La Quinta Dimensión

Cuando se habla de la tercera, cuarta y quinta dimensión se refiere a los distintos niveles de Conciencia, cada uno de ellos vibrando a una velocidad determinada y distinta.

¿Y qué es la Conciencia? Es la cualidad de nuestro espíritu de reconocerse en sus atributos esenciales. Es la voz interior que nos guía en lo correcto. Es el conocimiento exacto que no pasa por la Mente y es registrado en el corazón.

La lucidez, la intuición y el discernimiento son facultades de la Conciencia que se asienta en el Tercer Ojo. Para expandir nuestra Conciencia podemos hacer un trabajo interno para abrir, desarrollar estas facultades y elevar nuestra vibración.

Subamos nuestra frecuencia. No amemos más desde la Mente. Esto sólo nos crea desilusión y frustración. El AMOR nace en el corazón. La energía del Amor es la que nos sostiene y nos da fuerzas, es la que nos sana emocionalmente. Comencemos por estar en paz con nosotros mismos.

Vivir en la TERCERA DIMENSIÓN es vivir en la dualidad y el sufrimiento. Los pensamientos de duda e inseguridad dominan la mente que aprovecha para crear miedo e inestabilidad mental y emocional.

Pasar a la CUARTA DIMENSIÓN es cuando comenzamos a tener conciencia de nuestras emociones y pensamientos y trabajamos para controlarlos. Dejamos de reaccionar y echar la culpa a los demás. Nos responsabilizamos de nuestra felicidad.

Entramos en la QUINTA DIMENSIÓN cuando ya somos capaces de trascender el Plano terrenal y nos deshacemos de nuestra parte egoísta para experimentar la compasión por los demás. Sentimos que somos una UNIDAD viva junto con toda la Humanidad y todo el Universo. Es la dimensión del AMOR INCONDICIONAL, la Energía Divina.

La Conciencia es LUZ. Todos somos LUZ.

Pensamientos innecesarios

Cuando existe inestabilidad emocional parece que se hace inevitable el tener pensamientos innecesarios. Y se necesitan aclaraciones continuamente.

Son pensamientos que instigan a dudar de ti mismo. Pensamientos que te van arrinconando y te empujan a aislarte y no ver más allá de tu cuadrilátero.

Desisto a hacerme entender qué es para mi el Amor en una relación: Amor. Amabilidad y Respeto. Entrar en discusión o debate sobre ello me parece una pérdida de tiempo. No son cosas para hablar y menos exigir.

Sencillamente actuamos, somos, sin tener que dar explicaciones ni instrucciones . Ni tener que hacer exposiciones sobre lo mismo. Ni tener que llegar a la necesidad de esclarecer intenciones. Que no haga falta definir lo que es el amor y llegar al extremo de tener pensamientos innecesarios sobre ello …

Fluyamos …