Los Chakras y nuestro nivel de vibración

chakras despertarCuando purificamos y  desarrollamos  nuestros vórtices energéticos pasamos de vivir una vida inconsciente y material a vivir desde una Conciencia superior. Pasamos de vivir desde una mente débil y confusa a vivir desde el conocimiento intuitivo. Pasamos de vivir en el sobre-esfuerzo y el sufrimiento a vivir desde un estado de paz interior estable.

El buen funcionamiento de nuestros centros energéticos es garantía de buena salud física, mental y emocional, y la apertura  y armonía de todos ellos  es sinónimo de evolución.

Cada chakra tiene resonancia con un color y con un sonido, que deriva de la frecuencia de vibración del mismo  y también se relaciona con un elemento: tierra, agua, fuego, aire, éter.

De igual forma que funciona una radio, nosotros también actuamos por ondas y tenemos una frecuencia; simplemente hay que sintonizar con ella para que haya más claridad y pureza en la transmisión y recepción. Una vez conseguido ésto pasamos a una sintonización mayor; con la Naturaleza y aún mayor; con el Universo.

 

 

 

 

12.12.12

No son las crisis y las catástrofes lo que debe ocupar nuestra atención, sino la gran oportunidad de iniciación espiritual –grupal que está anunciada y próxima a suceder.

No prestemos oídos a pensamientos negativos porque es contraproducente y nos aparta de la Verdad. Movámonos al encuentro de la Luz.

Tomar Conciencia es despertar y la humanidad es el medio esencial para materializar la evolución del planeta.

Meditación. Introspección. Oración.

Conexión mente/corazón/alma.

Purificarnos de todo pensamiento y sentimiento negativo, es lo que se nos pide para poder beneficiarnos del alineamiento con el Sol Central y recibir la Luz que nos arrancará los velos de la dualidad y la ilusión.

Nos estamos moviendo hacia el corazón. Significa la liberación y expansión de nuestro Ser.

¿En qué medida seremos capacer de asimilar toda esa Luz de Amor Puro? Eso ya depende de cada uno. Ese es el trabajo que nos corresponde hacer ahora mismo. Responsabilizarnos y tomar Conciencia de nuestro ser.

Desconectados de quienes somos

Al niño se le enseña un modelo de educación; si lo sigue es bueno y si no es malo.

Si no sigue el mismo ritmo de los mayores es tonto o torpe.

Si no sigue las mismas creencias es rebelde.

Sólo se le valora en la medida en que es SUMISO y OBEDIENTE.

Para cuando ese niño ha crecido y se ha formado ya el Amor en él se ha devaluado y probablemente su corazón está lleno de resentimiento, frustración, culpabilidad, rabia…

Se debe respetar la individualidad del niño para que tenga la posibilidad -es su derecho- a desarrollarse íntegramente como persona, experimentando otras realidades y poder descubrir así su propia identidad.

En el mundo moderno colocamos las ideas y creencias antes que la experiencia. Tenemos formada una «idea» sobre el amor y la vida pero ¿lo experimentamos realmente o nos quedamos en la idea…?