Entrenamiento espiritual

Tu propia sabiduría es la que cuenta.

Al subir una escalera, si me preguntas si cada escalón es igual a los siguientes, te contesto que sí, pero no por ello te debes quedar parada en el que estás e ignorar los siguientes. Tienes que seguir subiéndolos para llegar arriba, por muy iguales que sean. La escalera es simplemente el instrumento para conseguir tu objetivo de subir y llegar arriba.

De igual manera, si me preguntas si la espiritualidad trata sobre el Alma y el despertar la Conciencia y me dices “ya sé lo que es”… pues sí, ya has escuchado una y otra vez sobre el tema. La diferencia está en que cada escalón que subas te llevará a un nivel de entendimiento superior.

Cada escalón que subes, te proporciona una nueva y mayor perspectiva panorámica de la Realidad y de ti mismo.

El entrenamiento espiritual es un proceso evolutivo que nunca termina, enfocado en un objetivo: conocerse a uno mismo para alcanzar un estado interior de paz y plenitud. Es la fusión con el Ser esencial que nos habita. Nuestro espíritu eterno.

La acción siempre es la misma: A cada paso que damos estamos deshaciéndonos de todo lo inútil, si vivimos desde la Conciencia del Ser. Tenemos el control sobre los sentidos. Avanzamos desde la confianza en un Orden Superior. En el Ser Supremo. Dios.

Moderación

agua gotas coloresLa armonía está en la moderación;  moderación dentro y fuera de nosotros. Tener una actitud confiada pero atenta. Entusiasta pero no eufórica. Alegre pero también serena. Relajada y alerta a la vez. Bondadosa pero firme.  Ordenada sin ser rígida. Flexible en su medida. Centrada en el Presente.

Es en la moderación cuando las energías del Cielo, las energías de la Madre Tierra y las nuestras propias, se fusionan y  se sincronizan. Tiene que darse esa alineación perfecta donde nada está por encima ni nada es más importante o nada tiene más volumen o fuerza para que NADA pueda obstaculizar lnuestra UNIÓN perfecta con el Todo.