Reiki sin envoltorio

Para dar REIKI hay que salir de la Mente. Pero también para recibir REIKI uno debe estar abierto y sin expectativas.

La Mente es como un ENVOLTORIO que nos separa del “mundo invisible” donde se mueven las energías. Para que éstas fluyan con libertad es necesario salir de la Mente y permitir que las energías cósmicas sanadoras de REIKI se infiltren inteligentemente -son capaces de transformarse y dirigirse allá donde son necesarias- purificando, reactivando y regenerando, nuestros cuerpos físico, mental, emocional y espiritual.

Según la tradición REIKI de Mikao Usui, una vez iniciada una persona en REIKI, ésta puede acceder de forma gradual, a los estratos más íntimos de su esencia y convertirse en Canal receptor de las Energías Superiores para su propia sanación y también para beneficio de los demás.

La sanación que ofrece no se limita al cuerpo y la mente, sino al espíritu. Si existe en una persona una energía mal dirigida o una energía que está bloqueando algún centro energético, REIKI puede transformarla y liberarla.

En REIKI se utilizan símbolos muy potentes como códigos invocadores a la energía universal. Cualquier malestar o enfermedad física posee un equivalente a nivel emocional. Una sanación emocional produce una experiencia liberadora en todos los sentidos.

La Energía REIKI está unida a esta Fuerza Sanadora que ha sido utilizada desde hace miles de años por maestros sanadores.

No es algo que permite discusión o interpretación. Simplemente ES.

Iniciación al REIKI

yo dando reikiRecibir la iniciación al REIKI (transmitida de forma personal por un maestro) significa la apertura y bienvenida a un nivel superior de Conciencia de ti mismo en conexión con la Conciencia Superior. Cada iniciación (existen tres niveles) te da la energía necesaria para impulsarte en tu voluntad de crecer en todo el esplendor como ser humano y divino. Más allá de lo que te puedes imaginar.

La decisión de iniciarte en REIKI no es un deseo de la mente. No eres tú quien eliges, es el Universo y la Naturaleza quien te preparan para este encuentro que es sagrado. REIKI es un regalo en tu vida. Está fuera de la lógica. Viene de otras dimensiones superiores.

No es necesaria ninguna experiencia previa y puede recibirla cualquier persona de cualquier edad, incluso niñ@s. Después de la alineación y activación de los centros energéticos (chakras) queda a tu disposición todo lo necesario para seguir creciendo y expandiéndote infinitamente.

REIKI es muchísimo más que una técnica de sanación, creer esto es limitar la poderosa acción que tiene el estar conectado a las energías superiores del universo y el ser Canal de sanación. REIKI además te da la capacidad para la revelación del camino de vida al conectarte con tu Yo Superior. Comienza a actuar entonces el “conocimiento intuitivo directo”. Esto significa una forma de facilitarte claridad, valor, integridad, libertad y auto-maestría.

REIKI potencia la sanación a través de la imposición de manos. Somos energía y REIKI nos enseña a generarla, almacenarla y canalizarla de forma correcta y beneficiosa para el Bien de todos.

Todos podemos canalizar y convertirnos en esta energía sanadora que es la del AMOR INCONDICIONAL y así ser parte dinámica en el proceso de transformación planetario que estamos viviendo.