Reconocerse a sí mismo/a

yo.fran vistaPrimero necesité treinta y cinco años para reconocer y nombrar mi Yo. Once años más para considerar fehacientemente de que los milagros existen y que por alguna razón o ninguna, yo estaba protegida de mis propios actos inconscientes.

Diez años más y con cincuenta y seis, se abre la tierra bajo mis pies, me hundo en ella dolorosamente, pero termino renaciendo. Me adentro en las energías del REIKI.

En noviembre de 2007, mucho después de haber viajado por Sudamérica buscando un maestro, lo encuentro en Granada, viviendo cerca de mi casa. Swami Purohit es desde entonces mi paciente y amoroso maestro que a través de la “diksha” sigo su aprendizaje en KRIYA YOGA, Mantra y Meditación.

He necesitado diez años más, para tomar plena conciencia de mi ser y de la gran ayuda del Universo que recibo continuamente. Los Caminos para llegar a la unidad con El Absoluto son insondables.

Sé que sólo desde la experiencia es que se avanza en entendimiento sobre lo que significa la vida para reconocerse dentro de ella y participar con pleno derecho y obligaciones.

No tener miedo a experimentar es imprescindible. La vida es un continuo desafío.

Hoy por hoy me siento enteramente agradecida. Profundamente agradecida.

Anuncios

Evolucionar

hombre alto montaña meditandoSi queremos crecer tenemos que hacerlo conscientemente. Tenemos que quererlo, que poner la intención y actuar en esa dirección.

La evolución del ser humano es gradual y pasa de un estado primario y mecánico a un despertar de la Conciencia que le hace anhelar su unión con la Conciencia Superior a la que pertenece.

El crecimiento trae consigo cambios, no los debemos negar ni postergar. Porque aquello que no se le permite crecer se degenera.

No existe evolución bajo un sistema educativo mecánico y represor. La creatividad es necesaria para que no terminemos destruyéndonos a nosotros mismos. Y la CREATIVIDAD nace en la libertad de SER quien uno es.

Somos capaces de desarrollarnos y evolucionar desde el AMOR, que es el estado esencial de todo ser vivo, sea racional o no. Todo lo demás es secundario y efímero.

La energía pura del Amor es la que nos hace evolucionar; elevar nuestro espíritu.

La única acción real y consciente es amar y sentirse amado. Todo lo demás es circunstancial y relativo.

Toda la atención debe estar mantenida en el corazón espiritual donde está la Fuente del Amor Puro.

Y ser agradecido.

Hacernos conscientes

ser y menteLa vida está orientada a hacernos avanzar hacia un nivel superior de Conciencia.

Si nuestro Ego se resiste a ello, viviremos en el sobre-esfuerzo y el sufrimiento. Si cumplimos con nuestra esencia, fluiremos dentro de la Naturaleza y el Universo.

Para llegar a esta “aceptación” de ser quien uno es, debemos primero conocernos a nosotros mismos y experimentar cuál es nuestro propósito de vida.

Llegar a entender un día que, cada momento de nuestra vida -cuando la vivimos conscientemente-, estamos refinando nuestro Yo, estamos atentos a descubrir nuestros talentos y preferencias así como nuestras debilidades, … y nos permitimos hacer elecciones sin sentimientos de culpa o de obligación… pero esto sucede cuando somos capaces de vivir desde nuestra Conciencia, …

Hacerme consciente significa tener Conciencia de mi mismo/a. E ir desarrollándola a medida en que mi mente está cada día más atenta en el presente, volcada enteramente en lo que hace.

Me hago más consciente de mi mismo/a cuando sé cuáles son mis prioridades y organizo mi tiempo de acuerdo a ello, aprendiendo a relativizar todo lo demás.

Me hago más consciente de mi mismo/a cuando no necesito del reconocimiento de los demás para saber que estoy haciendo lo correcto. Mi corazón ya sabe distinguir lo certero de lo sólo probable y de lo dudoso.

Me hago más consciente de mi mismo/a cuando reconozco lo que tiene valor real en mi proceso de crecimiento y eso me ayuda a asumir retos sobre mi Yo y mis emociones.

La vida diaria es una combinación de estados de conciencia que fluctúan a la par con las energías del Universo. Seamos Observadores de los mecanismos de nuestro Ego -del personaje- y sepamos distinguirlo del Yo Superior -nuestra Alma-.

Aprendamos a modificar los patrones y creencias rígidas a través de la meditación o la oración. El desarrollo de la Conciencia nos trae un cambio de percepción, de entendimiento y de intención.

No se trata de nuevos sistemas sino de una Conciencia amplificada a nuevas visiones de nuestro Ser.

Reiki y Yoga, para experimentar

cropped-yo-fran-9La comprensión de mi propósito de vida se la debo principalmente al REIKI y al Yoga y a todas las experiencias extrasensoriales que he ido vivenciando a lo largo de mi camino espiritual.

Escribí hace tiempo en el Blog: “Yo no me considero terapeuta ni sanadora; entiendo que soy facilitadora. Porque lo que hago es facilitar la autonomía, la autogestión y la libertad del otro para sanarse. Facilito la comprensión y doy la guía para que el otro despierte su Conciencia y se descubra a sí mismo con todas esas cualidades y aptitudes para sanarse y ser feliz”.

Es un largo proceso de formación donde la teoría es lo que menos cuenta.

Hace pocos días dí un curso del segundo nivel de REIKI y entregué al comienzo de la clase un pequeño manual de unas diez páginas. Uno de los participantes lo miró con sorpresa y no pudo evitar mostrar su decepción diciendo “¿esto es todo?” …

Me di cuenta de cuán mentales podemos llegar a ser. Están los sentidos tan entorpecidos y embotados que ni se pasa por la mente que es sólo desde el SENTIR que podemos llegar a experimentar el desdoblamiento y expansión de la Conciencia. De forma natural, sin drogas, desinhibiendo nuestra rigidez mental, es posible.

Para ello tenemos que reconstruir nuestras creencias y patrones mentales. Deshacernos de toda la información que sólo entorpece nuestro avance. La mente crea inseguridad, escepticismo, miedos …

Para poder sentir hay que salir de la mente. Es el primer paso. ¿Cómo? Desarrollando la concentración. Aprendiendo a dirigir la atención. Allí donde ponemos la atención va la energía.

Así que,comenzamos respirando conscientemente,poniendo la atención en las fosas nasales.Mejor con los ojos cerrados. Sintiendo cómo entra el aire fresco por las dos fosas nasales y luego cómo lo soltamos lentamente también por la nariz. Llevando los cinco sentidos a nuestro interior para sentir internamente nuestro cuerpo físico, nuestro cuerpo mental y nuestro cuerpo emocional.

Nos damos tiempo para sentir. Nos permitimos sentir, relajarnos, explayarnos, …