Las sutilezas del REIKI

reiki, corazon de luzNo hay que esperar a ponerse enfermo; mejoremos nuestra salud mientras nos sentimos con energía. Y lo recomendable es hacerlo llevando una vida sana, practicando ejercicio físico, procurando una estabilidad emocional y nutriendo nuestro cuerpo espiritual.

Comprendo que una inmensa mayoría sea escéptica cuando se habla del Reiki, de la Conciencia Superior o del mundo interior espiritual. A muchos  les molesta las palabras Dios, fe, y todas las relacionadas con nuestra parte divina. ¡Resistencias mentales!

Sin embargo, no hace falta ser un entendido para darse cuenta que tal como se está viviendo en este  mundo material, sin valores éticos, el sufrimiento físico, mental y emocional, han multiplicado las enfermedades mentales  de forma alarmante. Y cuanto más brotan las situaciones desesperantes más se alejan de las fórmulas correctas optando por medidas agresivas inclusive a nivel médico.

REIKI, así como otros sistemas naturales de sanación, funcionan mejor desde la prevención. Uno de sus objetivos es equilibrar los centros energéticos y fortalecer el cuerpo emocional y mental.

En el REIKI, desde la primera iniciación o bien en las sesiones dadas por un maestro, se transmite un Aliento de energía cósmica que impulsa a la sanación y purificación del cuerpo físico, mental y emocional. Y es la  persona receptora la que, desde su propia Conciencia expandida, la que promueve los cambios necesarios para que suceda lo mejor para ella; se van deshaciendo las resistencias.

Las iniciaciones REIKI, en sus tres niveles, propician la conexión con el Alma y las energías universales, a medida que se va purificando el ego y la energía vital se hace cada vez más sutil y logra elevarse hasta alcanzar el chakra del Tercer Ojo donde duerme la INTUICIÓN.

 

REIKI, gran diagnosticador.

reiki manos imposicionEngañarnos a nosotros mismos es muy normal. La Mente se encarga de disfrazar o tapar lo que no queremos ver. También por nuestra gran ignorancia sobre nosotros mismos, que tenemos dormidos nuestros sentidos internos.

Una de las cosas buenas del REIKI es que descubre y enfoca el problema, a través de la imposición de manos. La raíz del problema siempre está en lo que reprimimos, en las emociones no digeridas y que causan un BLOQUEO  en nuestro cerebro o en algún chakra, no permitiendo que fluya como es debido  la energía vital en nuestro cuerpo físico.

Si yo no me permito ponerme enferma ni ser débil, no me haré consciente de mi dolor de cabeza, por ejemplo. Pero la tensión está ahí y quizás se derive a percibirla como  ansiedad o problemas digestivos …

¿Qué origina la enfermedad? Sobre todo hablemos de lo que padece hoy en día tantísimas personas: LA ANSIEDAD, el INSOMNIO, La DEPRESIÓN .. Todas dolencias mentales que se vuelven crónicas y degradan la vida de quienes las sufren.

El origen está en las emociones que nos desbordan y vamos postergando la solución o nos invaden sorpresivamente y no sabemos cómo enfrentarnos a ellas o por el contrario es un goteo de insatisfacciones y frustración durante años que, sin darnos cuenta,  termina por anularnos.

REIKI resulta ser una herramienta fantástica para detectar la raíz de cualquier problema. Son necesarias tres sesiones mínimas para ir “limpiando” emocionalmente los cuerpos físico, mental y emocional … con un maestro de Reiki,  que tiene la capacidad de llegar al cuerpo astral de la persona, que es donde se hace la sanación.