recibimos el Aliento primordial del Amor, evolucionamos,

“No hay límites, hay etapas”

.