Las auto-imposiciones

Las auto-imposiciones en cuanto cubren el cupo de capacidad de aguante del cuerpo físico, mental y emocional, se desbordan, explosionan o en el peor de los casos se pudren dentro creando tumores …

La necesidad, por miedo a no ser querido o aceptado, de querer aparentar quien no se es por una idea engañosa de mostrarse más simpático, más bondadoso, más inteligente, más servicial…

La auto-imposición de ser BUENO que muchos niños “captan” como condición para ser querido y aceptado … y cómo “eso” es entendido creando unas auto-exigencias y obligaciones excesivas, desmesuradas …

Desmontar estas creencias se hace difícil y doloroso. Se hace imprescindible cuestionarnos, hacer una recapitulación, enfrentarnos a nuestra memoria y sanar al niño interior.

El corazón se resiente ante la decepción. Sufre cuando pone sus expectativas en algo fuera de si mismo. Pierde las esperanzas y la ilusión por la vida cuando se da cuenta de que sus ideales y creencias no estaban a la altura en que él las había colocado.

Por todo ello, debemos revisar nuestros pensamientos y creencias; pulimentarlas. Sólo contar con lo que nosotros mismos somos capaces de hacer. Darnos cuenta de que son los convencimientos ficticios, creados desde suposiciones y miedos carenciales los que nos han llevado a una vida de insatisfacción con nosotros mismos. Por lo tanto, se hace necesario una limpieza de los mismos.

Renovarse constantemente nos trae aire fresco, ideas nuevas y nuevas esperanzas. No tener miedo de preguntarnos “¿cuál es mi realidad?” y a partir de ahí reafirmarnos en quien verdaderamente somos.

Darnos permiso de ser nosotros mismos nos liberará de todo sufrimiento y responsabilidad que no nos pertenece.

Redefinirse

hombre viejo gorro coloresLos hábitos nos envejecen, así que podemos reinventarnos  una vez más por el simple disfrute de la genialidad en nosotros.  Vamos a deshacernos de la imagen restrictiva que tenemos de nosotros mismos.

Vamos a permitirnos descubrir qué parte de nosotros es sólo apariencia. Y qué hay de verdadero en nuestra vida.

Sepamos que no sólo existe lo que ya es evidente; aventurémonos a explorar otras posibilidades. No sólo es válido lo que creemos y de lo que hoy estamos  convencidos  puede que mañana encontremos algo que lo supere y sea mejor.

Sin nada definido o decretado, dejarnos sorprender todos los días y tener la capacidad de maravillarnos con las cosas más sencillas;  desde la ilusión y el entusiasmo por la vida.  Desde el agradecimiento.

Salirnos de las formas y de las normas porque para fluir tenemos que ser flexibles; física, mental y emocionalmente. Tenemos que deshacernos de todo el peso del pasado y de todas las preocupaciones por el futuro. ¿es posible?

Sí, es posible renovarnos. Dejar de tener reacciones predecibles y mecánicas. Salir de la densidad mental y viajar al corazón y SENTIR que somos esencia, sin forma e  infinitos.

 

 

 

Enfrentar los Miedos

hombre  manos LuzDesde pequeños nos han recordado que a este mundo hemos venido a sufrir. Así que, todos tenemos miedo a sufrir.  Y muchos se sienten merecedores del sufrimiento y lo viven con resignación. Mientras estemos en el Plano de la dualidad y mientras la mente -que tiene ese programa-  nos domine, seguiremos teniendo miedos. Unos miedos serán concretos y reales y otros miedos, los que más,  imaginarios, impuestos.

Los patrones de consciencia e identidad que hemos ido adquiriendo desde que hemos sido concebidos y nos han marcado grandemente en nuestros primeros siete años de vida, distorsionando nuestra propia naturaleza, ahora al despertar nuestra Conciencia, nos damos cuenta que en realidad no sabemos quiénes somos. Tenemos todo un trabajo por hacer  de limpieza y reconstrucción de nuestra identidad para acabar con todos los miedos e inseguridades creadas al no ser sostenidos y guiados por nuestro propio ser. Vamos a deshacernos de todas las ideas y creencias que no nos pertenecen. ¿Nos atreveremos?

Los miedos comenzaron a aparecer  desde la confusión que vivió el niño al ser sacado de su centro de inocencia y felicidad para entrar en un sistema educativo rígido de castigo y premio según eras  “bueno-malo”, “tonto-listo” y “te quiero si me obedeces-no te quiero si no obedeces”.  Desde temprano el niño debe cumplir con toda una serie de patrones inflexibles, obligatoriamente,   separándole de su “niño interior”; que representa la confianza y el entusiasmo por la vidaOlvídate, aquí no hemos venido a ser felices. 

Pero no importa ahora cómo fue o cuánto sufrimos. Este es el momento del cambio. El pasado nos sirvió de escuela de aprendizaje para saber lo que NO queremos más en nuestra vida. Ahora vamos a vivir el Presente plenamente. Este momento es único y es el único que tiene importancia y realidad. Hagamos nuestra vida efectiva, armoniosa y feliz.

Somos el resultado de la educación recibida, de las experiencias vividas, las presiones que tuvimos que soportar, las crisis de adaptación, los fracasos y los éxitos, el ser manipulados por unos y ser manipuladores de otros, víctima y verdugo… todo ello formando una Red, que ahora nos sirve para adentrarnos en el conocimiento de nosotros mismos. Tener las fuerza de salir del estancamiento, neutralizar los miedos y comenzar a hacer cambios para mejor.

En definitiva, RENOVARNOS. RENACER.

Cuando vivimos  plenamente en  el presente no nos preocupa el futuro ni nos perturba el pasado.