La respiración. Ejercicio

No tienes que creer tienes que experimentar

La forma en que respiras habla de tu estado de estabilidad en todos los niveles de tu ser. Si respiras inconscientemente y de forma acelerada, tus energías están dispersas y cualquier motivo puede alterarte.

Tener el control de la respiración es de suma importancia y vital para restablecer el equilibrio físico, mental y emocional.

La RESPIRACIÓN RÍTMICA genera fuerza de voluntad. La Mente y la respiración están interconectadas y nos ayudan a tener una atención plena en nuestro día a día.

Desde la respiración consciente controlamos nuestro enfado, el estrés, la ansiedad, los miedos.

Podemos romper las limitaciones de la Mente, aquietándola y poniéndola a nuestro servicio, si practicamos cada día la meditación o simplemente sentarnos en quietud, llevando los cinco sentidos hacia adentro y haciendo una respiración rítmica y consciente; suave, lenta y profunda.

La respiración consciente tiene muchos más beneficios: Expande nuestra Conciencia. Oxigena y purifica nuestro cerebro. Amplifica nuestra capacidad de concentración. Y mejora nuestro control mental.

Si nos hacemos conscientes de la respiración, también atraeremos y "extraeremos"  del aire el PRANA que es una energía mucho más sutil y la responsable de nutrir nuestra Alma y Espíritu.

EJERCICIO: Poniendo la INTENCIÓN en centrar nuestras energías. Nos sentamos cómodamente con la espalda recta. Todo el cuerpo relajado. Boca y ojos cerrados con la atención en las fosas nasales. Al inspirar alzamos un poco la cabeza para sentir cómo entra en nosotros el oxígeno y el Prana . Retenemos unos segundos y luego soltamos por la nariz el aire sobrante. Y durante ese acto de soltar, el aire va a los pulmones y el Prana lo empujamos y lo soltamos en el Centro del Corazón. Repetimos, cinco veces en total. Descansamos unos minutos, respiración normal, poniendo la atención en el Centro del Corazón.

Anuncios

Receptores

hombre y red preciosaDos cosas: No valorar correctamente quienes somos y la falta de gratitud.

… esta inmensa crisis que lo abarca todo nos está empujando a que reajustemos estas dos energías en nosotros.

Debemos entender y sentir desde lo más profundo de nuestro ser que todo y todos  estamos  interelacionados. Que nada ocurre por casualidad. Debemos estar alertas y esto quiere decir con los cinco sentidos despiertos más el sexto que es el de la intuición.

La intuición es el receptor de las energías superiores que están ahí esperando que conectemos…

La falta de gratitud mantiene la maquinaria dormida, inconsciente; se vive mecánicamente a nivel del suelo.

Valorarnos adecuadamente -sin soberbia ni victivismo- hace que dignamente ocupemos el lugar que nos está reservado.

Limpiar la mente

manos al timo¿Os imaginais que comiesemos y comiesemos y nuestro sistema digestivo y los demás sistemas de nuestro cuerpo se mostrasen indiferentes y negados a procesar la comida… la que se armaría?

Lo mismo sucede con toda la información que entra en nuestro cerebro por los cinco sentidos. Miles y miles de sensaciones, pensamientos, ideas, emociones… todos los días…

¿Qué vamos a hacer con todo eso?… ¿Cómo vamos a cribar la basura de lo que realmente nos importa?
¿Qué efectos tiene en nosotros el no hacerlo?

Nos mostramos totalmente indiferentes y ajenos a procesar, asimilar, pensar … hemos puesto el automático para que nuestra mente funcione sola… sin ayuda de la Conciencia…

Practicando  Reiki se evidencia perfectamente el trabajo que nos corresponde hacer desde nuestra conciencia del ser; limpiamos, ordenamos, desbloqueamos, a todos los niveles; físico, mental, emocional y espiritual.

Es imprescindible hacerlo si se quiere vivir con salud, equilibrio emocional  y en paz con uno mismo.