¿Eres feliz?


  • La felicidad es la expresión de una afectación. Cuando algo o alguien nos motiva e ilusiona, nos inunda un sentimiento que llamamos felicidad.

Pero la felicidad es algo que se escapa entre los dedos, cuando se trata de conseguir cosas materiales o perseguir sueños. Una vez se ha conseguido el deseo o lo idealizado, se esfuma el sentimiento de satisfacción… la mente vuelve a crear expectativas.

Sentirse en paz con uno mismo es mucho más que un sentimiento, es un estado interior. Mantenerse auténtico y desapegado, ayuda a no entrar en falsas ilusiones y a estar centrado en la realidad de lo perenne.

El proceso para salir de las falsas esperanzas, supone limpiar el corazón de sentimientos de culpa, de miedos, de no sentirse merecedor, de no valorarse. También de haber sanado heridas afectivas por haber sufrido abandono, indiferencia o humillaciones.

Sentirse en paz con uno mismo significa AMARSE. Y estar preparado para amarse a uno mismo significa amar a los demás sin imposición, obligación o esfuerzo. Sobre todo, sabiendo que nuestra felicidad no depende de otros. Y esto es una gran victoria sobre el Ego y la Mente.

La felicidad es un pequeño logro en el mundo exterior. La DICHA es el presente que se nos hace y nos hacemos a nosotros mismos cuando fluimos con la vida sin esperar nada.

Anuncios

¿Cómo te sientes?

mujer con mochilaDesde mi posición como terapeuta tengo la oportunidad de ver y reflexionar sobre cómo los humanos podemos llegar a estar tan ‘incompletos’ -sintiéndonos vacíos- debido a que no hemos tomado consciencia de quién somos.

Las dos preguntas más importantes al comenzar la consulta son: ¿Cuál es el motivo que te ha traído aquí? y ¿Cómo te sientes?

Normalmente, la respuesta a la primera pregunta, es poco clara,  demasiado vaga y llena de justificaciones (usando la coletilla de ‘por culpa de’). Pero lo más sorprendente es que al hacer la segunda pregunta muchas personas responden ‘no sé’ y les cuesta mucho expresarse o  son incapaces de saber la causa de lo  que les pasa  …

Y esto es debido a que viven alejadas de sí mismas, de su sentir y de sus emociones. Mejor no saber para no sufrir. Mejor mentirse a sí mismos y no tocar los temas que pudiesen hacer daño.

El presente está tan entrelazado al pasado o mejor dicho, su pasado está tan vivo en su presente que al  preguntar cómo se sienten tienes que hacer hincapié y repetirles varias veces AHORA . Y te miran perplejas, sin entender muy bien a qué te refieres, porque su sufrimiento es actual aunque su sentir haya quedado  perdido en el tiempo.

Entonces, por decir algo,  achacamos la amargura o depresión a que la pareja no le entiende y no la hace feliz… por ejemplo. O que la madre le destrozó la vida  … mil posibilidades.

Sin más  justificaciones, AHORA es lo que importa. ¿Cómo te sientes ahora?. ¿Y qué realmente te hace sentir así? Y si te sientes mal por algo que sucedió ya hace tiempo, tendrás que enfrentarte a ello y comenzar a madurar, sanando emocionalmente, asumiendo el pasado preguntándote, “¿qué enseñanza tiene para mi lo sucedido?” Y es así como podrás volver a situarte en tu presente.

AHORA es lo que importa. ¿Cómo te sientes ahora? Y si dices ‘NO SÉ’. Párate a averiguarlo, porque no es bueno que no te sientas, no es normal ni saludable que te hayas abandonado y te seas indiferente a ti misma ….

AHORA qué hacer o cómo deshacer tanta maraña que no te deja ver tu presente.

Paso a paso.. Pide a alguien que te ayude. Alguien que te escuche y sepa orientarte para sanar tus emociones del pasado y ordenar tu presente. Que puedas contar tu historia sin que te afecte, perdonándote y perdonando a los demás. Con gran amor hacia ti mismo y los demás. Mirando de frente la vida.

Sé Observadora de ti misma. Escúchate. Préstate atención. Permítete realizar tus sueños. Permítete venir a tu presente.

 

No estés ausente

hombre alto cimaNo dejes pasar la vida sin vivirla plenamente.

Respira conscientemente.

Pon atención en las fosas nasales mientras respiras y sitúate en este momento.

Ahora deshazte de las tensiones que hay en tu cuerpo para dejar espacio a lo nuevo.

Lleva tus cinco sentidos hacia tu interior y siente: estás vivx.

Cambia el sentimiento de opresión y limitación por ESPACIO … expande la Conciencia de Ser. Sal de la mente y siente.

Permítete ser quien eres.

Ve al centro de ti mismx.

Agradece.

Tu eres el dueñx de tu destino. De tu felicidad.

Desde la aceptación de lo que no puedes cambiar.

Sé feliz.