El sentido interior del oído

mujer caracolaLa VOZ INTERIOR de nuestra Alma es real y poderosa. Ella nos avisa, nos previene, nos alerta ¡cuidado!, dice. ¡Paciencia!, nos dice una y otra vez. Paciencia, nos susurra para que no nos adelantemos a los acontecimientos.

Si escuchamos la Voz Interior ella nos enseña a ser “cazadores” expertos de oportunidades favorables.

Nos enseña a estar siempre despiertos y alertas ante los peligros a la vez que nos da la sabiduría de mantenernos relajados. Nos enseña a saber distinguir al enemigo antes de que nos pueda hacer daño. Pero también a aceptar las pruebas difíciles que tengamos que pasar como parte de nuestro karma.

Para desarrollar el sentido interior del oído y escuchar la Voz de nuestra Alma tenemos que aprender a adentrarnos en el Silencio y acomodarnos en él; hacernos amigos, sentirnos cómodos en él, relajados y con la mente totalmente en quietud.

Es entonces cuando el Alma nos habla y GRABA en nuestro corazón el mensaje, para que sintamos la CERTEZA -no en la mente- sino en el corazón. Y este sentimiento, una vez uno lo siente, no permite a la mente tener dudas sobre ello.

Si todavía dudas es que la mente te domina. Si todavía tienes miedos; la mente te domina.

Quien desee desarrollar los sentidos y la mente, debe trabajar en ello; existen técnicas, Hace falta voluntad, constancia y un compromiso consigo mismo.

Lo primero de todo, busca estar en el Silencio unos minutos cada día, adéntrate en él y permite que te envuelva. Pon tu atención en la respiración armoniosa y pausada y ve donde tu corazón espiritual, en el centro de tu pecho. Inhala Paz y exhala Amor … Inhala Paz y exhala Amor… Inhala Paz y exhala Amor…  fluye …

 

Percibir y Presentir

chakras 15Tu Esencia desprende un olor;  irradia y emite una vibración que se manifiesta y traduce como emoción o sentimiento … atrayendo más de lo mismo.

Así que podríamos decir que el miedo huele. La envidia huele. La alegría huele … pero la mayoría de los seres humanos han perdido el olfato, al contrario que los demás animales.

Los sentidos internos tienen esa particularidad; detectan más allá  de lo visible y concreto.  Con el sentido del olfato interno presentimos el peligro, por ejemplo. Si prestáis atención veréis que muchos animales utilizan esta facultad para su supervivencia y lo primero que hacen es  OLER para reconocer a la madre.

Pero nos negamos a PERCIBIR y PRESENTIR, dándole prioridad a la mente elemental, aferrados sólo a lo que ésta es capaz de captar.  La Mente debe ser desarrollada para que sea a través de la INTUICIÓN que podamos llegar a percibir y presentir las sensaciones más allá de lo palpable.

Cuando purificamos nuestra Esencia y conseguimos que nuestra fragancia sea de Amor y Compasión, la vida a nuestro alrededor se transforma por si misma.

Experimentemos. Alcemos la cabeza, con los ojos cerrados, abramos las aletas de las fosas nasales al inspirar  y captemos el prana o energía refinada que está en un ambiente puro y permitamos que se expanda por todo nuestro interior. Renovará y reactivará nuestra energía.