Silencio

bosque preciosoYa que las palabras no cubren todo el sentir, es el Silencio quien viste las emociones.

Silencio en el que se expresa el Alma.

Silencio en un acto de ensalzar  el espacio puro que desprenden  las miradas.

Sin pretender cambiar nada, sin necesidad de explicar nada. Ese silencio es el que amarra.

El Silencio también se desenvuelve, se despliega, te traga. Es el que gana las batallas.

Procuraré que el silencio sea limpio, puro. No un simple callar o guardar rabias.

Silencio interno de  fragancias excelsas, siendo el Amor lo que emana.

 

 

 

 

 

 

El encuentro con nosotros mismos

manos-sobre-pechoDesde lo más simple y cotidiano hasta el plan más elaborado, todo en la vida requiere de un objetivo y de un tiempo de preparación y desarrollo para alcanzarlo. Todo, primero es un pensamiento, una idea, que luego ejecutamos y materializamos. Podríamos hacer que todo se hiciese automáticamente y vivir robotizados, parece más fàcil no tener que pensar -eso creen muchos- pero a la larga,  uno pierde la facultad de SENTIR y de maravillarse de la vida. Vivir desde los impulsos sin control siempre termina la vida pasándonos factura. 
La mente que no ha sido entrenada para pensar y dilucidar, para ver más allá y prever las consecuencias de los actos, está expuesta a sufrir reveses, decepciones,conflictos  y fracasos… y eso es en realidad lo que nos ocurre a la mayoría de los humanos. Nos impacta lo imprevisto porque no hemos tenido en cuenta de que toda acción tiene una reacción. Y el mismo  inmovilismo -el hecho de NO haber sembrado- luego no podemos esperar que surja una cosecha de la Nada… 
Entonces nos justificamos y nos lamentamos sin saber la causa de que nos equivoquemos una y otra vez o simplemente de que nos sintamos sin capacidad para avanzar y salir de los atolladeros en los que estamos metidos.
Así que,tenemos que saber quién somos y qué queremos. Pero también qué estamos haciendo, qué nos está condicionando. O sea, TOMAR CONCIENCIA de nuestra Realidad. Aceptarla y ponernos en movimiento para  primero DESPEJAR nuestra vida de todo lo inútil (quejas, rabias, fantasías, etc.). En segundo lugar, tomar el nuevo hábito de ser Observadores de nosotros mismos. Dejar de fijarnos en los demás,  prestar atención a nuestro personaje y comenzar a caminar hacia nuestro interior para ir al encuentro de nuestro Ser esencial.
Abrir los ojos a nuestra realidad. Y eso supone una sacudida a todos los niveles de nuestro ser. Porque la realidad -en ese primer momento de nuestro despertar- es dura y cruda. Y ese mismo despertar es un proceso largo. Hay que ser valiente y tener muy clara la determinación e intención de que BASTA YA MÁS DE LO MISMO SIN SENTIDO …
Ahora hemos creado un compromiso con nosotros mismos. Vamos a necesitar una determinación definida y clara que se irá haciendo cada vez más fuerte a cada paso que debemos.
Visualiza el encuentro con tu Ser … lleva las manos al centro de tu pecho; percíbelo … puedes intuirlo cuando cierras los ojos y vas hacia adentro … es siempre amoroso … lo abrazamos …