Entrenamiento espiritual

Tu propia sabiduría es la que cuenta.

Al subir una escalera, si me preguntas si cada escalón es igual a los siguientes, te contesto que sí, pero no por ello te debes quedar parada en el que estás e ignorar los siguientes. Tienes que seguir subiéndolos para llegar arriba, por muy iguales que sean. La escalera es simplemente el instrumento para conseguir tu objetivo de subir y llegar arriba.

De igual manera, si me preguntas si la espiritualidad trata sobre el Alma y el despertar la Conciencia y me dices “ya sé lo que es”… pues sí, ya has escuchado una y otra vez sobre el tema. La diferencia está en que cada escalón que subas te llevará a un nivel de entendimiento superior.

Cada escalón que subes, te proporciona una nueva y mayor perspectiva panorámica de la Realidad y de ti mismo.

El entrenamiento espiritual es un proceso evolutivo que nunca termina, enfocado en un objetivo: conocerse a uno mismo para alcanzar un estado interior de paz y plenitud. Es la fusión con el Ser esencial que nos habita. Nuestro espíritu eterno.

La acción siempre es la misma: A cada paso que damos estamos deshaciéndonos de todo lo inútil, si vivimos desde la Conciencia del Ser. Tenemos el control sobre los sentidos. Avanzamos desde la confianza en un Orden Superior. En el Ser Supremo. Dios.

El arte de vivir

Para tener una vida plena hace falta habilidad para no dejarse embaucar por las ilusiones ni las fantasías mentales.

Hace falta conocer y aplicar las virtudes que nos fueron dadas, como seres humanos aquí en la Tierra. Entre ellas la dignidad de ser, la integridad, la sinceridad con nosotros mismos …

Pero, sobre todo, en el arte de vivir debe haber entusiasmo por la vida y AMOR PURO en nuestro corazón, que nos ayude a expresarnos desde la inocencia y no desde la astucia y el egoísmo.

Todos soñamos con conocer el amor verdadero, el que es indisoluble, incondicional… pero existe un error de base en esa búsqueda: primero tenemos que encontrarlo en nosotros mismos: primero tenemos que ser nosotros mismos ese AMOR …

Cuando sanemos nuestro corazón y lo transformemos en puro amor, entonces, atraeremos hacia nosotros esa misma calidad de amor.

El Amor Puro es Luz que atrae Luz. Es la Energía primordial de la Inteligencia y Orden Superior. Esa Luz nos envuelve y guía, no pongamos resistencia. No tengamos miedo.

Seamos Amor.

Voluntad y superación

hombre y caminoNuestra libertad está hecha de voluntad y nuestra alma está hecha de compasión. Necesitamos de voluntad para superarnos y necesitamos de compasión para rendirnos al Amor.
Si no estoy espiritualmente enraizado a la Madre Tierra, consciente de mi ser,  y si no está mi mente entrelazada a mi alma…y si no está conectada mi esencia al Universo… la vida no tendría sentido alguno al no poder reconocer la razón de ser.

Si no me abro a comprender la inteligencia viva creadora que existe en la Naturaleza, si me resisto a aceptar que hay una Fuerza y un orden superior… y si me niego a entrar en el flujo de las energías cósmicas que mueven el Universo… la vida se convierte en un campo de batallas totalmente absurdo y cruel …

El sentido de superación está inscrito en el ser humano gracias a la nobleza del espíritu. Lo superior debe dominar lo inferior y este es el aprendizaje que hemos venido a cumplir.

Si el alma  se viese amenazada por las pasiones y los vicios,  la Inteligencia y la Conciencia están ahí para fortalecer la Voluntad e impulsarnos  a superarnos.

 

El estado de paz y amor

hombre viejo mirada intensaEl estado de Paz vibra en mí y va mucho más allá de lo que me brinda el exterior -el mundo y las personas-.  Independientemente  de lo favorable que puedan ser las circunstancias  y su temporalidad en mi vida, todo ello es ilusorio.

El verdadero estado interior de  PAZ se manifiesta en nosotros cuando conectamos con nuestro Ser esencial. Ahí, en nuestro Centro, está el núcleo primordial de nuestra esencia divina y eterna.

La Paz  es la elevada vibración de nuestra esencia. Y el Amor es la energía espiritual que conforma nuestro espíritu. La Paz y el Amor son mucho más que sentimientos; son estados del Ser. Y todavía tenemos por descubrir su grandeza y pureza.

Quedarnos en la superficie, sin explorar y descubrir quién somos, es desperdiciar la existencia y todas las maravillas que la vida nos ofrece y la divinidad nos ha regalado.

No hemos venido a este mundo de forma casual y sin un propósito. Tanta perfección ha  sido planificada por un Orden Superior y con un fundamento; somos parte esencial del Uno, del Todo.

 

El espíritu viene del Cielo, la esencia de la Tierra  y la energía de la armonía central. Los tres juntos no hacen más que Uno” (Zhuang Zi)

 

Sé observador de tu personaje.

mano y hoja… Hablamos de conectar mente y corazón… sí, sí, claro… pero seguimos en la mente dándole vueltas, queriendo, pero quedándonos en la  mente con las expectativas y el deseo… en fin, tengo mis dudas de entender qué es eso… y si podré…

Los dos hemisferios de nuestro cerebro tienen funciones bien diferenciadas y lo primero que tenemos que hacer es equilibrarlos; la parte izquierda racional y la parte derecha emocional. Obsérvate. Comienza por observarte en tu día a día, como si el yo fuese un personaje y tú (tu conciencia) la observadora y testigo. Te sorprenderás de tí mismo.

El trabajo para llegar a esa fusión de mente-corazón es tan meticulosa y concreta como arar el campo, sembrar, abonar, regar, hacer un mantenimiento de limpieza de malas hierbas, esperar y finalmente recoger la cosecha en su momento.

Requiere intención, dedicación, seguir el orden del proceso, atención relajada, sensibilidad, intuición… confianza y aceptación. Porque no sólo depende de nosotros, las energías cósmicas externas a nuestra voluntad también forman parte del Orden Superior. Y no todo, ni muchísimo menos, sale como nosotros hemos planeado…
Sólo cuando hemos desarrollado la intuición y nos hemos sincronizado con la Naturaleza y el Universo, ya  dejamos de planear… y entonces todo se hace más fácil…