La obediencia ciega

El ser humano ha perdido la capacidad de desobedecer, de resistirse, no por rebeldía sino por derecho.

El derecho a pensar por sí mismo y decidir su Camino desde el conocimiento intuitivo de lo que es humano e inhumano; de lo que es justo y de lo que es injusto. El derecho a experimentar por sí mismo para formarse como individuo entregado al Bien común.

Sin Conciencia de SER, sin conocimiento de uno mismo, es imposible PENSAR con claridad y sin condicionamientos.

Una MENTE DÉBIL no ha sido nutrida en la reflexión, es la que no le han enseñado a pensar, le cuesta tomar decisiones por sí misma, no sabe cómo deshacerse de los pensamientos inútiles. Su capacidad de razonamiento es muy limitada. Y ya no hablemos de lo que va más allá de lo concreto; ser consciente de la Conciencia que limpia y purifica la Mente y nos lleva a visionarnos como seres completos..

Se ha perdido la habilidad de discernir, o sea de desobedecer, de decir NO cuando en nuestro interior sentimos que nos están manipulando, avasallando, mintiendo descaradamente, engañándonos … y no nos atrevemos a defendernos, no nos atrevemos a alzar la voz porque el sistema educativo y la sociedad promueve una ciudadanía sumisa.

El propósito de la vida es sencillamente vivir plenamente pero nuestra Mente crea impedimentos desde el miedo, se resiste a fluir en libertad, desde los condicionamientos y creencias limitadoras.

Toda sanación requiere de limpieza de pensamientos, hábitos, actitudes, creencias, para que haya por fin una ampliación de perspectivas y posibilidades.

No existe un único camino ni es el sufrimiento obligatorio. No podemos esperar que otros nos acepten si no nos sentimos aceptables nosotros mismos. No podemos esperar que nos amen si no nos amamos primero a nosotros mismos. A veces nos cambia la vida cuando nos atrevemos a decir NO, o a decir BASTA.

Comprender quienes somos

Descubrir la identidad de nuestro Ser

La sanación emocional comienza por el conocimiento de uno mismo. A lo largo de nuestra vida hemos construido una «falsa» identidad que nos ha ido separando de nuestra verdadera naturaleza y esencia. Esto nos hace sentir vacíos o infelices … Se hace preciso pararnos, deshacer lo que no nos pertenece y reconstruirnos. Se trata de un proceso que tiene varias etapas.

En las primeras etapas hace falta voluntad, disciplina y esfuerzo. Además de dedicación y perseverancia. ¿Y por qué se hace difícil? Justamente porque crecemos sin estos valores y nuestra Mente es débil y está asilvestrada … Volver a reconducir la Mente y enseñarla a pensar y fortalecer la voluntad es una tarea ardua. Requiere de unja INTENCIÓN fuerte.

Si consigues superar esta primera etapa, despertará la Conciencia y el anhelo de seguir adelante. Ya no hay marcha atrás. Ya has comenzado a sentir los beneficios que trae ser dueño de tu vida.

En las siguientes etapas ya te dejas fluir. No hay más resistencias. Te darás cuenta de que has dejado de justificarte y que tomas tus decisiones con mayor fuerza y claridad mental.

Los cinco sentidos están más alertas y se han desarrollado:

Escuchas sin interpretar.

Observas sin juzgar.

Hablas desde el respeto y la amabilidad.

Abrazas más.

Degustas la vida.

La intuición se ha despertado.

Estamos en continua transformación. Comprender quienes somos es el primer paso para conseguir la paz interior.

La Conciencia

ser y menteCuando permites que la Conciencia tome el mando de tu vida, ella se convierte en tu voz; tu nuevo lenguaje. Se convierte en tu vista; para percibir más allá de lo inmediato. Se convierte en tus oídos; para escuchar a tu corazón.

La Conciencia es una cualidad del espíritu nuestro que nos permite reconocer nuestra Esencia, en la medida en que vamos experimentando la vida y la desciframos a través de ella -la Conciencia-. Pero, cuán desarrollada y despierta está…?

La Conciencia trata sobre el conocimiento de nosotros mismos. «Tener Conciencia» es saber con certeza lo que tenemos que hacer, aunque luego no sigamos sus dictados… y aparezcan los sentimientos de culpa, cuando es la Mente quien domina …

Así que, es la Conciencia nuestra voz interior y nuestros ojos internos que visionan lo por venir y ensueñan en el mundo paralelo de las posibilidades.

La Conciencia se desarrolla en el Tercer Ojo, el sexto chakra situado en el entrecejo. Existen ejercicios de concentración que ayudan a su despertar. La Meditación y el Reiki también favorecen a su apertura.

Cómo explorar todo nuestro potencial.

Comprender la esencia de nuestro ser no es fácil. Para muchos ni siquiera existe la consciencia de que somos algo más que un cuerpo físico y de qbosqueybancoue existen otros planos o dimensiones más allá del  material y terrenal. No nos hemos adentrado en nuestro interior…

Se trata de un proceso de vida que nos lleva a la madurez y por el que no todos logran ni tan siquiera ver o valorar.

Esa inmadurez tan común en personas ya mayores es un signo significativo del poco conocimiento de sí mismos.

Sencillamente no se nos enseña a pensar, a dilucidar y reflexionar sobre nuestra vida para nuestra evolución; dándole un sentido y propósito a nuestra existencia.

Nuestra trayectoria vital es única y muchas veces la vida misma nos exige resituarnos; se trata de encontrar nuestro sitio en la vida, que se haya vacío, y ese es nuestro sentimiento -de vacío existencial- de insatisfacción, de frustración o decepción…

Se trata de restablecer el contacto con nosotros mismos; con nuestro ser esencial o si preferís llamarlo nuestro «niño interior» que quedó atrás …

Descubrir nuestro tipo de energía, nuestra naturaleza, nos ayudará a comprendernos a nosotros mismos, a aceptarnos y, sobre todo, a sacar el mejor partido de nosotros mismos. Debemos preguntarnos con toda sinceridad  ¿qué quiero hacer que no haya hecho todavía?,  ¿cuál es mi deseo más íntimo que ni siquiera me atrevo a pronunciarme a mí mismo? …

Para poder madurar debemos ser fieles a nosotros mismos y a las propias necesidades aunque parezca egoísmo de cara a los demás -que no nos afecten sus quejas- ahora toca explorar todo nuestro potencial.