La Paz Interior

mujer alasCualquier desequilibrio o bloqueo emocional perturba nuestra paz interior. Y SIEMPRE tenemos bullendo en nuestra mente algún problema o preocupación.

Cualquier preocupación que no enfrentamos y dejamos por resolver, sigue estando en la mente creando problemas. Y esto hace imposible que nos sintamos en paz con nosotros mismos: Esto se transforma en: insomnio. Malestar. Malhumor. Intranquilidad. Ansiedad. Enfermedades…

Los conflictos internos nos impiden tener claridad mental. Una mente débil es insegura y está llena de miedos.

Conseguir PAZ INTERIOR es la mayor riqueza que podemos lograr… pero nos parece inalcanzable … ni siquiera somos capaces de imaginar cómo nos podríamos sentir teniendo una mente y corazón en paz … sin miedos … sin conflictos …

Hoy en día está al alcance de todos métodos y herramientas para fortalecer nuestra mente, equilibrar y purificar nuestros centros energéticos, redireccionar nuestros hábitos. Descubrir quién somos y retomar nuestro Camino. Despertar nuestra Conciencia. Desde el compromiso con nosotros mismos y desde el anhelo profundo y sincero de querer hacer mejoras en nuestra vida. Es posible.

Y no se trata de creer o adquirir más información, se trata de experimentar por uno mismo… ASIMILAR, INTEGRAR, … ser constante en la dirección que hayamos elegido.

Anuncios

“… y si ….”

hombre payaso triste… hay tantas miradas tristes,… perdidas. Tantos corazones fríos,… acorazados. Tantas almas desamparadas,… desatendidas.

¿Y si hubiese elegido casarme con Juan en lugar de haberlo hecho con Pedro? ¿Y si hubiese seguido mi intuición que me decía no dejar el trabajo? ¿Y si hubiese hecho caso a mi padre …? ¿Y si…?

A la mente  le encanta entretenerse con el ‘y si …’ porque le complace torturarse y jugar a ser víctima,  en el plano de la fantasía,  y así no pisar la realidad ni estar en el Presente ni tener que enfrentarse y aceptar la verdad de su condición existencial …

El engrandecer y desfigurar lo que hubiese podido ser  termina falseando nuestra realidad. Entramos en  conflicto cuando reclamamos que la vida sea como hemos planeado o cuando exigimos a los demás que nos hagan felices.

¿Qué es cierto y positivo en mi?  ¿Qué puedo mejorar y corregir? ¿Qué puedo y quiero recuperar?

Uno está ausente de su vida cuando se ausenta de su corazón y solo se rige por su mente siendo ésta débil e inmadura.

Hay que desarrollar  la mente para que se instale en la Realidad y la Verdad… haciendo esto la mente acoplará a su pensar la Conciencia, el discernimiento, la contemplación…  el agradecimiento de ser y su posibilidad de expandirse con libertad de espíritu.