El corazón por delante

codigo la flor de vida oroUna mente débil domina desde el miedo y el inmovilismo. Una mente débil es la que es incapaz de concentrarse en el Presente y sus pensamientos distorsionados van desde el recuerdo insistente de hechos pasados a la fantasía de un futuro incierto.

Una mente débil -no desarrollada y que no sabe discernir- sólo se interesa por el pensamiento inmediato y superficial,  quedándose atrapado en él, dándole vueltas una y otra vez, sin saber sacarle ningún provecho o sencillamente cambiarlo por otro o silenciar la mente.

Si queremos cambiar ésto, debemos comenzar a ejercitar la mente, de la misma manera que uno se pone a hacer ejercicio para desarrollar los músculos y la fuerza física. Existen muchas técnicas y sistemas que explican el proceso para conseguirlo. Entre ellos el Yoga, Mindfullnes, PNL, entre muchos otros.

¿Qué vamos a conseguir al desarrollar la mente y la concentración? Tener una mayor claridad mental, salir fácilmente de la duda y los conflictos, tener control sobre las emociones y  saber enfocarnos en el objetivo que queramos conseguir. Pero sobretodo, hacernos dueños de nuestra vida.

El siguiente paso es UNIR MENTE Y CORAZÓN. La Razón necesita del Sentir. La Razón sola es fría pero unida al Sentir del corazón -que es Amor-, toda acción tendrá la ecuanimidad necesaria para ser justa, correcta y plena.

Cuando el corazón vibra de dicha nos está llevando a sentir más allá de la mente.

Cuando el corazón late de alegría, es como la campanada lanzada al viento, hace resonar todo el cuerpo … más allá de la mente.

Un paso aún más allá es el de la INTUICIÓN que nos conecta con otras dimensiones superiores de nuestro Ser.

 

Sumando en positivo

hombre-manos-luzSumando  intención más compromiso, tendremos Voluntad.

Sumando atención más respiración consciente, tendremos Conciencia.

Sumando mente y corazón, tendremos conocimiento intuitivo.

Fortalezcamos nuestra identidad para no ser vulnerables ni manipulables.

Seamos íntegros y seremos libres.

Salgamos de las ideas preconcebidas y de las creencias impuestas; usemos el discernimiento.

Dejemos de buscar fuera y vayamos al encuentro de nuestro espíritu y del espíritu de todas las cosas.

Sumemos agradecimiento a nuestra vida y nos haremos humildes servidores.

 

¿Cómo sentirse vivo nuevamente?

chakras18Sepamos que la Conciencia debe estar despierta y vibrante. Tengamos presente que los niveles no-físicos de nuestro Ser no tienen limitaciones.
Cuando se pierde el entusiasmo por la vida, cuando la desgana se va posicionando en el corazón, hay que hacer un alto en el camino y reactivar nuestros centros energéticos.
Cuando nuestro cuerpo se mueve por inercia, de forma mecánica, con todo su potencial reducido al mínimo: nuestra actitud es la  de sobrevivir desde la resignación.  
Una mente debilitada a causa de  miles de pensamientos que se mueven  sin propósito ni orden  dentro del cerebro,  hace un cuerpo físico débil. Entonces,  el yo-inferior toma el mando y  actúa de forma déspota, egoísta y arbitraria. Dejaste de ser dueño de tu vida.
Para re-programar y reactivar cuerpo, mente y corazón, tenemos que desbloquear los centros energéticos (chakras) y permitir que la energía fluya por todos nuestros cuerpos y sistemas. Habrá que hacer limpieza de todo lo inútil que los está bloqueando.
La Conciencia nos prepara y guía para vivir en un estado de atención plena. Para ello tenemos primero que fortalecer nuestro cuerpo físico, hacernos responsables de él, hacer ejercicio físico, alimentarle correctamente, darle descanso.
También el cuerpo mental tenemos que desarrollarlo desde la  concentración, disciplina y meditación. Así se pondrá en marcha la fuerza de voluntad, la atención plena y la autoestima.
Cuidaremos del cuerpo emocional para potenciar el control de los impulsos y el desapego. El yoga nos brinda los ejercicios adecuados para liberarnos de todo el cansancio emocional que llevamos encima.
De vez en cuando tenemos que renovar los “armarios” de nuestra mente y corazón. Vaciarlos de todo lo que ya no nos sirve, no queremos, se ha hecho viejo. Lo peor que podemos hacer es ACUMULAR recuerdos sin procesar y cargar con nuestro pasado. Tenemos que vaciarnos.
Si nuestros centros energéticos no están alineados y abiertos, afectará a nuestro estado mental y emocional. El ejercicio de auto-sanación que brinda el Reiki, regula la energía de nuestros centros energéticos creando la armonía que necesitamos para vivir centrados en nuestro ser y conectados con las energías que mueven el Universo.
Que cada día sea el mejor día de tu vida. Si quieres, puedes.