Calidad de único

arbol dorado y raicesLa claridad mental y emocional nos ayuda a conectar con la Realidad dentro de nosotros. Sentir la Presencia de la divinidad -del Universo- dentro de nosotros nos da una dimensión superior e ilimitada de ser; nos abre la puerta a otros Planos y dimensiones de nosotros mismos. Nos ayuda a entender nuestra calidad de inmortalidad y nuestro potencial como seres de luz.

Para ello tenemos que librar una primera batalla con nuestra mente-ego y trascenderla. No se trata de tener más información ni de hacer afirmaciones positivas, no se trata de tener un mayor control mental y ni siquiera de dominar la imposición de estar sentados y en quietud largo tiempo. La realización espiritual  nace en el corazón y para ello hay que lanzarse a experimentar, ser creativos, espontáneos, fusionarse y fluir con las energías de la Naturaleza …

Esta percepción nos hace estar atentos y receptivos a la VIDA, en su UNICIDAD: El Creador y lo creado es indivisible. Forman un solo cuerpo.

Es el misterio sagrado que todavía no estamos preparados para entender. Pero sí aceptar, como acto de FE, … y permitir que la vida nos muestre los pequeños milagros que suceden continuamente.

Nada debe ser un acto obligatorio. El Silencio y la quietud existen. El Amor existe como energía suprema y ya está dentro de todo lo que tiene vida.

En la meditación contemplativa  y después de la oración espontanea,  escucha a tu corazón, conecta con el Corazón Universal. Entra en el recuerdo de lo Innombrable.

 

Nuestro mundo interior

chakras 4La energía mueve la mente. Es la energía vital la que activa nuestro poder interno. Es la energía la que mantiene activo nuestro deseo de vivir y nos ayuda a encontrar  un sentido a nuestra vida. Es la energía vital en nosotros la que activa nuestro Ser para que haga de puente entre la Tierra que nos mantiene gravitando  y el Cielo que  aspira nuestro cuerpo etérico para que volvamos a Casa … 

En el momento en el que te llega la comprensión de esta Realidad -y resuena dentro de ti- la asimilas y absorbes, ya es parte de tí; has entrado en el proceso de transformación y expansión de tu ser…  la Conciencia ha despertado.

A partir de ahí muchas cosas comienzan a estar por encima de la razón y la lógica porque la misma mente se ha expandido y ha entrado en el espacio donde la Unicidad opera.

Ahora prevalece nuestro rico mundo interior. Argumentar ya no tiene cabida; ahora solo valoramos  y agradecemos la vida.

 

Absolutos desconocidos de nosotros mismos

universo hombreDecimos “estoy hecho pedazos” cuando sentimos que algo se ha roto dentro y nos desconectamos de nuestro Ser. 

Pero esto sucede porque en realidad  ya estábamos desde hacía tiempo divididos en partes y ahí fue cuando comenzó nuestra fragilidad como seres humanos; por  el  alejamiento de nuestro centro y de nuestra naturaleza divina, como seres de Luz.

Lo tenemos todo en compartimentos que no permitimos que se mezclen para así controlarlo todo mejor -desde la Mente-. Sin embargo, debemos comenzar a entender y a experimentar que todo en nosotros está interconectado,  además de que nosotros y todos los demás estamos interrelacionados y así en más hasta comprobar que formamos una Red con todos los mundos y universos internos y externos. Somos una gota de agua del Gran Océano.

Entender y vivenciar este principio de  Unicidad. Vivir desde esta Verdad. Y esto hará  que la vida misma sea más fácil. Se trata de  adentrarse y sentirse parte del Uno, sin exclusión alguna.

Somos unos absolutos desconocidos de nosotros mismos. No nos conocemos. No sabemos por qué estamos descontentos -con nosotros mismos-. Por qué nos sentimos insatisfechos, infelices, vacíos, abandonados … Pero, ¿acaso nos paramos a escuchar a nuestro cuerpo, a nuestro corazón, a nuestra alma… ?

Ve al Centro de tu corazón espiritual. Trasciende el plano mental y permítete escuchar la Verdad que está en tu corazón. Es la Luz de la Conciencia quien te sostiene,  protege y guía. Sólo tienes que dejarte fluir dentro del Todo.

 

 

¿¡Cómo parar esta locura!?

meditacion azul y luzNo sabiendo pensar, no nos paramos a pensar. No sabiendo acallar la mente, metemos más ruido dentro del cerebro. No sabiendo descansar nos sentamos delante del televisor. Como ya no hay tiempo ni ganas para cocinar se come basura precocinada.

¿Qué hacer cuando el mundo parece ir a la deriva? ¿Qué hacer  cuando los gobernantes no están capacitados para gobernar ni han nacido líderes a quien seguir? ¿Hacia dónde dirigir la mirada para poder recuperar la confianza en la vida y en el ser humano? ¿¡Cómo parar esta locura?!

Sólo queda mirar hacia dentro. El trabajo es con uno mismo.

Sólo queda esa opción así que no perdemos nada con probar. Vayamos hacia nuestro interior.

Como estamos totalmente condicionados; primero tendremos que sacudirnos todos los condicionamientos.

Hemos almacenado demasiada información; habrá que vaciar nuestra memoria para que realmente podamos desarrollar el conocimiento.

Hay que deshacer. Limpiar. Sanar. Vaciar. ¡Que entre la Luz!

Vayamos hacia dentro, a nuestro interior. Adentrémonos y conectemos con nuestro corazón.

Ir al centro de nuestro Ser, descubrir quién somos. Descubrir nuestra individualidad y a la vez nuestra unicidad con el Todo. No somos algo separado y casual …  experimentemos la paz interior y la razón de vivir.